Ruta de navegación

Publicador de contenidos

“Tanto en el trabajo como en el conjunto de la sociedad, un ‘arigune’ puede ser una herramienta muy útil para superar inercias y potenciar el uso del euskera”

“Tanto en el trabajo como en el conjunto de la sociedad, un ‘arigune’ puede ser una herramienta muy útil para superar inercias y potenciar el uso del euskera”

La Diputación de Gipuzkoa se suma al Euskaraldia y activa un amplio ejercicio interno para las próximas dos semanas, en el que participarán más de 1.200 trabajadores y trabajadoras forales, repartidos en 174 ‘arigune’

Foto “Tanto en el trabajo como...

Foru jauregiaren fatxada.


Tras unos meses de trabajo de formación y de organización, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha iniciado hoy un amplio ejercicio interno, coincidiendo con la apertura de la tercera edición de Euskaraldia. Siguiendo el camino iniciado en el pasado ejercicio, la institución foral ha puesto el acento en la creación y formación de arigunes, con el reto principal de aprovechar esta herramienta para que el uso del euskera dé un nuevo salto en las relaciones en el ámbito laboral y en su uso como lengua de trabajo. Las y los trabajadores forales, así como las y los responsables políticos, han creado conjuntamente un total de 174 arigune, de manera que 1.237 personas dentro de la Diputación se han inscrito como ahobizi y belarriprest en este masivo ejercicio social para transformar los hábitos lingüísticos.

Esta mañana, la directora foral de Igualdad Lingüística, Garbiñe Mendizabal, ha destacado “la amplia participación” de las y los trabajadores y ha querido agradecer la implicación de todos y de todas, así como el esfuerzo de quienes han estado “implicados en las labores de organización”. “La Diputación Foral se ha marcado un reto o una dirección clara: cambiar hábitos en las relaciones en el ámbito del trabajo y en la elección de la lengua de trabajo, dando un nuevo impulso al uso del euskera, un nuevo salto en este sentido dentro de la Diputación”, ha explicado.

Y es que, según ha recordado, los arigune conforman una palanca muy útil “para superar inercias y potenciar el uso del euskera tanto en el trabajo como, en general, en todos los ámbitos de la vida social”. Al mismo tiempo, ha animado a toda la ciudadanía, instituciones y asociaciones a participar en Euskaraldia. “Es una herramienta positiva, basada en la colaboración, para cambiar los hábitos lingüísticos de la ciudadanía y avanzar en el uso del euskera, para dar pasos hacia una igualdad más equilibrada en la situación lingüística de nuestro territorio”, ha recordado.

Jornadas formativas, antes y después de Euskaraldia

Según ha explicado Mendizabal, desde que a principios de año la Diputación puso en marcha el proceso de creación de arigunes, se han ido creando grupos operativos departamento a departamento de forma coordinada. Posteriormente, las y los trabajadores han creado diversos arigune y se han tomado medidas para activar estos grupos. En concreto, se han organizado más de 100 sesiones formativas para las personas participantes en Euskaraldia para ayudar a los arigune a la hora de establecer sus propios y diferenciados retos.

Una vez finalizado Euskaraldia, se organizarán otras tantas reuniones de formación para intentar afianzar en el trabajo diario los cambios de hábitos lingüísticos logrados durante esta tercera edición. También se realizará un análisis de los avances en el uso del euskera en el seno de la Diputación. Los arigune son espacios acordados entre sus miembros para hablar y comunicarse en euskera, ya que en su seno todas las personas entienden euskera.

El propio Consejo de Gobierno foral decidió en su reunión del pasado 11 de octubre trabajar como “arigune permanente” durante todo el año. Es decir, resolvieron mantener el ejercicio propuesto por Euskaraldia durante todo el año –por lo tanto, durante la presente edición y en adelante–, reafirmando y reforzando la costumbre de priorizar el uso del euskera en sus reuniones.

Cinco rostros conocidos

A lo largo de esta pasada semana, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha organizado cinco conversaciones ciudadanas, entre cuyos participantes había algunos rostros conocidos, en las que dialogaban sobre Euskaraldia y el uso del euskera, difundiendo después estas conversaciones a través de las redes sociales. Además, durante el Euskaraldia podremos ver a estos cinco reconocidos ciudadanos y ciudadanas en sendos paneles colocados en la fachada del palacio de la Diputación de Gipuzkoa, animando al resto de la ciudadanía a participar también en este ejercicio social: el tiktoker Julen Portillo, la capitana del Bera Bera de balonmano Alba Menéndez, el periodista Joseina Etxeberria, el presidente de Euskaltzaleen Topagunea Kike Amonarriz y la comunicadora científica Ana Galarraga.

  

705