Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

“El mayor reto del sector agrícola de Gipuzkoa es el relevo generacional”

Foto “El mayor reto del sector agrícola de Gipuzkoa es el relevo generacional”

“El mayor reto del sector agrícola de Gipuzkoa es el relevo generacional”

Hoy se ha celebrado la segunda edición de la jornada Gure Lurra Sembrando Futuro, con voces conocidas como Toni Nadal y Alvaro Neil, y el testimonio de cinco jóvenes que han optado por el primer sector como forma de ganarse la vida.

“El mayor reto del sector agrícola de Gipuzkoa es el relevo generacional”

El segundo foro Gure Lurra Sembrando Futuro, impulsado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y agentes del primer sector del territorio, nace como punto de encuentro entre el mundo rural y el urbano. Toni Nadal y Domingo Merino han subrayado las motivaciones que les han impulsado a los jóvenes a elegir el camino del emprendimiento en el primer sector y optar por ese modo de vida.  A la cita del Kursaal han acudido más de 500 personas, entre ellas, representantes de instituciones vascas, como el diputado general de Gipuzkoa Markel Olano, y la diputada foral de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial Ainhoa Aizpuru.

Esta jornada comenzó su andadura el año pasado dentro del proceso participativo que los agentes del primer sector están realizando sobre el futuro del medio rural del territorio. Principalmente se ha creado con el fin de dar visibilidad al primer sector, para que se reconozca la importante labor que realiza al bienestar de la sociedad y a la conservación del paisaje y del medio natural de Gipuzkoa.

En el encuentro de hoy se han analizado sobre todo la situación actual de los jóvenes en el sector primario y el relevo generacional. “Hoy en día uno de los mayores retos del sector agrícola en Gipuzkoa es el relevo generacional, incorporar nueva savia en el primer sector; y para ello, sin duda, hay que demostrar que las actividades de este sector resultan rentables, es decir, que se puede tener un modo de vida digno viviendo del caserío o de la actividad agrícola” ha señalado Markel Olano. “La Diputación Foral de Gipuzkoa no concibe una Gipuzkoa del siglo XXI sin la existencia del sector agrícola, por su influencia tanto en el paisaje, como en la cultura, en la economía, en nuestra idiosincrasia… pero hay que reconocer que puede estar en peligro” ha añadido el diputado general.

Con el relevo generacional como reto, en el año 2004 las administraciones vascas pusieron en marcha el PLAN JÓVENES AGRICULTORES, y se incluyó en el Programa de Desarrollo Rural que la CAPV presenta a la UE para poder beneficiarse de las ayudas europeas. Este programa se desarrolla en colaboración entre el Gobierno Vasco y las diputaciones, y consiste básicamente en ayudar a los jóvenes (menores de 40 años) que tienen una idea relacionada con el primer sector y quieren llevarla a cabo para elaborarla y ponerla en marcha en cinco años, mediante una dinámica de monitorización y tutorización. En definitiva, se les ofrece acompañamiento para convertir su idea en proyecto, analizar su viabilidad, y, en su caso, ayuda para su ejecución. Para ello se les da formación y se les guía mediante monitorización durante esos cinco años. La Diputación Foral de Gipuzkoa, concretamente, les otorga una especie de “beca” que puede ascender a 70.000 euros.

Desde el año 2004 hasta ahora han sido cerca de 220 jóvenes los que han pasado por este programa y se han instalado en el primer sector. En la actualidad la Diputación Foral de Gipuzkoa destina anualmente un presupuesto de casi 800.000 euros a este plan, y, de media, se incorporan 20 jóvenes al mismo.

Precisamente en la jornada han participado cinco de los jóvenes que han puesto en marcha sus empresas gracias al plan.  Es el caso de Leire Lizeaga y Joxe Ramon Arsuaga, que conocían el primer sector de cerca, y han decidido seguir con el oficio de la familia; o el de matrimonio formado por Martina Urbistondo y Jon Harreduy, que decidieron dejar su casa en la ciudad y vivir en el caserio y del caserio; o el de Aintzane Garmendia que también ha optado por ese camino. 

Después del descanso para la comida, tras saborear los mejores productos de Gipuzkoa, será Alvaro Neil, el famoso “Biciclown” quien abrirá la jornada de la tarde. Nómada, payaso, autor, documentalista y, sobre todo, insipirador. Durante más de trece años ha recorrido 117 países en bicicleta con su espectáculo de clown. Hoy ha subrayado la fuerza de la motivación y la inspiración, sin dejar a un lado su sonrisa.  Tras él, Pedro Berriotxoa y Lorea Muguruza han presentado el estudio realizado sobre la imagen de los caserios que aparece en los textos escolares. “Presentan un mundo lleno de estereotipos, que tiene poco que ver con la realidad actual” han señalado Muguruza y Berriotxoa.

Para finalizar, algunos de los protagonistas han compartido sus reflexiones sobre el primer sector en la mesa redonda. El alcalde de Donostia Eneko Goia, y la diputada foral de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial Ainhoa Aizpuru han dado por finalizado el acto. “El relevo generacional y el rejuvenecimiento del sector son los retos más importantes que tenemos en este momento; hay unanimidad al respecto, tanto por parte de la administración como por parte de los agentes del sector, y eso nos lleva inmediatamente a concluir que necesitamos más recursos. Pero al mismo tiempo, deberíamos pensar como focalizar los reducidos recursos con los que contamos a iniciativas para rejuvenecer el sector. Es una labor complicada, ya que supone destinar al plan joven los recursos dirigidos a otros objetivos, y, en definitiva, requiere sacrificar otros ámbitos, pero la estrategia exige elegir” ha señalado para finalizar la diputada Aizpuru.