Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Diputación Foral destina 3,1 millones al Plan de Vialidad Invernal

Foto La Diputación Foral destina 3,1 millones al Plan de Vialidad Invernal

La Diputación Foral destina 3,1 millones al Plan de Vialidad Invernal

Estará dotado con 86 camiones y se apoyará en los resultados del mapa térmico elaborado los dos últimos inviernos.

La Diputación Foral destina 3,1 millones al Plan de Vialidad Invernal

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha presentado hoy los pormenores del Plan de Vialidad Invernal 2019-2020, que cuenta con un presupuesto de 3,1 millones de euros, permanecerá en vigor entre el 15 de noviembre y el 15 de abril, y se activará cuando la Agencia Vasca de Meteorología emita los avisos por hielo (a cualquier cota) o nieve (por debajo de los 1.000 metros). Según ha detallado hoy la diputada de Infraestructuras Viarias Aintzane Oiarbide, junto a la directora de Carreteras Silvia Pérez, el Plan estará dotado de 86 camiones, a los que como todos los años se sumarán las grúas de gran capacidad que dispone el Gobierno Vasco en la N-1 y la A-15, que se emplearán en el caso de que algún vehículo pesado obstaculizara la carretera o tuviera problemas.

La institución foral eleva así la dotación económica, siendo la más alta de la historia, y tras la reorganización del pasado año destina, en la que ya contaba con 84 camiones, destina dos camiones más en la zona de Urola Deba. En 2018-2019 el Plan se activó en pocas ocasiones, un total de 8, y algunas de ellas de forma preventiva. No se superó el nivel de riesgo 2. “Fue un invierno muy benévolo en comparación con el precedente, nevó poco y a cotas más bien altas, pero hemos decidido mantener todos los recursos que añadimos entonces para garantizar la máxima seguridad y comodidad posible al conjunto de usuarios del territorio, residan donde residan, y evitar o minimizar la degradación de las carreteras”, ha explicado Oiarbide.

En total se almacenarán 9.700 toneladas de sal, repartidas en 38 depósitos, incluido el nuevo silo de Andoain que entró en funcionamiento el año pasado con una inversión de 675.000 euros, y que cuenta con capacidad para almacenar 1.000 toneladas. Como todos los años, la coordinación interinstitucional será el elemento clave para el funcionamiento del Plan de Vialidad Invernal. El Departamento de Infraestructuras Viarias trabajará, por tanto, en colaboración con Bidegi, con los parques de bomberos de Gipuzkoa, el Gobierno Vasco, la Ertzaintza, el Gobierno de Navarra y las diputaciones de Álava y Bizkaia.  Se mantiene la modificación de las cotas de riesgo realizadas el año pasado para adecuarlas a las del Gobierno Vasco y Euskalmet, por lo que se activará el riesgo 0 cuando haya previsión de nieve a 700 metros, “coincidiendo así con quien activa el plan y con las cotas de nuestras carreteras”.

 

Nuevas tecnologías

Por primera vez, el Plan se apoyará en los resultados del mapa térmico que ha venido elaborando durante los dos últimos inviernos la Diputación, y que permitirá mejorar la previsión meteorológica con un uso más eficiente de los fundentes y de otros elementos. El mapa muestra las características térmicas de la red, permitiendo hacer una comparación térmica entre las distintas zonas. Se trata de una foto fija, respecto al valor medio de la temperatura de la calzada (tramos verdes), a partir de los cuales se toman desviaciones positivas (zonas templadas-cálidas) o negativas (zonas frías-críticas), localizando puntos de riesgo y modelizando la calzada -pronóstico de temperatura y situación del pavimento-.

Para realizarlo se ha tomado la temperatura de la superficie de la calzada con sensores de infrarrojos, junto con la temperatura y humedad relativa del aire. El resultado final se obtiene introduciendo estos valores en las ecuaciones de pérdidas de calor de la superficie terrestre con el tiempo. La información se encuentra ya integrada en el servicio de predicción atmosférica de la Diputación para el periodo invernal. Por medio de un aplicativo se puede visualizar de manera sencilla la previsión de la vía, siendo ésta más exacta al tener en cuenta los resultados del mapa térmico. “Profundizamos así en el uso de las nuevas tecnologías para una mejor gestión de las carreteras, un elemento clave para la competitividad y la movilidad del territorio, acorde con la que va a ser una de las prioridades de esta legislatura: la modernización inteligente de la red y su digitalización”, ha señalado la Diputada.

En esta primera fase se ha mapeado el grupo de carreteras incluidas en la Rotonda de Gipuzkoa, formada por los itinerarios de la AP-1, AP-8, A-15, N-I, y A-636. También se han incluido los itinerarios de la GI-11, GI-20, GI-40. GI-41 y GI-636, fundamentales todos ellos para garantizar la movilidad en el entorno de Donostialdea. Y por último, se han incluido algunos itinerarios característicos que por su entorno físico, altitud y orientación sirven de indicador invernal como la N-121-A, GI-2630 (Udana), GI-631, GI-3720 (Beizama) y GI-3591 (Arantzazu), y otros, como la N-634 y la GI-627, no menos importantes para el tráfico interno y con los territorios limítrofes. En total, se han analizado 677,125 kilómetros de la red.

Según ha destacado Oiarbide, el mapa térmico permite ajustar la previsión meteorológica a la realidad de la calzada en función de la temperatura de la zona. “Además, conociendo los puntos más fríos de la carretera, también nos da una idea de en qué sitios puede ser positivo colocar sensores a fin de tener una información aún más precisa sobre el estado de los puntos más críticos desde el punto de vista de la aparición de hielo”. En este sentido, ha adelantado que el departamento baraja la instalación de cuatro nuevos sensores con el fin de disponer de un control más preciso de algunos de los puntos críticos.  

Extremar las precauciones

El objetivo del Plan de Vialidad es mantener la red de carreteras del territorio en condiciones adecuadas: libre de hielo y nieve. Sin embargo, la Diputada ha recalcado la importancia de seguir las recomendaciones y de evitar riesgos en la medida de lo posible. “En condiciones meteorológicas muy adversas, conviene evitar coger el coche y si ello no es posible, asegurarse de tener el vehículo en buen estado y con los recursos adecuados”, ha subrayado Oiarbide. También ha realizado un especial llamamiento a quienes conducen vehículos pesados, recordando que en caso de nieve está totalmente prohibido adelantar y circular por el carril izquierdo. “La Ertzaintza será la encargada de hacer respetar esta prohibición. Esta petición también la hago extensiva al resto de vehículos; cuando la carretera está en mal estado es conveniente dejar despejado el carril izquierdo para que las máquinas quitanieves y los vehículos de emergencia puedan hacer su trabajo”, ha finalizado.