Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Apoyo de 1,2 millones de euros la iniciativa social del tercer sector

Foto Apoyo de 1,2 millones de euros la iniciativa social del tercer sector

Apoyo de 1,2 millones de euros la iniciativa social del tercer sector

En 2019 se han impulsado 370 nuevos proyectos de 143 entidades diferentes.

Apoyo de 1,2 millones de euros la iniciativa social del tercer sector

La diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, ha explicado hoy en rueda de prensa que “ya está en marcha la nueva convocatoria del Programa de Ayudas a la Iniciativa Social”, la cual se apoya con un total de 1.200.000€. Las entidades interesadas podrán presentar sus solicitudes desde el 7 de marzo hasta el 6 de abril. “A través de estas ayudas, seguimos impulsando y apoyando proyectos de intervención social, de prevención y sensibilización, de investigación e innovación de necesidades sociales, y también la adquisición de equipamiento”, ha detallado la diputada. Ha añadido que esas líneas de ayudas suponen “un gran apoyo para las entidades del tercer sector de Gipuzkoa, tan característico y relevante en nuestro territorio, uno de los pilares sobre el que se sustenta nuestro modelo de políticas sociales”. La diputada ha estado acompañada por Diego Larrumbide, coordinador del Club de Surf Patris, donde desarrollan, a través del deporte, diversas actividades de intervención social con personas menores tuteladas por la Diputación, familias en situación de vulnerabilidad social, como otros colectivos vulnerables.

Maite Peña ha defendido que el Programa de Ayudas a la Iniciativa Social es “una convocatoria de ayudas consolidada en Gipuzkoa” y ha añadido que, a través de esta subvención, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha destinado en los últimos 10 años 9.680.705€ a apoyar a las entidades de iniciativa social que desarrollan su labor en el ámbito de los servicios sociales. Junto al anuncio de la nueva convocatoria, la diputada ha realizado el balance del 2019, y ha resaltado que se han ayudado “un total de 370 nuevos proyectos de 143 entidades diferentes, 25 proyectos y 12 entidades más que en la convocatoria de 2018”. Ha detallado que “se han priorizado, al igual que lo hacemos en la convocatoria del 2020, los proyectos de intervención social, ya que resultan imprescindibles para avanzar en la inclusión social y en la consecución de la igualdad de oportunidades de todas las personas”.

Eso así, la diputada ha detallado que en 2019 se han ayudado 190 proyectos de intervención social de 99 entidades, con 860.000€; se han apoyado 95 proyectos prevención y sensibilización de 71 entidades con un total de 250.000€; se han impulsado con 40.000€ 10 proyectos de investigación e innovación de necesidades sociales de 10 entidades; y, por último, con 50.000€, se ha ayudado en la adquisición de equipamiento a 75 proyectos de 49 entidades. En palabras de Maite Peña, en cuanto a los ámbitos de actuación, se ha incrementado el número de programas apoyados en todas las áreas ayudadas a través de esta convocatoria, “pero esa subida se nota, especialmente, en los ámbitos de la discapacidad y la dependencia, y la inclusión social, donde se han impulsado, respectivamente, un total de 231 y 108 proyectos”.

          La diputada ha recordado que, a través de esta convocatoria de ayudas, se subvencionan las actividades orientadas “a la promoción y protección de la autonomía personal e integración comunitaria de todas las personas”, sobre todo, en los ámbitos de la inclusión social, la atención a la dependencia y discapacidad, la promoción del voluntariado, la protección a la infancia y adolescencia, la prevención de las drogodependencias, y en la atención a las mujeres víctimas de la violencia machista.

“Vivimos en una sociedad cada vez más envejecida, plural y compleja, un contexto que nos plantea grandes retos sociales, como son el envejecimiento de la población y la inclusión social, entre otros. La prioridad de la Diputación Foral de Gipuzkoa es combatir las desigualdades sociales, y es nuestra responsabilidad trabajar para convertir esos retos sociales en oportunidades para seguir creciendo”. En ese camino, ha añadido Peña, resulta “imprescindible” la labor que realizan las entidades del tercer sector, que suponen “un pilar fundamental” para el modelo de políticas sociales de Gipuzkoa: “Tenemos la gran suerte de contar en el territorio con un tejido social ejemplar, con los que seguiremos trabajando y avanzando a través de distintas vías de colaboración y cooperación”.

 

Integración a través del surf

Junto a la diputada, ha comparecido Diego Larrumbide, el coordinador del Club de Surf Patris, donde utilizando el deporte como herramienta, trabajan a través de diversos programas la integración social de colectivos vulnerables. Patris Surf es una entidad sin ánimo de lucro creada en 2014 y donde desarrollan acciones deportivas y de ocio para niños, niñas, adolescentes y colectivos con problemas de integración y socialización. “El deporte y el ocio tienen el poder de trascender las barreras de sexo, raza, religión y nacionalidad”, ha señalado Larrumbide.

A través de las ayudas a la iniciativa social, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha apoyado en el último año dos proyectos de Patris Surf, además de la adquisición de material, tanto informático como deportivo. El primero de los proyectos, está dirigido a personas menores, adolescentes, jóvenes y mujeres en riesgo de exclusión social, y a través del ocio activo y la práctica del surf, Patris Surf acompaña a esas personas que se encuentran en situaciones vulnerables. “Nuestro elemento diferencial es el deporte, cuyos valores y cultura incitan a la socialización y al compromiso. El deporte promueve la salud y el bienestar, mejora la autoestima y ayuda a desarrollar habilidades para trabajar en equipo, así como la perseverancia”, ha comentado Diego Larrumbide.

A su vez, el segundo proyecto busca contribuir a la conciliación de familias en riesgo de exclusión; es decir, a través de la práctica del surf, Patris trabaja para ofrecer una atención socio-educativa para mejorar la conciliación familiar y laboral, para que ello no sea un obstáculo para que padres y madres puedan acceder al mercado laboral. Este programa está dirigido a niños y niñas de 8 a 12 años y a adolescentes de 13 a 18, que proceden de familias en situación de vulnerabilidad social, así como a personas menores tuteladas por la Diputación. En palabras de Larrumbide, “las actividades son dinámicas y tienen capacidad para amoldarse a diferentes perspectivas y necesidades que surjan. Mediante una combinación de estrategias integrales y de cohesión de grupo, desde Patris Surf queremos encaminar a las personas que acompañamos hacia un futuro saludable, más estable y consciente de su entorno”.