Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Diputación invierte 1.130.000 euros para la prevención de inundaciones de la ladera Este de Jaizkibel

Foto La Diputación invierte 1.130.000 euros para la prevención de inundaciones de la ladera Este de Jaizkibel

La Diputación invierte 1.130.000 euros para la prevención de inundaciones de la ladera Este de Jaizkibel

Mediante estas obras, se generarán redes separadas tanto en Baserritar etorbidea, evitando la entrada del agua de las laderas de Jaizkibel, como en Ramón Iribarren pasealekua.

La Diputación invierte 1.130.000 euros para la prevención de inundaciones de la ladera Este de Jaizkibel

José Ignacio Asensio: “El objetivo principal del Departamento de Obras Hidráulicas es reforzar las garantías de los sistemas de abastecimiento de agua y completar el saneamiento de las aguas residuales. Gracias a la inversión material y humana realizada, la salud de nuestros ríos y la calidad del agua en nuestras casas es muy superior a la del resto de comunidades”.

El diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio, el director de Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Enrique Ramos, el alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, y el presidente de Servicios de Txingudi, José Antonio Santano, han visitado esta tarde las obras del nuevo sistema de saneamiento de la ladera Este de Jaizkibel en Hondarribia. Mediante estas obras, se generarán redes separadas tanto en Baserritar etorbidea, evitando la entrada del agua de las laderas de Jaizkibel; como en Ramón Iribarren pasealekua, completando así la recogida de las aguas pluviales interceptadas por la carretera del faro y conducidas hacia la galería existente en la rotonda de Foru kalea. Así, se prevendrán inundaciones en dicha ladera del monte Jaizkibel.

La necesidad del proyecto se fundamenta en que las redes de saneamiento realizadas en la zona urbana de Hondarribia son unitarias, mezclando las aguas residuales con las aguas de lluvia, tanto urbanas como provenientes de las vaguadas naturales. Esta mezcla de aguas de lluvia de carácter natural o rural con los vertidos unitarios urbanos, crea una serie de problemas, entre los que destacan las inundaciones y la recogida de aguas limpias que no deberían ser depuradas, ya que deberían ser devueltas a sus cauces, y esto supondría una disminución de caudales a tratar en las depuradoras y un mejor control de los posibles alivios.

Las obras comenzaron en septiembre de este año y su plazo de ejecución es de 14 meses. El coste de estas obras asciende a 1.130.000 euros, el cual será asumido por el Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Las obras están siendo ejecutadas por la empresa constructora Urbycolan S.L. Esta obra pertenece a la segunda fase del “Proyecto Integral de Prevención de Inundaciones de las Regatas de la Ladera Este del Monte Jaizkibel en Hondarribia”, llevado a cabo por Servicios de Txingudi y la Diputación Foral de Gipuzoa, en el que se contempla acometer los colectores 6 y 8.

A este respecto, el diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio, ha recordado que el objetivo principal del Departamento es “reforzar las garantías de los sistemas de abastecimiento de agua y completar el saneamiento de las aguas residuales”. “Gracias a la inversión material y humana realizada la salud de nuestros ríos y la calidad del agua en nuestras casas es muy superior a la del resto de comunidades”, ha declarado Asensio.

Por su parte, el alcalde de Hondarribia, Txomin Sagarzazu, ha destacado que esta obra es muy necesaria para el municipio: “Ya estamos viendo los frutos de esta obra una vez ejecutada su primera fase. Gracias a ello, ya no se producen inundaciones en la zona cuando llueve con mucha intensidad. De esta manera, ganan los vecinos de la zona de Jaizkibel y ganamos también todos los hondarribiarras”. Asimismo, Sagarzazu ha expresado su agradecimiento al Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa “por su apuesta por este proyecto que nos da una mayor seguridad a todos”.

En Baserritar etorbidea (colector nº 6), se recogerán las aguas de lluvia en una longitud aproximada de 270 metros mediante un nuevo colector de pluviales de hormigón de 1000 mm de diámetro que verterá al colector que actualmente se ejecuta en la primera fase. Para la recogida de las aguas fecales y unitarias urbanas se ejecutará un nuevo colector de hormigón de 500 mm de diámetro que se conectará con la red actual en las inmediaciones del cruce con la carretera del faro.

En Ramón Iribarren pasealekua (colector nº 8) por su parte, se plantea la ejecución de colectores separativos en una longitud aproximada de 140 metros que discurrirán desde la urbanización Iterlimen hasta la rotonda de Foru kalea, quedando así anulada la galería de recogida unitaria existente. El nuevo colector de pluviales será de hormigón de diámetro de 1200 mm y el colector de fecales en cambio, tendrá un diámetro de 400 mm. Ambos partirán desde el acceso a la urbanización Iterlimen y finalizarán en la arqueta ejecutada durante la primera fase en la rotonda de Foru kalea, donde se podrán conectar con la galería de pluviales existente y con la red de fecales existente respectivamente.