Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Declaración institucional 25N

Foto Declaración institucional 25N

Declaración institucional 25N

Hoy, 25 de noviembre, celebramos el Día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Declaración institucional 25N

Este día es designado así por la Asamblea General de Naciones Unidas para recordar a todas las mujeres y niñas víctimas de la violencia machista, a quienes hoy trasladamos todo nuestro apoyo y reconocimiento. Se trata, desgraciadamente, de una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras en el mundo actual, también en nuestra sociedad.

Con motivo de este día, la Diputación de Gipuzkoa reitera con total firmeza su rechazo a todo tipo de violencia sexista, ya sea física, psicológica, sexual o simbólica, sucedan en el ámbito que sucedan: la pareja, la familia, el ocio, el trabajo, el deporte, las redes sociales. Ninguna de ellas puede ser tolerada, justificada o amparada. Ninguna de ellas tiene cabida en nuestro territorio.

No podemos perder de vista que la violencia contra las mujeres tiene su origen en la situación estructural de desigualdad en los diferentes ámbitos de la vida, sustentada en el tradicional reparto de papeles y responsabilidades en la sociedad y en la familia en función del sexo. Una realidad que sitúa a las mujeres en una posición subordinada respecto de los hombres; la violencia contra las mujeres se convierte así en un instrumento de control social clave para que dicha desigualdad se mantenga y tienda a perpetuarse.

La Diputación, en su compromiso con la construcción de una sociedad igualitaria, ha plasmado en el III Plan Foral para la Igualdad de mujeres y de hombres –recientemente aprobado– su compromiso por seguir contribuyendo decididamente a la lucha contra violencia machista. Una labor que, en medio de la crisis generada por la Covid-19, cobra mayor vigencia, si cabe, ante la vulnerabilidad de muchas mujeres y niñas que enfrentan esta violencia en situaciones de mayor soledad y aislamiento. Todas ellas deben saber, más que nunca, que las instituciones y el conjunto de la sociedad estamos con ellas, para ayudarles en todo momento.

En este marco, la Diputación se compromete a seguir impulsando, en los siguientes campos, políticas audaces que sirvan para hacer frente a la violencia contra las mujeres y las causas  que la alimentan:

  • El impuso de la investigación sobre las características de la violencia contra las mujeres en diferentes ámbitos, la mejora en la recogida de información sobre esta violencia y su comunicación a diferentes agentes, incluida la ciudadanía.
  • El avance en la sensibilización, prevención y formación en violencia machista.
  • La constante mejora del modelo de atención a la violencia machista y la profundización en el derecho a la reparación del daño que se reconoce en el Convenio de Estambul a las víctimas de esta violencia.
  • Apoyar la dimensión comunitaria en el apoyo a las mujeres ante la violencia machista, aumentando la coordinación con los grupos feministas y grupos de mujeres que trabajan en favor de la igualdad.
  • La coordinación entre las instituciones como vía para una atención a la violencia en Gipuzkoa más integral, eficaz y de calidad.

Asimismo, hoy, 25 de noviembre, queremos dirigir los focos hacia esa violencia que, más allá de la violencia física o sexual, se manifiesta en pequeñas agresiones cotidianas y actitudes machistas que, a través de la reiteración y el paso del tiempo, impactan y dañan a las mujeres. Conductas que muchas veces se producen frente a nuestros ojos, y ante las cuales, cuando no somos el agresor o la víctima, la mayor parte de las veces permanecemos impasibles.

Desde la Diputación de Gipuzkoa manifestamos que es momento de cambiar las cosas, para lo cual es fundamental que identifiquemos estas situaciones, como lo que son: parte de la violencia machista que contribuye a mantener las desigualdades entre hombres y mujeres. Porque si así las identificamos, ya no podremos seguir justificándolas. Y eso, será un gran paso para construir una sociedad más justa e igualitaria. Ante la violencia machista, animamos a los y las guipuzcoanas a no ser parte del público. A que cada uno de nosotros y de nosotras asuma el compromiso individual y colectivo para erradicar de nuestra sociedad la violencia contra las mujeres.

Aunque la actual situación de pandemia no posibilitará este año las habituales movilizaciones del 25 de noviembre, desde la Diputación deseamos invitar a la ciudadanía a que muestre su rechazo hacia la violencia machista y participe en las iniciativas que se organicen, siempre respetando las normas y restricciones establecidas para frenar la expansión de la COVID-19.