Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La portavoz foral ha presentado los resultados del Sociómetro de Gipuzkoa de diciembre

Foto La portavoz foral ha presentado los resultados del Sociómetro de Gipuzkoa de diciembre

La portavoz foral ha presentado los resultados del Sociómetro de Gipuzkoa de diciembre

Proteger a los colectivos más vulnerables e impulsar la economía y proyectos de futuro, prioridades de la ciudadanía guipuzcoana frente a la crisis del COVID-19.

La portavoz foral ha presentado los resultados del Sociómetro de Gipuzkoa de diciembre

La pandemia del COVID-19 y sus consecuencias económicas son, hoy por hoy, las principales preocupaciones para las y los guipuzcoanos, según una encuesta realizada por Gizaker para la Diputación Foral de Gipuzkoa. En lo que respecta a las prioridades para hacer frente a la crisis, la ciudadanía pone el acento en los colectivos más vulnerables a la pandemia, y junto a esto apuesta por reforzar el trabajo por la economía y los proyectos de futuro. En concreto, los guipuzcoanos consideran que los ámbitos de trabajo a priorizar en esta situación de crisis son la protección a las personas mayores (de 0 a 10 obtiene una puntuación media de 8,94); el apoyo a los sectores más castigados por la crisis (8,68); el fomento del empleo de calidad (8,65); la lucha contra las desigualdades (8,53); la promoción económica (8,5); la captación de fondos europeos (8,49) y la inversión en proyectos de futuro (8,33).

Mendoza ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para informar de los resultados del Sociómetro de Gipuzkoa de diciembre de 2020. "A través de este tipo de encuestas, medimos periódicamente las opiniones y preocupaciones de la sociedad guipuzcoana", ha dicho la responsable foral. "Decimos que estamos apostando por un nuevo modelo de gobernanza, colaborativo y abierto, y para ello son imprescindibles este tipo de iniciativas. En cuanto a los resultados, además, se ve que las prioridades que ha marcado la Diputación para responder a la crisis del COVID-19 están perfectamente alineadas con las que tienen los ciudadanos", ha subrayado. En total, se han realizado 1.200 entrevistas para completar la encuesta, y se ha entrevistado a personas de diferentes comarcas, municipios, sexos, edades… Las entrevistas fueron llevadas a cabo por vía telefónica entre el 24 de noviembre y el 1 de diciembre, y tuvieron una duración media de 8 minutos. Desde el punto de vista lingüístico, el 42,9% se realizaron en euskera y el resto en castellano.

En cuanto a los contenidos de la encuesta, queda claro que el COVID-19 y sus consecuencias económicas son los principales problemas para la sociedad guipuzcoana. Así, el 25,3% de la población considera que la enfermedad COVID-19 es el principal problema actual; el 21,5%, señalan el desempleo y el empleo; y el 11,5%, la crisis económica. Le siguen, en un nivel más bajo, cuestiones como la salud (4,3%), las mejoras en Osakidetza (3,9%) o el consenso político (2,3%). Así, de 0 a 10, los guipuzcoanos valoran con un 8,1 el grado de preocupación que les provoca el COVID-19. Le siguen la situación económica (7,99), el bienestar emocional (7,96), la desigualdad social (7,93) y la calidad del empleo (7,91). Por detrás, el cambio climático, la igualdad de género, las incertidumbres sobre el futuro o el envejecimiento de la sociedad.

 

COVID-19 e instituciones

En cuanto a la enfermedad propiamente dicha, de 0 a 10, la población tiene una preocupación media de contagiarse de 8,04 puntos. Por su parte, el 59,8% de la población cree que se volverá a la normalidad tras superar la pandemia, pero no creen que esto pueda suceder a corto plazo. En concreto, a la pregunta de cuál será ese plazo, la vuelta a esa normalidad previa a la pandemia la sitúan en una media de casi dos años (22 meses).

Atendiendo al papel de las instituciones, la ciudadanía aprueba el trabajo que han realizado todos los niveles institucionales en el contexto de la crisis del COVID-19. Los ayuntamientos obtienen la mayor puntuación (6,17), pero el Gobierno Vasco (6,14) y la Diputación Foral de Gipuzkoa (6,12) obtienen calificaciones muy similares. Finalmente, el Gobierno del Estado obtiene una valoración de 5,3. Ligado a ello, las instituciones obtienen resultados similares en cuanto al nivel de confianza que inspiran a la ciudadanía. En este caso, los ciudadanos dicen que los ayuntamientos son las administraciones en las que más confían (5,81), seguidos de la Diputación (5,56) y el Gobierno Vasco (5,49). Finalmente, el Gobierno español no supera la barrera del 5 y se queda con el 4,04.

Para finalizar con este bloque, la encuesta también ha preguntado a la ciudadanía sobre el programa Etorkizuna Eraikiz que promueve la Diputación Foral y que tiene como objetivo construir la Gipuzkoa del mañana de un modo abierto, colaborativa y participativo. La iniciativa foral obtiene el beneplácito de las y los guipuzcoanos, ya que obtiene una valoración media de 6,62. Por otro lado, el 34,8% de la ciudadanía tiene conocimiento hoy por hoy de esta iniciativa que impulsa la Diputación Foral.

 

Economía

Tras el COVID-19, pero directamente relacionado con la pandemia, la sociedad guipuzcoana ve a la economía como la segunda gran preocupación y problema. Profundizando en este punto, las y los ciudadanos otorgan una nota de 6,25 a la situación económica personal que tienen hoy por hoy. En comparación con el pasado reciente, la mayoría afirma que se mantienen de forma similar (58,2%), pero son más quienes dicen que la situación personal les ha ido a peor (28,7%) que quienes dicen que ha mejorado (12,5%). Por otro lado, el 56,4% de los y las guipuzcoanas dice llegar a fin de mes sin problemas, aunque otro 23% tiene problemas para llegar a fin de mes o directamente no consigue llegar (1,9%).

De cara al futuro, el 61,2% cree que su situación económica personal seguirá igual, el 14,7% que mejorará y el 17% que empeorará. Formulado la misma pregunta, aunque de forma más generalizada, casi la mitad de las y los encuestados (47,1%) cree que la economía guipuzcoana empeorará a corto plazo, y sólo el 26% se muestra optimista. Además, 8 de cada 10 creen que el año que viene no vamos a recuperar la situación anterior del COVID-19 en el apartado económico.

 

Bloque político

Por último, la encuesta también hace un repaso al ámbito político y al trabajo que están realizando los partidos con representación en las Juntas Generales de Gipuzkoa. Aquí, EAJ-PNV es el partido mejor valorado (5,8). Le siguen EH Bildu (5,76), PSE-EE (4,82), Elkarrekin Podemos (4,51) y Partido Popular (4,51). Atendiendo a la Diputación, Mendoza explica que las características del Gobierno foral más valoradas por la ciudadanía son la profesionalidad, la gestión, la integridad y el cuidado de las personas mayores que realiza. 4 de cada 10 tienen una buena imagen de la Diputación y del trabajo que realiza (39%) y otros 4 de cada 10 no tiene una opinión ni buena ni mala (40,7%); en el caso de la oposición, las valoraciones positivas son más bajas: un 18,7% cree que están haciendo un buen trabajo y un 45% aboga por la indiferencia (ni bueno ni malo).

Siguiendo con las valoraciones, las y los guipuzcoanos han medido el trabajo que están realizando los responsables institucionales. Así, el lehendakari, Iñigo Urkullu, obtiene la mejor nota (6,01), seguido del diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano (5,77) y del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (5,22). En cuanto a la identidad nacional, la mitad de la sociedad guipuzcoana se siente solamente vasca (49,4%) y un 16,9% más vasca que española. Por otro lado, una cuarta parte de la población se siente tan española como vasca (23,5%). Por último, quienes se sienten solo españoles o españolas son el 1,4% y quienes dicen ser más españoles o españolas que vascos o vascas son el 1,3%.

La encuesta también ha trabajado el ámbito electoral, preguntado sobre la intención de voto en las próximas elecciones forales. Según los resultados obtenidos, EAJ-PNV volvería a ganar las elecciones con el 36,9% de los votos (obteniendo un punto porcentual más), seguido de eh Bildu con el 33,5% (+1,6%), el PSE-EE con el 15% (-2,3%), Elkarrekin Podemos con el 8,6% (-0,4%) y el Partido Popular sería la quinta fuerza con el 3,8% de los votos (-1). En cuanto al número de junteros y junteras, EAJ-PNV tendría 21, uno o una más que en la actualidad; EH Bildu ganaría dos y alcanzaría los 19 representantes. A continuación, el PSE-EE perdería dos junteros o junteras y se quedaría con 7; Elkarrekin Podemos perdería un o una representante al obtener 3 escaños; y el Partido Popular mantendría el juntero que tiene.