Atrás

La Diputación Foral creará 869 nuevas plazas dentro del nuevo Mapa de Servicios Sociales 2018-2021

Foto La Diputación Foral creará 869 nuevas plazas dentro del nuevo Mapa de Servicios Sociales 2018-2021

La Diputación Foral creará 869 nuevas plazas dentro del nuevo Mapa de Servicios Sociales 2018-2021

Distribuidas en las 7 comarcas del territorio, con una inversión de más de 75 M €.

La Diputación Foral creará 869 nuevas plazas dentro del nuevo Mapa de Servicios Sociales 2018-2021

La Diputación Foral de Gipuzkoa va a crear 869 nuevas plazas en los centros de servicios sociales de su competencia, residencias, viviendas y centros de día, en las 7 comarcas del territorio, lo cual equivale a 217 plazas anuales de media para el siguiente cuatrienio. Dichas plazas se distribuirán  de la siguiente manera: 446 plazas para dependencia, 155 para personas con discapacidad, 118 para personas con enfermedad mental, 100 para inclusión y víctimas de la violencia machista, y 50 para menores en desprotección. Así se desprende del nuevo Mapa de Servicios Sociales de Gipuzkoa 2018-2021, que ha presentado esta mañana en rueda de prensa el diputado general, Markel Olano, quien ha destacado que el despliegue de estas nuevas plazas en centros y otros servicios supondrá “una inversión total de 75.461.079 € para dicho periodo”. Y ha añadido que la estimación es que dicha inversión también tendrá un impacto “económico positivo”, ya que posibilitará “la creación de 1.886 nuevos empleos en el área de servicios sociales”. El diputado general ha señalado que a través de este nuevo mapa el ente foral “cumple” con lo establecido en la Ley Vasca de Servicios Sociales, con una planificación centrada “en las personas”, y en un territorio que se caracteriza por ser “solidario”.

            Asimismo Olano, que ha comparecido junto a la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, ha señalado que el nuevo mapa  incorpora “una serie de propuestas” en diferentes ámbitos. Así en el de la dependencia los objetivos son la puesta en marcha del centro Adinberri en Pasaia, innovador centro de referencia en materia de envejecimiento y dependencia;  la creación de un nuevo centro (Arbes) en Irun, así como la ampliación de la residencia de Lasarte-Oria.  En lo referente al ámbito sociosanitario, el máximo responsable foral ha informado de “que vamos a crear una nueva unidad residencial, además de desplegar  4 viviendas con apoyos en las comarcas más deficitarias”. “En el  ámbito de la discapacidad vamos a llevar a cabo un incremento de plazas y abordaje del impacto del envejecimiento. En inclusión social crearemos un centro de atención diurna en Bidasoa, así como un servicio socio-sanitario en Donostia. Y por último, en infancia en desprotección vamos a reforzar el programa de emancipación y promoción de alternativas al acogimiento residencial”.

La diputada ha recordado que un mapa de servicios sociales es “una herramienta de planificación” que establece el despliegue del sistema de servicios sociales para “cubrir la demanda” potencialmente prevista en un periodo de tiempo. En ese sentido ha explicado que los objetivos de este Mapa, articulado con el Mapa Vasco de Servicios Sociales previsto por la Ley de 2008,  son 1) avanzar hacia la “universalización de la cobertura” de atención para el año 2021; 2) adecuar la oferta de “la red pública” a la evolución de “las necesidades sociales” y lograr “un equilibrio territorial”; 3) mejorar “la calidad de la oferta” de servicios y prestaciones para garantizar “una atención adecuada y lo más próxima” posible a su entorno, 4) mejorar la organización de la red pública mediante “una ordenación territorial”;  5) y posibilitar “el seguimiento, evaluación y control público” de los objetivos y medidas propuestos.

 

Incremento de la esperanza de vida y población

Teniendo en cuenta el cumplimiento de dichos objetivos el SIIS-Centro de Documentación y Estudios ha realizado un diagnóstico de la situación de toda la red de servicios sociales de Gipuzkoa al finalizar 2017, cuyo documento se aprobó conjuntamente con los ayuntamientos del THG  en la  Mesa Interinstitucional de Servicios Sociales en sesión celebrada el pasado 21 de noviembre de 2018. En dicho análisis que sirve como punto de partida para la determinación de las necesidades de cobertura de toda la red se realiza una previsión de la demanda futura, y que es la siguiente: En primer lugar, se va a producir una estabilización de la población mayor de 80 años por el efecto de la baja natalidad de los años de la guerra 1936-1939 y los inmediatos siguientes. En segundo lugar se prevé un incremento moderado (2,7%) en el número de personas con dependencia. En tercer lugar se producirá un desplazamiento de las personas con discapacidad que viven en su domicilio a servicios residenciales como consecuencia de la disminución de apoyos familiares. En cuarto lugar a corto plazo se podría producir un aumento del número de menores extranjeros no acompañados (MENAs) que requerirán una atención especializada. Y por último también se prevé un fuerte incremento de la demanda de recursos para personas en exclusión, especialmente en la atención de las personas en situación cronificada.

En base a dicha previsión, las hipótesis de evolución de la población guipuzcoana que se utilizan en este documento parten de las Proyecciones Demográficas publicadas por Eustat hasta el horizonte del año 2031. Así, Maite Peña ha expuesto que la primera de las hipótesis contempladas para la elaboración de estas proyecciones es que “se mantiene la trayectoria ascendente de la esperanza de vida”. En el caso de Gipuzkoa se estima una esperanza de vida al nacer para el año 2021 de 81,8 años para los hombres y de 87,52 para las mujeres. “Esto significa un incremento entre 2017 y 2021 de 1,2 años en el caso de los hombres y de 0,82 años en el de las mujeres”.

La segunda hipótesis –ha continuado Peña- es que va a tener lugar “un ligero aumento” de la fecundidad, si bien también van a disminuir los nacimientos como consecuencia “de la reducción del número de mujeres en edades fértiles”. Para el periodo analizado, el número de personas nacidas se reduciría de 6.200 en 2017 a 5.800 en 2021.

La tercera hipótesis es que el saldo migratorio será positivo y permitirá el aumento de la población. El Eustat prevé en el periodo comprendido entre los años 2017 y 2021 un mantenimiento de las inmigraciones en niveles similares a los actuales (lo que supone la llegada de unas 14.100 personas al año), así como un comportamiento “ligeramente decreciente de las emigraciones”, ha significado la diputada, y ha añadido que en resumen se prevé para todo el periodo contemplado “un saldo migratorio positivo, que en 2021 alcanzaría una ganancia de unas 3.100 personas”.

En resumen, Olano ha subrayado que la Diputación Foral ha realizado “un esfuerzo importante” en abordar “la previsión de necesidades en residencias para personas mayores, residencias para menores en desprotección, servicios de urgencia de menores y de mujeres víctimas de violencia machista así como “en recursos sociosanitarios”. Para finalizar el diputado general recordado que “contamos con una sociedad guipuzcoana cohesionada”, gracias a un tejido social “muy fuerte” y unos servicios sociales “avanzados”. “Mientras en todo el mundo las desigualdades avanzan, para nuestra cohesión social resulta vital mantener este modelo de políticas sociales”, ha añadido Olano, al tiempo que ha subrayado que en Gipuzkoa “trabajamos para que todos estos colectivos tengan un nivel de vida digno, con unos servicios sociales basados en sus necesidades, y para que no caigan en la exclusión, sino que avancen en la inclusión”.