Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

791.000 euros para reforzar el Plan de Choque foral

Foto 791.000 euros para reforzar el Plan de Choque foral

791.000 euros para reforzar el Plan de Choque foral

La partida reforzará la financiación de la atención psicológica, servicios de lavandería y limpieza intensiva y a la compra de nuevo material.

791.000 euros para reforzar el Plan de Choque foral

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado una partida de 791.000 euros destinada a reforzar el Plan de Choque que tiene activado en los recursos de políticas sociales que gestiona. Se trata, en concreto, una partida destinada a potenciar la financiación de la atención psicológica, servicios de lavandería, limpieza intensiva y compra de nuevo material. Según ha explicado la portavoz foral, Eider Mendoza, “el Plan de Choque, en su segunda línea de trabajo, prevé la valoración y suministro de los recursos que sean necesarios en cada centro para hacer frente a esta crisis, y la decisión de hoy responde precisamente a esto”.

          Mendoza ha comparecido hoy ante los medios por medio de streaming, para dar cuenta de las decisiones adoptadas en el Consejo de Gobierno de esta semana. Según ha destacado, la Diputación Foral está adoptando medidas para hacer frente el Covid-19 desde el primer momento. Así, ha remarcado que las primeras medidas en residencias se tomaron el 5 de marzo, dos semanas antes de la aparición del primer caso en residencias. “Muchas veces hemos tomado medidas muy duras, como el cierre de los centros de día o la prohibición de visitas en residencias de mayores, pero son necesarias para responder a esta crisis sanitaria”, ha señalado.

          Según ha recordado, hasta ayer eran ocho las personas fallecidas en residencias de mayores de Gipuzkoa a consecuencia del Covid-19, y 95 las que han dado positivo. Además, otras 14 personas han dado positivo en recursos destinados a personas con discapacidad. “Queremos mostrar todos el apoyo y la cercanía de esta institución a las familias y personas allegadas de los y las fallecidas, y les agradecemos la dignidad y la actitud que están mostrando en estos difíciles momentos”, ha dicho. “El objetivo, ahora, es el de limitar en la medida de lo posible la expansión del virus, y los equipos profesionales de las residencias están trabajando para ello”, ha añadido.

          El Plan de Choque de políticas sociales es la piedra angular de esta estrategia, se articula en torno a cuatro objetivos estratégicos (prevenir la propagación del virus, contener su expansión en centros que cuentan con contagios, reforzar recursos y herramientas y gestionar con transparencia), y prevé 56 medidas extraordinarias que afectan a 240 centros, donde se atiende a un total de 7.000 personas. “La medida de hoy busca materializar esta estrategia, y el Plan se irá reforzando con las aportaciones financieras que hagan falta. El compromiso de esta Diputación es tratar de frenar al Covid-19 y garantizar la salud de las personas resientes y trabajadoras con todos los medios disponibles”, ha defendido Mendoza.

          A través de esta partida se financiará, entre otras cuestiones, el nuevo servicio de lavandería puesto en marcha esta semana desde la Diputación en colaboración con Gureak, y que da servicio a todas las residencias de personas mayores de Gipuzkoa. De esa manera, se permite a las residencias externalizar el lavado de ropa de las personas que han dado positivo en Covid-19, ya que el servicio de lavandería industrial de Gureak dispone de medios automatizados que minimizan el contacto con dicha ropa en su lavado y desinfección. Asimismo, también se financiará la compra de nuevo material, así como se reforzarán los servicios de atención psicológica y de limpieza intensiva.

 

Teletrabajo

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha aprobado una partida de 450.000 euros para financiar la convocatoria de bonos tecnológicos. Su objetivo es el de ayudar a las pymes de Gipuzkoa a los gastos que hayan tenido que afrontar con la implantación del teletrabajo, a consecuencia de la situación generada por el Covid-19. Las beneficiarias son las empresas del territorio con una plantilla inferior a las 50 personas. El programa forma parte de la primera batería de medidas puesta en marcha por la institución foral con el fin de paliar los efectos de la pandemia en el tejido económico de Gipuzkoa, prestando especial atención a pymes y autónomos. Según ha recordado Mendoza, la medida fue compartida el pasado viernes con los agentes económicos en la reunión del órgano constituido para realizar un seguimiento de la actividad económica y acordar iniciativas conjuntas.

A través de este programa, la Diputación sufragará mediante este nuevo programa aquellos gastos realizados por las empresas y profesionales autónomos que tengan por objeto posibilitar el teletrabajo. Es decir, tales como PCs y portátiles, cámaras web, micrófonos y sistemas de videoconferencia, software ofimático, elementos de seguridad informática y otros que pudieran ser específicos de cada caso, incluidos los gastos de formación o asesoramiento. Se subvencionará el 100% del gasto realizado o a realizar, iva excluido, hasta un máximo de 4.000 euros por empresa.

También podrán considerarse subvencionables aquellos gastos que figuren a nombre de algún empleado o empleada de la empresa, siempre que se hayan realizado con anterioridad a la entrada en vigor de la presente convocatoria y se justifique la compensación posterior por parte de la empresa. En este caso, la compañía deberá adjuntar a la solicitud una declaración responsable en la que certifique que la inversión se ha realizado como consecuencia de la situación generada por la pandemia del Covid-19. El plazo para la presentación de las solicitudes se iniciará al día siguiente de la publicación de la convocatoria en el Boletín Oficial de Gipuzkoa y finalizará 15 de octubre de este año. Cada entidad sólo podrá presentar un único proyecto.

Según ha explicado Mendoza, en el actual contexto resulta crucial atender a las necesidades de las empresas más pequeñas y contribuir a mantener su actividad y el empleo, y una de las fórmulas que pueden contribuir a ello es el teletrabajo. “Si bien las empresas guipuzcoanas de cierto tamaño tienen capacidades para adoptar este modelo de trabajo, es necesario reforzar el proceso, apoyando especialmente a las pymes, que suponen el 99% de nuestro tejido económico”, ha recordado. “Las medidas tomadas para frenar el avance virus han afectado gravemente la actividad de muchas de ellas, que han tenido que improvisar medidas de teletrabajo o tendrán que abordarlo en breve para estar preparadas en circunstancias similares”, ha señalado. Por eso, según ha añadido, este programa supone una primera medida de urgencia para ayudar a las pymes del territorio, avanzando que la Diputación está preparando más medidas que irán en este sentido.

 

Aita Mari

Por último, la tercera decisión se sitúa en el ámbito de los Derechos Humanos y la Cultura Democrática. El Consejo de Gobierno de hoy ha aprobado una ayuda de 20.000 euros a favor de Salvamento Marítimo Humanitario (SMH), asociación que impulsa el barco Aita Mari. “A través de esta partida, • A través de esta partida, buscamos ayudarles financieramente en la ayuda que prestan a personas que están en riesgo de desaparecer en el mar (un derecho que viene recogido en el artículo 98 de la Convención de Naciones Unidas sobre el derecho del mar)”, ha dicho Mendoza.

          La portavoz foral ha recordado que la asociación se creó en noviembre de 2015, para responder a la crisis humanitaria que se estaba produciendo en el mar Egeo (Grecia). “Su objetivo es socorrer y asistir a las personas que no encuentran otra salida que arriesgar su vida cruzando el mar. La asociación realiza labores de salvamento marítimo, rescate y asistencia sanitaria, con el barco Aita Mari, a toda persona que se encuentre en peligro de desaparecer en el mar”, ha manifestado. Desde agosto de 2017, SMH brinda ayuda sanitaria en el campamento de registro de Vial, situado en la isla griega de Quios, y el mismo año se puso en marcha el proyecto Maydayterraneo-Aita Mari. El barco de rescate comenzó su labor en el Mediterráneo central en noviembre de 2019, y en este periodo de tiempo ha rescatado a cerca de 300 personas.

          “SMH y Aita Mari son proyectos que han recibido el apoyo de la Diputación Foral de Gipuzkoa, tanto con palabras como con acciones. Creemos firmemente que llevan a cabo una labor fundamental, muy importante desde el punto de vista de la solidaridad”, ha defendido. Ahora, a consecuencia del Covid-19, el barco ha cesado su actividad, “pero proyectos como el del Aita Mari volverán a ser muy importantes una vez recuperemos la normalidad”. “Gipuzkoa está muy orgullosa del trabajo que llevan a cabo, y la mayoría de la sociedad es muy consciente de la importancia que tiene el trabajo que realizan. Siendo esto así, la Diputación Foral de Gipuzkoa seguirá apoyando a SMH y al Aita Mari, reforzando la colaboración que tenemos con este colectivo”, ha concluido.