Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

“Es el momento de apoyar con total determinación el modelo de empresa guipuzcoana innovadora”

Foto “Es el momento de apoyar con total determinación el modelo de empresa guipuzcoana innovadora”

“Es el momento de apoyar con total determinación el modelo de empresa guipuzcoana innovadora”

El diputado general muestra su “compromiso total” con las pymes guipuzcoanas en la visita realizada a la empresa Zelatun en Albiztur, que ha diversificado su actividad para iniciar la producción de mascarillas.

“Es el momento de apoyar con total determinación el modelo de empresa guipuzcoana innovadora”

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha visitado esta mañana la sede de la empresa Zelatun en Albiztur, donde la compañía ha renovado recientemente parte de sus instalaciones para albergar varias líneas de producción de mascarillas. Olano, tras conocer in situ la importante inversión realizada por esta empresa familiar tradicionalmente dedicada a la fabricación de sobres, se ha reafirmado en su “compromiso y cercanía total” con las pymes del territorio y ha llamado “a mantener” la apuesta por el modelo de empresa guipuzcoana, que lleva consigo el sello de “la competitividad, la innovación y el carácter emprendedor”.

Olano, acompañado por el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Imanol Lasa, ha mantenido una reunión con la segunda generación de directivos de la firma albizturtarra, los hermanos Julen y Jon Tejeria Elola, así como con el fundador de la empresa, Julián Tejería, con quienes ha analizado la coyuntura económica actual, marcada por los efectos de la pandemia de COVID-19 y ha conocido las inversiones realizadas por la empresa.

“Nuestras empresas atraviesan una coyuntura difícil, por eso reiteramos nuestra voluntad y compromiso para estar más cerca que nunca de sus necesidades y de su realidad. Es el momento de apoyar con total determinación el modelo de empresa guipuzcoana innovadora, abierta al mundo, emprendedora, enraizada y generadora de empleo digno”, ha refrendado el diputado general. Por todo ello, Olano ha explicado que la Diputación está trabajando para seguir adoptando medidas que respondan a las necesidades “más urgentes” del tejido económico y, a su vez, manteniendo las líneas de subvención orientadas a desarrollar la competitividad, la participación y la innovación de la industria guipuzcoana.

El diputado general ha ensalzado la labor de empresas que, como Zelatun, “incluso en un contexto lleno de obstáculos”, están invirtiendo, emprendiendo y diversificando su actividad para “mantener al máximo posible la actividad y el empleo”, reforzando así su “posicionamiento y competitividad” cara al futuro. “Su esfuerzo refleja el aporte que realizan las empresas a nuestra sociedad, como motores de bienestar y empleo”, ha afirmado. Además, ha mostrado “su gratitud y reconocimiento” por la contribución que la industria guipuzcoana está realizando a la lucha contra el COVID-19.

Según ha indicado, “solamente desde el compromiso colectivo” conseguiremos sostener “la actividad económica y, así, el mayor número posible de empresas y empleos”, poniendo “freno” de esta manera al paro y al crecimiento de las desigualdades. En esa línea, ha puesto el acento en las pymes del territorio –muchas de ellas familiares– ya que suponen más del 90% del tejido empresarial del territorio, por lo que ha llamado a la “colaboración” para garantizar su “sostenibilidad actual y futura”.

En esa línea, el diputado general ha recordado que la Diputación ha activado un Plan de Recuperación Económica y Social que contempla toda una batería de medidas y programas con una inversión total de 28 millones de euros, que se prevén completar en su totalidad en octubre. Las ayudas directas han llegado ya a más de medio millar de empresas, pymes, autónomos, asociaciones, instituciones y agentes, que suman más de 10.000 empleos. Asimismo, Olano ha subrayado el esfuerzo que se está realizando desde la Hacienda foral para favorecer la liquidez de las empresas y favorecer la recuperación económica.

“Diversificar riesgos y oportunidades”

Creado en 1981 por Julián Tejeria y José Ángel Rezola en un taller de Zizurkil sobre las premisas de máxima calidad y trato directo con sus clientes, en la actualidad cuenta con medio centenar de personas trabajadoras y ocupa una planta de 6.000 metros cuadrados en Albiztur. Son los hijos de Julián, Jon y Julen, quienes dirigen Zelatun y han impulsado el último proceso de modernización de la empresa, siempre manteniendo sus señas de identidad: especialización, trabajo y excelencia de producto.

En esa apuesta por los productos de alto valor añadido, en la actualidad Zelatun cuenta en su catálogo con 260 sobres y bolsas estándar de diferente tipo. Sin embargo, todos los años salen de su factoría cerca de 2.500 modelos hechos a medida –tipos especiales de papel, diversas técnicas de impresión, formatos no estandarizados, etc.–, ámbito en el que han alcanzado un alto grado de especialización y de innovación, favorecido además por el auge del e-commerce.

Fue en abril, en pleno envite de la pandemia, cuando tomaron la decisión de fabricar mascarillas, vista la “carencia” de material sanitario existente en Europa y la “dependencia” respecto a China en este campo, según ha explicado Julen Tejeria. Tras adaptar una zona de 400 metros cuadrados en la planta e instalar la maquinaria, en julio arrancaron con la producción de mascarillas FFP2, cuya fabricación se encontraba ya a mitades de agosto “a pleno rendimiento”. En estos momentos la producción es de 18.000 mascarillas diarias, cifra que pretenden doblar próximamente.

Para este cometido han creado además la empresa Teelmask –un “reconocimiento” al aita y a la ama de los directivos, Tejería y Elola– bajo cuya marca se comercializa su material sanitario. La generación de este nuevo negocio ha supuesto la creación de cuatro nuevos puestos de trabajo, a la vez que se mantiene la totalidad del empleo en la planta de Zelatun.

A la inversión inicial, de 500.000 euros, se le sumará este otoño la instalación de maquinaria para fabricar mascarillas quirúrgicas IIR, para lo que han invertido 1,8 millones en una potente máquina de fabricación alemana, la segunda de este tipo instalada en Europa. Con ella, Teelmask prevé alcanzar la capacidad de producir 840.000 unidades al día. Asimismo, a finales de año también se lanzarán a la fabricación de mascarillas FFP3, siempre desde la premisa de comercializar un producto “fiable y de calidad”.

Según ha explicado Julen Tejería, la decisión de lanzarse al mercado de los productos sanitarios ha obedecido a la estrategia de “diversificar riesgos y oportunidades”, en un contexto en el que los procesos de digitalización pueden verse acelerados, pudiendo afectar al negocio tradicional de Zelatun. “Fabricar mascarillas no es lo mismo que producir sobres de papel, pero tiene muchas similitudes, sobre todo en lo que se refiere al corte y plegado de los tejidos, así como a la hora de imprimirlos”, ha detallado el gerente de la empresa.