Ruta de navegación

Publicador de contenidos

La Diputación pone más terrenos a disposición del primer sector de Gipuzkoa

La Diputación pone más terrenos a disposición del primer sector de Gipuzkoa

Es una iniciativa del proyecto Fondo de Suelo Agrario y se han abierto dos nuevas convocatorias con terrenos situados en Lezo y Hondarribia

Foto La Diputación pone más...

En vista de la buena acogida que está teniendo el Fondo de Suelo Agrario por parte de los usuarios y usuarias, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha destinado más de 15 nuevas hectáreas para la población guipuzcoana que se quiera dedicar a la agricultura. Las dos convocatorias de la concesión ya se han hecho públicas en el Boletín Oficial de Gipuzkoa y los y las interesadas deberán inscribirse telemáticamente en la página de la Diputación antes del 11 de noviembre en la sexta convocatoria, y del 16 de noviembre en la séptima convocatoria.

Los nuevos terrenos se ubicarán en Lezo y Hondarribia y, por ello, el proyecto cuenta con la colaboración de los Ayuntamientos de ambos municipios. Los terrenos de la sexta convocatoria se sitúan en tres ubicaciones de Lezo: en los terrenos del caserío Olaizola, con cuatro parcelas de aproximadamente una hectárea, dirigidas a la horticultura (convencional o ecológico), en las fincas de Urrullo, una parcela destinada a la ganadería para pequeños animales, y, por último, una parcela destinada para la agricultura en el Alto de Gaintxurizketa. La cesión de dichos terrenos tiene una duración de 10 años con opción de renovación para otros 20. En cuanto al terreno de la séptima convocatoria, la más extensa de todas con 11,85 Ha, se sitúa por primera vez en la finca Zubieta de Hondarribia, y será destinado exclusivamente a la plantación de manzanos. La cesión será para 15 años con opción a otros 15 prorrogables.

Cada una de las parcelas irá con sus correspondientes instalaciones, ya que la Diputación ha trabajado en la adecuación de los caminos a los terrenos, en el acondicionamiento de toma de agua y también en la instalación de casetas prefabricadas que sirven para almacén. A la hora de designar los terrenos prioriza a las personas que se dedican a la agricultura de forma profesional con dedicación exclusiva o principal, a los y las jóvenes y a las mujeres.

La falta de terrenos útiles es uno de los escollos que deben afrontar quienes quieran dedicarse profesionalmente al primer sector. Para hacer frente al mismo y facilitar la incorporación a esta actividad, la Diputación puso en marcha hace ocho años el Fondo de Suelo Agrario de Gipuzkoa. Dicho proyecto, desarrollado por el departamento de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural en colaboración con otras entidades, pretende poner terrenos a disposición de todas aquellas personas que los necesiten para el desarrollo de sus proyectos profesionales relacionados con el sector agrario. La Diputación se encarga de acondicionar los terrenos, así como de dar garantías, confianza y seguridad en la gestión y en su uso.

Con estas nuevas convocatorias, el Fondo cuenta actualmente con más de 20 hectáreas de terrenos públicos ubicados mayormente en Lezo. Cabe destacar que cada adjudicatario o adjudicataria cuenta con una parcela de aproximadamente una hectárea donde además de la propia persona promotora en la mayoría de los casos también trabajan otras personas.

De este modo, según ha destacado Xabier Arruti, director de Agricultura y Equilibrio Territorial, “conseguimos el objetivo de facilitar la creación de puestos de trabajo directos e indirectos en el primer sector. La crisis actual ha puesto de manifiesto la importancia del primer sector como actividad esencial, en la aportación de productos y materias primas de calidad, en la revitalización del medio rural, el cuidado del medio natural y la lucha contra el cambio climático, y en la transición hacia un modelo económico más sostenible. Se ha producido una sensibilización que está llevando, además, a muchas personas a ver el primer sector como un espacio de oportunidades y emprendimiento. Debemos potenciar ese proceso, contribuyendo, a través de las políticas públicas, a que esta actividad sea atractiva profesionalmente”.

  

429