Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Diputación presenta las cooperativas ciudadanas energéticas en Oarsoaldea

Foto La Diputación presenta las cooperativas ciudadanas energéticas en Oarsoaldea

La Diputación presenta las cooperativas ciudadanas energéticas en Oarsoaldea

Medio Ambiente aspira movilizar fondos europeos para reforzar una línea de ayudas.

La Diputación presenta las cooperativas ciudadanas energéticas en Oarsoaldea

José Ignacio Asensio: “La tan necesaria transición energética es uno de los retos que tenemos como sociedad, ya que  además de combatir el Cambio Climático, es el mejor instrumento para erradicar  la vulnerabilidad energética que afecta a más de 62.000 hogares de Gipuzkoa”.

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa aspira movilizar fondos europeos para reforzar una línea de ayudas para que los ayuntamientos del Territorio de la mano de sus ciudadanos, puedan aprovechar esos recursos económicos, para acelerar la transición energética, centrada en el despliegue del autoconsumo y promoción  de energías renovables en el territorio de Gipuzkoa.

Esta mañana, el diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio, y la directora de Medio Ambiente, Mónica Pedreira, han presentado el proyecto de las  Cooperativas Ciudadanas  Energéticas en la comarca de Oarsoaldea. A la presentación han acudido la alcaldesa de Errenteria y el alcade de Oiartzun, y representantes de los Ayuntamientos de Pasaia y Lezo.

Desde el Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa, se está impulsando la implantación de nuevos sistemas energéticos que opten por las energías renovables sostenibles y  por el autoconsumo para disminuir la dependencia energética exterior de nuestro Territorio. Además, los nuevos sistemas energéticos que se quieren impulsar, buscan empoderar a la  ciudadanía y situarla con un rol activo en el centro del sistema energético. A este respecto, el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha destacado que “la tan necesaria transición energética es uno de los retos que tenemos como sociedad, ya que  además de combatir el Cambio Climático, es el mejor instrumento para erradicar  la vulnerabilidad energética que afecta a más de 62.000 hogares de Gipuzkoa”.

Las Cooperativas Ciudadanas Energéticas que se han presentado hoy a los representantes municipales para valorar su apoyo en sus respectivos municipios, son uno de los sistemas que impulsa el Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de la Diputación Foral de Gipuzkoa.  Este modelo, está basado en cooperativas sin ánimo de lucro e  incentivan a las propias vecinas y vecinos a participar en la generación y gestión de la energía solar para su propio abastecimiento. El impulso de estas cooperativas,  se lleva a cabo junto  con el Ente Vasco de la Energía y la ingeniería promotora Krean, que son los instaladores de dichas cooperativas ciudadanas de energía solar llamadas ekiolas en el Territorio Histórico de Gipuzkoa.

El Departamento de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, en el marco de colaboración con Ekiola, impulsará la implantación de cooperativas de consumo para la generación de electricidad con tecnología fotovoltaica en el territorio de Gipuzkoa y facilitará la participación de la ciudadanía y entidades en las mismas.

El Departamento de Medio Ambiente está trabajando en el nuevo Decreto Foral de Sostenibilidad energética de Gipuzkoa 2050, un decreto que será aprobado este mismo año 2021 y que entro otros, tiene marcados los objetivos de reducir las emisiones totales de GEI al menos un 80% en el año 2050, respecto al año 2005 y alcanzar un consumo de energía renovable del 80% sobre el consumo final en el año 2050.

En este contexto, desde el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, se ha presentado a los fondos europeos a través de Euskadi Next, una línea de ayudas para que los ayuntamientos del Territorio de la mano de sus ciudadanos, puedan aprovechar esos recursos económicos, para acelerar la transición energética, centrada en el despliegue del autoconsumo y promoción  de energías renovables en el territorio de Gipuzkoa mediante la combinación de la promoción de comunidades y cooperativas energéticas en Gipuzkoa, como la que hoy se ha presentado. El diputado foral Asensio ha declarado que: “la promoción de nuevos sistemas energéticos que opten por las renovables y posicionen a la ciudadanía con un rol activo son la base de la transición energética y desde Medio Ambiente estamos trabajando para que sean los proyectos que consigan movilizar los fondos europeos”.

Cooperativas para una energía km 0

La creación de cooperativas, además de entroncar con los valores y la estructura económica del país, permite la conformación de proyectos de mayor dimensión que involucren a gran número de vecinos y vecinas. Esta fórmula, hará posible la existencia de infraestructuras energéticas de una dimensión significativa (parques solares de entre 1 MW a 5 MW de potencia), que generarán energía de cercanía (kilómetro 0), con el objetivo final de que las personas o familias que formen parte de la cooperativa se aprovechen de las economías asociadas a las instalaciones fotovoltaicas, identifiquen como propias dichas instalaciones y generen en las mismas un volumen de energía equivalente a todo su consumo eléctrico. La sistemática con la que se ha diseñado la gestión y viabilidad de estos proyectos se basa en la adquisición de una parte de la propiedad de la cooperativa por sus consumidores, con un coste equivalente al consumo energético de su vivienda.

Cada cooperativa construirá y operará instalaciones con un coste de generación estable, por un plazo de operación muy prolongado (25 años o incluso superior) y que se gestionará para un volumen importante de personas o familias de manera que las instalaciones tendrán las economías propias de un proyecto de mediana/gran dimensión. Los resultados revertirán a los y las cooperativistas en sus facturas eléctricas con una disminución de aproximadamente 20-30% en su factura de luz, de manera que cada cual verá anualmente el resultado de la generación de su instalación, tanto en términos económicos como eléctricos, y podrá evaluar el impacto de las mismas en términos ambientales, de sostenibilidad, de generación de riqueza para su entorno y de impacto en la propia economía de su consumo.