Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Gipuzkoa mejora en los principales indicadores turísticos este verano

Foto Gipuzkoa mejora en los principales indicadores turísticos este verano

Gipuzkoa mejora en los principales indicadores turísticos este verano

La actividad crece en las cuatro zonas geográficas.

Gipuzkoa mejora en los principales indicadores turísticos este verano

Gipuzkoa ha contabilizado este verano 516.164 entradas de viajeros y viajeras -+5,9% respecto a 2018-, 1.134.352 pernoctaciones -+7,1%- y una estancia media de 2,2 noches -+1,5%-, por encima de la media en Euskadi. También ha mejorado el grado de ocupación, alcanzando el 73,98% -+2,5%-. Los datos recogidos por la Diputación Foral de Gipuzkoa, presentados hoy por el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Imanol Lasa y el director de Turismo Iker Goiria, confirman que el territorio sigue alcanzando máximos históricos.

Lasa ha valorado positivamente los registros de la actividad durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, destacando que el territorio lidera el repunte de la actividad a nivel de Euskadi, con un incremento en los principales indicadores, y un crecimiento “general y sostenido durante los últimos nueve años. Estos datos deben ayudarnos a seguir afianzando afianzar un modelo de turismo de calidad, equilibrado, sostenible y ordenado, que contribuya a generar empleo y riqueza de forma equilibrada y repartida en el conjunto del territorio, y potencie nuestra identidad y cultura propias”.

Se consolida la preponderancia de los meses estivales en Gipuzkoa, con una entrada de  134.987 viajeros y viajeras en agosto, 130.924 en julio, 125.975 en septiembre y  124.278  en junio. El aumento más notable se da en los meses de junio y septiembre, con una variación interanual de 7,6% y 11,1% respectivamente. Un dato que Lasa ha valorado positivamente junto a la subida de la estancia media, ya que podría apuntar a una ampliación de la temporada. De hecho, agosto es el único mes que no crece respecto al año anterior, con una variación interanual negativa (-0,1%).

Los representantes forales han destacado también la internacionalización de Gipuzkoa como destino, ya que más de la mitad de los y las visitantes son de procedencia extranjera (55%), lo que supone un crecimiento del 9,4% respecto al verano del 2018. Dentro de este perfil, cabe destacar que la mitad de la procedencia total viene de los 5 países que lideran el ránking: Francia, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania e Italia. El aumento más destacado viene de la mano de Japón y Luxemburgo (75% y 56,8% respectivamente). En cuanto a los visitantes que provienen del estado, destaca Madrid, seguido de Cataluña, la C.A. de Euskadi, Andalucía y la Comunidad Valenciana. El aumento más notable viene de la mano de Baleares y Extremadura (27,2% y 24,2 respectivamente).

Las cuatro zonas geográficas de Gipuzkoa –San Sebastián, Área Metropolitana de San Sebastián, Costa e Interior- muestran un comportamiento estacional, con un aumento notable de las entradas de viajeros y viajeras en los meses estivales. Sin embargo, los datos de los últimos años muestran, según ha subrayado Lasa, que la estacionalidad se está suavizando, y que la temporada baja va ganando terreno a la temporada alta. Asimismo, La capital y la costa de Gipuzkoa presentan una curva menos acentuada de estacionalidad que en años anteriores.

El crecimiento de verano lo lideran San Sebastián y su área metropolitana, pero destaca también el incremento generalizado de los meses de junio y septiembre, en el área metropolitana e interior. El litoral de Gipuzkoa y el interior crecen, pero de forma más moderada que el resto de zonas geográficas, con un aumento de 4,1% y 6,4% respectivamente.

En cuanto a los alojamientos rurales, el número de entradas y pernoctaciones en verano en Gipuzkoa suman 39.690 y 126.099 respectivamente, con descensos de 4,8% y 7,08% respectivamente, respecto al verano anterior. Esta tendencia es contraria a la tendencia general de los últimos años. El interior es la única zona con un aumento en todos los indicadores: apertura de agroturismos y casas rurales; número de plazas disponibles; y personal ocupado. El grado de ocupación general es de 48,98%, con un descenso de casi 6% respecto a los meses de verano del año anterior que Lasa ha achacado a la competencia de nuevas modalidades de alojamiento.

En cuanto a la oficina de turismo San Sebastian Region, han pasado por la misma 104.905 personas, de las que 78.679 han sido atendidos de forma individual, con un incremento significativo respecto al año pasado (20%), debido fundamentalmente al ascenso de usuarios internacionales (+29%).  Destaca el aumento porcentual de junio y septiembre, con un incremento de 40,3% y 48% respectivamente. La mayoría de las personas usuarias señalan el coche como principal modo de transporte. Las localidades de las que se demanda mayor información se sitúan en la costa guipuzcoana, tales como Hondarribia, Zarautz, Zumaia, Getaria, aunque cada vez hay mayor diversidad en las localidades y zonas por las que las personas usuarias preguntan, y la mayoría de las comarcas han recibido un número importante de consultas.

También se demandan productos o recursos turísticos, tales como visitas al Geoparque, Camino de Santiago, rutas en bicicleta, senderos, transporte público y reservas de alojamiento y actividades que se ofertan en la Oficina como excursiones, rutas gastronómicas y recorridos en barco, entre otros.

 

Peso económico

La contribución del turismo a la economía en Gipuzkoa fue de 1.849 millones de Euros en 2017. El peso del turismo en la economía del territorio se situó ese año en el 7,6%, con un crecimiento de alrededor de 354 millones de euros, lo que supuso un aumento del 0,2%, y un punto porcentual menos en la contribución al PIB. Este verano la actividad ha generado casi 7.907 puestos de trabajo, 1.252 de ellos en el interior de Gipuzkoa. La afiliación a la seguridad social muestra datos estables a lo largo de los meses estivales, manteniéndose en una horquilla entre 36.000 y 37.000 personas. La rentabilidad económica de la oferta hotelera es cada vez más positiva y el RevPar (Ingreso por habitación disponible ) se sitúa por encima de los 100 euros en la mayoría de los meses de verano.  

Según ha señalado el Diputado, Gipuzkoa debe seguir trabajando por un modelo de turismo que considere al turismo como “un sector económico real, generador de empleo y riqueza para Gipuzkoa. Con un modelo de gobernanza abierto y colaborativo, basado en la colaboración público-privada. Que fomente el turismo inteligente, basado en el buen uso del Big data y las nuevas tecnologías, y monitorice la sostenibilidad del turismo desde la perspectiva de la sociedad”. También ha señalado como objetivos lograr un mayor reparto territorial de los flujos turísticos y conseguir un reparto más homogéneo   a lo largo del año, y ahondar en la “profesionalización del sector, con mayor estabilidad y calidad de empleo”.

Para ello, la Diputación trabajará en cuatro líneas de actuación estratégicas para la legislatura: la promoción turística de los recursos y eventos del conjunto de Gipuzkoa; la dinamización y planificación turistica del destino Gipuzkoa para obtener un mayor equilbrio territorial y a lo largo del año; la colaboración con el sector privado y nuevos promotores; y la sostenibilidad, el conocimiento y el talento.

Dentro de dichas líneas, entre otras acciones, se firmará un convenio de colaboración con los entes turísticos comarcales y Donostia Turismo, otro con entidades que favorezcan la dinamización del turismo en Gipuzkoa, se revitalizará y promocionará el turismo MICE –Congresos, Jornadas..-, se apoyarán eventos turísticos con importante proyección exterior, a personas emprendedoras y empresas turísticas, se forjará una red colaborativa entre microempresas turísticas que trabajan por la promoción del territorio, se impulsará el Observatorio del Turismo en el territorio, se realizará el estudio para la implantación de una tasa turística, y se creará un foro para diseñar el futuro de la actividad junto al conjunto de los agentes del sector.

Todo ello, con el fin, según Lasa, de fortalecer un modelo turístico, el de Gipuzkoa, basado en “unas señas de identidad muy claras, basado en nuestros atractivos paisajísticos, culturales, naturales, históricos o gastronómicos; alejado de patrones masificados y sostenible en lo económico, lo social y lo medioambiental; y que debe seguir conjugando la satisfacción de quienes nos visitan con la calidad de vida y el bienestar de la ciudadanía, además de dar a conocer Gipuzkoa y sus valores en el exterior”.