Ruta de navegación

Publicador de contenidos

“Frente a la incertidumbre, Gipuzkoa se ha marcado un rumbo firme basado en el futuro y en la colaboración”

“Frente a la incertidumbre, Gipuzkoa se ha marcado un rumbo firme basado en el futuro y en la colaboración”

El diputado general Markel Olano ha afirmado en la apertura del curso de verano de Etorkizuna Eraikiz que la “principal prioridad” ante el encarecimiento de la energía y la inflación debe ser combatir las desigualdades sociales.

Foto “Frente a la...

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha afirmado esta mañana que la “principal prioridad” ante la actual situación de incertidumbre social y económica debe ser combatir las desigualdades sociales y proteger a “las personas y los colectivos más vulnerables”. El Gobierno foral ha iniciado el nuevo curso político con la apertura del curso de verano de Etorkizuna Eraikiz, en el que, a pesar de evitar “lecturas demasiado oscuras” sobre el contexto actual, ha explicado que resulta “vital” garantizar la sostenibilidad de la industria ante la actual crisis energética y se ha referido a la necesidad de dar “un nuevo salto” en la transición energética.

 “Las dificultades y la incertidumbre son grandes, así es. Sin embargo, Gipuzkoa está respondiendo con solidez y colaboración a los viejos y nuevos desafíos. Ante la incertidumbre, Gipuzkoa se ha marcado a sí mismo un rumbo firme. Una dirección clara basada en la construcción compartida de su futuro y, sobre todo, en la colaboración”, ha destacado Olano. En opinión del diputado general, la colaboración desplegada en el territorio “a todos los niveles y de manera estructural” a través del programa Etorkizuna Eraikiz da fe de esa clara dirección. “Frente a los desafíos que vengan en el futuro, confianza en nuestras instituciones, en nuestras empresas y en nuestra sociedad. Profundizando en los ámbitos de cooperación que hemos desarrollado en los últimos años, conseguiremos dar respuesta a las dificultades a corto, medio y largo plazo”, ha añadido.

El diputado general ha realizado estas declaraciones en los Cursos de Verano de la UPV/EHU, donde ha participado en la apertura de la jornada El futuro de Gipuzkoa en un contexto de cambio e incertidumbre. En este curso, en el que han participado cerca de 150 representantes del ámbito institucional, social y económico del territorio, también han tomado la palabra Eva Ferreira, rectora de la universidad; Adil Najam, decano inaugural del Centro de Estudios Globales Frederick S. Pardee de la Universidad de Boston; y Auxkin Galarraga, profesor del Departamento de Sociología y Trabajo Social de la UPV/EHU.

Tras dos años de “esfuerzo colectivo” contra la pandemia, el diputado general ha valorado la situación sanitaria “más sosegada” que se ha vivido este verano. En el inicio del nuevo curso, sin embargo, se ha centrado en “los nubarrones persisten en el horizonte”, entre los cuales ha mencionado la emergencia climática, el encarecimiento de la energía y de las materias primas, o la inflación. En este sentido, ha enumerado las principales medidas adoptadas por las instituciones vascas para hacer frente al difícil contexto económico y, sin rehuir el “impacto pernicioso” de la inflación y del encarecimiento de la energía en las empresas y familias del territorio, ha destacado los “buenos datos” del desempleo y del nivel de exportación de las empresas guipuzcoanas registrados en los últimos meses.

La amenaza del populismo

En su diagnóstico, Olano también ha mencionado la “inaceptable guerra de invasión” iniciada por Rusia y la “cruel injusticia” que está sufriendo Ucrania en estos últimos seis meses, expresando su solidaridad al pueblo ucraniano. “Me gustaría poner sobre la mesa un elemento grave que afecta a las democracias de todo el mundo. Me refiero al auge de los populismos, el individualismo y el autoritarismo. Esta es una amenaza que afecta de manera especial a Europa, en un momento histórico difícil, además”, ha subrayado.

En opinión del diputado general, las corrientes populistas sacan provecho del “aumento de las desigualdades sociales” y de la “falta de confianza en las instituciones” para “sembrar la división” en el seno de la sociedad. Por ello, según ha añadido, la cohesión social es la forma más eficaz de hacer frente a las corrientes populistas y xenófobas. “En Gipuzkoa y Euskadi no queremos a ningún Putin, Maduro, Trump o Abascal. Y para ello es imprescindible mantener la cohesión social que nos caracteriza”, ha insistido. Precisamente, ante la situación de incertidumbre, ha recalcado que la “principal prioridad” de Gipuzkoa es combatir las desigualdades sociales, protegiendo a las personas y colectivos que más puedan verse afectados por los altibajos de la economía.

Además, ha descrito otros tres pilares fundamentales para hacer frente al contexto cambiante. Por un lado, “proteger el presente de la industria y desarrollar la economía del futuro”, adoptando “con agilidad” medidas ante las nuevas tormentas que puedan llegar. “Estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos por la competitividad y capacidad de innovación de nuestro tejido empresarial. Junto con ello, es imprescindible seguir desarrollando nuevos sectores futuros”, ha sugerido.

Por otro lado, el diputado general se ha referido a la necesidad de dar “un nuevo salto” en la transición energética. Según ha explicado, el consumo global de energía en Gipuzkoa ha disminuido un 23% en la última década, gracias a la apuesta de la ciudadanía y la industria del territorio por políticas favorables a la descarbonización. Olano ha expresado el compromiso de la Diputación en este esfuerzo compartido y ha destacado que Euskadi cuenta con “una hoja de ruta sólida” en este ámbito. Ha citado los avances que está dando la industria vasca en el uso de las renovables y en la eficiencia energética, así como las comunidades energéticas que se están desarrollando en pueblos y barrios.

Por último, el diputado general también ha situado entre sus principales prioridades seguir ampliando la gobernanza colaborativa a través del programa Etorkizuna Eraikiz. “Hoy día ya no es posible poner en marcha políticas públicas eficaces sin un marco de colaboración sincero con la ciudadanía y la sociedad organizada. Estoy convencido de que conseguiremos profundizar en la democracia colaborativa. Si acertamos a avanzar a través del trabajo en común, estoy convencido de que Gipuzkoa tendrá futuro. Un futuro igualitario, verde y competitivo”, ha reivindicado.

Cambio “estructural y fundametal”

Por su parte, Adil Najam ha afirmado en su intervención que las transformaciones globales que afronta el planeta en la actualidad tienen un carácter “estructural y fundamental”. “Se trata de un cambio diferente a cualquier otro que hayamos vivido”, ha reflexionado, tras incidir en los principales problemas globales que afrontamos, tales como la pobreza, la división, la crisis de las democracias, la inseguridad, la degradación ambiental y el malestar ciudadano consiguiente, entre otros. Por el contrario, el experto de la Universidad de Boston ha recordado que la Humanidad cuenta en la actualidad con capacidades tecnológicas y científicas nunca antes vistas, con cada vez más personas muy bien preparadas y con la capacidad de producir más alimentos que nunca.

En este contexto, Najam ha propuesto varios elementos para afrontar exitosamente la incertidumbre global. En primer lugar, ha subrayado que el cambio climático ya no es un “desafío futuro”, sino un problema “presente”. “Mitigar sus efectos ya no va a ser suficiente y, por lo tanto, no se puede responder solamente con políticas energéticas, sino que exige medidas de adaptación relacionadas con la naturaleza, el agua, los alimentos y las migraciones, entre otros”.

En segundo lugar, el experto ha alertado de los cambios necesarios en las “estructuras de poder”, tal y como han demostrado la pandemia, así como de la necesidad de repensar las democracias. “No se trata solamente del populismo, sino de la falta de confianza de la ciudadanía hacia las instituciones y la política, en general”, ha apuntado. Finalmente, ha descrito la transformación que se está produciendo en “la naturaleza del trabajo” y sus efectos sociales y económicos, ante la cual ha recomendado analizar “no los efectos que ello tiene individualmente sobre cada persona, sino sobre el conjunto de la sociedad”.

  

1479