Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Hacienda foral de Gipuzkoa cierra la campaña de la Renta con una mejora de 30 millones

Foto La Hacienda foral de Gipuzkoa cierra la campaña de la Renta con una mejora de 30 millones

La Hacienda foral de Gipuzkoa cierra la campaña de la Renta con una mejora de 30 millones

El Impuesto sobre Patrimonio crece en 10 millones hasta alcanzar los 74 millones de recaudación

La Hacienda foral de Gipuzkoa cierra la campaña de la Renta con una mejora de 30 millones

La Hacienda foral de Gipuzkoa ha cerrado la campaña de la Renta de 2017 con un resultado negativo de 22 millones, lo que mejora en 30 millones el monto final del ejercicio anterior. El diputado foral de Hacienda y Finanzas, Jabier Larrañaga, ha hecho una valoración muy positiva del saldo de la “gran” campaña de 2017, en la que la institución foral devolvió 266 millones e ingresó 244 millones. El motivo de la mejoría, según ha ahondado, es la buena marcha de la economía, que sigue estable en fase de crecimiento. “La actividad económica redunda en más empleo y mejores salarios, que es precisamente lo que refleja el resultado de esta campaña”, ha detallado.

            Larrañaga ha comparecido hoy en el Palacio foral en rueda de prensa junto al director foral de Hacienda, Jokin Perona, y la subdirectora de Gestión Tributaria, Yolanda Domínguez, para dar cuenta de los pormenores de la recién finalizada campaña. Según ha explicado el diputado foral, se han presentado un total de 377.389 declaraciones, 2.798 más que en el ejercicio anterior. De este modo, tras el bache de la crisis, el número de declaraciones encadena su segundo ejercicio consecutivo de crecimiento, reflejo también de la mejora de la economía.

            El responsable foral, en su intervención, ha querido agradecer la aportación que año tras año realizan las y los guipuzcoanos, “una aportación que se destina a financiar nuestros servicios públicos y, por ende, contribuye al mantenimiento de nuestro nivel de bienestar”. Larrañaga ha recordado que, desde el primer día de legislatura, la Diputación Foral ha apostado por la promoción económica como “la mejor receta” para superar la crisis y recuperar la recaudación y, por ahora, “los números nos están dando la razón”. “El reto, ahora, es el de decidir qué tenemos que hacer para mantener nuestro nivel de bienestar en el futuro, y por eso vamos a poner en marcha un proceso de reflexión para tratar de definir qué modelo de sociedad queremos para nuestro mañana”, ha declarado.

            Larrañaga también ha puesto el foco en la buena labor que ha realizado, “una campaña más”, el personal técnico de la Hacienda foral guipuzcoana. “Una de las grandes novedades de este año ha sido la nueva versión del programa de apoyo para presentar la declaración ZergaBidea, por donde se han presentado 90.500 declaraciones, un dato que consideramos muy positivo”, ha explicado. Según el diputado foral, este tipo de herramientas tienen como objetivo “facilitar” el proceso de presentación de la declaración de la Renta, y la Hacienda foral de Gipuzkoa está haciendo una apuesta “clara y firme” por la implantación de estas tecnologías. “A nivel estatal, somos la única administración que tendrá todos sus impuestos en la nube el año que viene, lo que nos sitúa como una institución pionera en este ámbito”, ha remarcado.

 

Campaña de la Renta

Bajando a los números, Larrañaga ha explicado que la Hacienda foral ha devuelto esta campaña 266 millones de euros e ingresado 244, lo que arroja un saldo negativo de 22 millones de euros. Esto supone, como se ha dicho, una mejora de 30 millones respecto al ejercicio anterior, resultado, según el diputado foral, de la mejora tanto de empleo y salarios. “Es una buena noticia para la Hacienda foral y para el conjunto del territorio de Gipuzkoa, pero tampoco podemos relajarnos. Tenemos que seguir trabajando para consolidar este escenario de crecimiento”, ha remarcado.

Perona, por su parte, ha detallado que se han aceptado 213.680 propuestas de autoliquidación, un 85,8% de las enviadas, porcentaje ligeramente inferior al del ejercicio precedente. “Se trata de la modalidad más cómoda para la ciudadanía y, trabajamos ya sobre márgenes de crecimiento muy estrechos, seguimos trabajando para mejorar las propuestas y ampliar las opciones de aceptación con modificaciones”, ha explicado. Las declaraciones mecanizadas ascienden a 73.135, mientras que las presentadas por internet suponen 90.574, 71.797 por medio de asesores y 18.777 correspondientes a particulares.

Según el resultado, el director foral ha explicado que 260.654 declaraciones han resultado a devolver (4.416 menos que en 2016) y 116.735 a ingresar (7.214 más que en 2016). “Las declaraciones a devolver suponen un 69,1% del total, con un importe medio que asciende a 1.020 euros”, ha desglosado Perona. Las liquidaciones a ingresar, por su parte, son el 30,9% restante, con una media de 2.092 euros por contribuyente.

 

Campaña de Patrimonio

En lo que respecta al Impuesto sobre Patrimonio, la recaudación de la Hacienda foral ha ascendido a 74,5 millones de euros, 10,2 millones más que en el ejercicio precedente, en lo que supone la mejor campaña hasta la fecha. Perona ha recordado que la subida es consecuencia de la reforma del tributo llevada a cabo en otoño de 2015 para “eliminar obstáculos” para la promoción económica y que, ahora, en época de reactivación, “empieza a dar sus frutos”. En total, se han registrado 7.749 declaraciones por un importe medio de 9.620 euros; es decir, crece tanto el número de declarantes como la cantidad media que ingresan en la Hacienda foral.

Por último, Domínguez ha tenido palabras de elogio para el personal de Hacienda que ha participado en la campaña y, como botón de muestra, ha extraído varios datos de la carta de servicios, documento que recoge los compromisos de la institución foral hacia los y las contribuyentes. Así, ha destacado que se han recibido 36.990 consultas telefónicas de dificultad media o alta, y que solo 50 de ellas se han perdido (0,1%). El plazo medio de devolución ha sido de 1,34 días en el caso de las propuestas y de 1,32 en el caso de las declaraciones mecanizadas. “Son números que hablan por sí solos”, ha destacado.