Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Diputación destina 500.000 euros a impulsar la participación ciudadana

Foto La Diputación destina 500.000 euros a impulsar la participación ciudadana

La Diputación destina 500.000 euros a impulsar la participación ciudadana

Aprobada una línea de subvenciones de 350.000 euros para ayuntamientos, y otra línea de 150.000 para asociaciones ciudadanas.

La Diputación destina 500.000 euros a impulsar la participación ciudadana

La Diputación Foral de Gipuzkoa destinará en 2021 500.000 euros a impulsar la participación ciudadana, a través de subvenciones destinadas a ayuntamientos y asociaciones. Así, el Consejo de Gobierno de hoy ha dado luz verde a la convocatoria de ayudas destinada a municipios y entidades menores, dotada de 350.000 euros. Junto a esta línea, la institución foral publicará en breve la convocatoria de ayudas dirigida a asociaciones, dotada de otros 150.000 euros. Según ha explicado la portavoz foral Eider Mendoza, la Diputación está apostando por un nuevo modelo de gobernanza, abierto y colaborativo. “Cuando decimos que el futuro debemos de construirlo entre todos y todas, la participación es el modo de dar voz a la ciudadanía. Por eso, se trata de un ámbito de gran importancia para la Diputación”, ha señalado.

Mendoza ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación, como cada semana, para dar cuenta de las decisiones adoptadas y los temas tratados en el Consejo de Gobierno. Según ha señalado, incorporar a la gestión pública un tema como la participación ciudadana "contribuye a generar confianza hacia las instituciones". "De este modo, los gobiernos se fortalecen, se legitiman las políticas públicas, se integra la diversidad social, se incorporan los intereses sociales a la agenda pública, la ciudadanía participa en los procesos de organización de la vida pública y se consolida la función de la sociedad civil", ha subrayado. "Para cumplir estos objetivos y prioridades, debemos apostar po un nuevo modelo de gobernanza, abierto y colaborativo, en el que la participación juega un papel importante", ha añadido.

"Consideramos a los ayuntamientos un nivel institucional muy importante, ya que son las administraciones que más cerca están de las y los ciudadanos", ha dicho Mendoza. Por ello, la Diputación Foral de Gipuzkoa, para fomentar y facilitar la labor de los consistorios, lleva años apoyando a las entidades locales, apoyando económicamente los procesos de participación que se promueven en el ámbito municipal. "Desde una perspectiva territorial, es enriquecedor y va en beneficio de toda Gipuzkoa seguir promoviendo dinámicas de participación y cultura participativa a nivel local. Y creemos que los ayuntamientos han hecho un trabajo muy bueno en los últimos años; en materia de participación, son socios que tenemos en gran estima", ha defendido la portavoz foral.

En cuanto a la experiencia de la convocatoria de subvenciones 2020, Mendoza ha explicado que el pasado año la Diputación apoyó 42 proyectos de ayuntamientos y entidades menores en el ámbito de la participación. Entre ellos, por citar algunas, la responsable foral ha destacado el proyecto de presupuesto participativo de Arrasate y el proceso para consensuar el uso del edificio de la plaza del mercado Ipurua de Eibar. Por otro lado, en el caso de las asociaciones, la Diputación subvencionó el pasado año otras 26 iniciativas, como el proceso de reflexión de Gehitu, o el proceso Nagusivoz Kalean, iniciativa participativa que pretende incidir en las políticas municipales de Donostia sobre los desahucios de la ciudad.

 

Parte de políticas sociales

Por último, y como cada semana, Mendoza ha actualizado el impacto que el COVID-19 está teniendo en los recursos de políticas sociales de la Diputación. En el caso de las personas usuarias de las residencias de mayores, hoy por hoy hay 22 casos positivos: 3 en Cruz Roja de Irun, 11 en Bermingham de Donostia, 3 en Inmaculada de Irun y 5 en Iurreamendi de Tolosa. De ellos, 15 se encuentran en la planta social del Hospital de Eibar y en el centro de referencia San José de Ordizia, donde se atiende a usuarios y usuarias de las residencias que han dado positivo por COVID-19. El objetivo de estas infraestructuras es sacar casos positivos de las residencias para reducir el riesgo de contagio y poder seguir realizando visitas. Desde el 11 de agosto se han curado 652 residentes y 154 han fallecido en los centros residenciales de mayores de Gipuzkoa.

En el caso del personal de estos recursos, actualmente hay 32 personas con diagnóstico positivo en 20 residencias diferentes. Desde agosto, 539 trabajadoras y trabajadores han superado la enfermedad. En el caso de los centros de día, en la última semana se han detectado 7 nuevos positivos y en los centros de atención a personas con discapacidad se han detectado 10 positivos. En el caso de la inclusión social, se han detectado 6 positivos en los últimos días, mientras que en la red de recursos de atención a menores no se han registrado nuevos casos. Por último, en lo que respecta a las pruebas PCR, la Diputación, en colaboración con profesionales de la DYA, ha realizado ya 102.775 pruebas, de las cuales 4.837 la semana pasada, entre residentes y trabajadores.