Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

“La prevención sigue siendo la clave para hacer frente a la COVID-19”

Foto “La prevención sigue siendo la clave para hacer frente a la COVID-19”

“La prevención sigue siendo la clave para hacer frente a la COVID-19”

La diputada Maite Peña ha comparecido hoy en Juntas Generales y ha repasado la actuación y las medidas más relevantes activadas desde la Diputación Foral en los servicios y recursos sociales del territorio

“La prevención sigue siendo la clave para hacer frente a la COVID-19”

La diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, ha comparecido hoy en las Juntas Generales de Gipuzkoa, y en su intervención ha repasado las medidas más relevantes adoptadas desde la Diputación para hacer frente a la crisis sanitaria generada por la COVID-19 en los servicios y recursos sociales del territorio de Gipuzkoa. En su intervención, la diputada ha subrayado que “la prevención sigue siendo la clave para hacer frente a la COVID-19, y por ello, seguiremos reforzando y adaptando las medidas preventivas para reducir el impacto del virus”.

La diputada ha recordado que desde el Departamento de Políticas Sociales ha encargado la elaboración de un estudio del impacto de la COVID-19 en los recursos sociales de Gipuzkoa, donde se recogerá el balance de la crisis sanitaria, la evaluación completa de las situaciones generadas, y se propondrán una serie de acciones de mejora. La diputada ha señalado que “el documento recogerá las aportaciones de entidades, personas usuarias y familiares”, y se completará para finales de septiembre.

Por otra parte, Maite Peña ha repasado el marco de actuación, así como las medidas más relevantes adoptadas hasta la fecha, “las bases de ese trabajo de prevención continua”. La diputada ha señalado que, en primer lugar, se ha adaptado el Plan Estratégico 2020-2023 de la Diputación Foral de Gipuzkoa a las nuevas necesidades, y, en segundo lugar, ha repasado el Sistema de Vigilancia y Alerta que está activo en el seno del Plan de Choque para hacer frente a la COVID-19 en los servicios y recursos sociales de Gipuzkoa, con el objetivo de vigilar a tiempo real el avance del virus y, así, reforzar los recursos y servicios sociales.

Dicho sistema, busca evaluar el impacto de la COVID-19, para así diseñar y adecuar los protocolos de actuación; y persigue, a su vez, fomentar la prevención ante el virus. Para ello, el Sistema de Vigilancia y Alerta promueve la revisión de planes de prevención, la realización masiva de pruebas PCR preventivas, la provisión y reparto de elementos de protección, el refuerzo de las inspecciones y del asesoramiento, la elaboración de un Plan de Formación, y la apertura y adecuación de recursos.

            “Vivimos una realidad muy cambiante, somos muy conscientes de ello, y por eso, iremos adaptando e impulsando todas las medidas que sean necesarias, en base a las necesidades que demande cada momento”, ha concluido la diputada, a la vez que ha recordado que la coyuntura actual exige seguir extremando las precauciones, y que desde las Diputación Foral de Gipuzkoa se sigue realizando un trabajo continuo de prevención, contención y seguimiento desde el inicio de la crisis sanitaria.

Una persona ha fallecido en las últimas horas

Por otra parte, y en base a los últimos resultados obtenidos en las pruebas PCR realizadas a las personas usuarias de los centros residencias de personas mayores de Gipuzkoa, se han detectado cuatro nuevos positivos: dos en Alai-Etxe (Donostia), uno en Sagrado Corazón (Errenteria) y uno en Mizpirualde (Bergara). Además, una persona residente en Sagrado Corazón de Errenteria ha fallecido en las últimas horas.

Con los últimos casos, a día de hoy suman 70 casos positivos de COVID-19 entre las personas usuarias de los centros residenciales de Gipuzkoa, la cual está compuesta por 65 centros y 5.425 plazas: Hermano Garate – San Ignacio de Donostia (2), Santa Maria Magdalena de Hernani (39), Sagrado Corazón de Errenteria (17), Alai-Etxe de Donostia (10), Zorroaga de Donostia (1) y Mizpirualde de Bergara (1). Son 13 las personas que requieren de atención hospitalaria y se encuentran ingresadas, y otras 39 están siendo atendidas en la planta social del Hospital de Eibar, en el centro de referencia para la atención de casos COVID-19 derivadas de las residencias de Gipuzkoa. Desde que se dieran los primeros positivos el pasado 11 de agosto, tres personas mayores han superado la enfermedad y ocho han fallecido.