Ruta de navegación

Publicador de contenidos

El Laboratorio de Innovación Lingüística y Social BADALAB abrirá sus puertas en mayo en Errenteria

El Laboratorio de Innovación Lingüística y Social BADALAB abrirá sus puertas en mayo en Errenteria

En vísperas del Día Internacional del Euskera, el diputado general Markel Olano considera imprescindible reforzar “la cooperación, la innovación y la experimentación” en aras de avanzar hacia la igualdad lingüística.

Foto El Laboratorio de...

El Laboratorio de Innovación Lingüística y Social Badalab abrirá sus puertas en mayo del próximo año en el edificio de la antigua biblioteca de Errenteria, según ha informado esta mañana Markel Olano, diputado general de Gipuzkoa. Según ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno de la Diputación, tras la constitución en julio del consorcio sobre el que se asentará este centro de referencia, el proyecto está dando “pasos firmes y, sobre todo, pasos compartidos” con representantes de las instituciones públicas vascas y del tejido social del euskera, a la vez que se ponen en marcha sus primeras líneas de trabajo.

          “Lo que se ha hecho y conseguido hasta ahora tiene un valor enorme. El euskera ha avanzado enormemente en las últimas décadas. Gracias al trabajo de las instituciones públicas y de los agentes sociales del euskera, impulsados por la adhesión de la ciudadanía, el nivel de conocimiento ha aumentado y el idioma ha ganado espacio en nuevos ámbitos. Sin embargo, si miramos hacia el futuro, el mundo que se abre ante nosotros está cambiando con gran profundidad y rapidez, por lo que tenemos que multiplicar nuestra capacidad de cooperación, innovación y experimentación”, ha subrayado el diputado general, a tres días de celebrar el Día Internacional del Euskera.

Olano ha señalado que Badalab pretende incidir en la capacidad de “colaboración, innovación y experimentación” existente en el mundo del euskera y que su objetivo será garantizar el uso del idioma “en los escenarios y las formas de interacción” del futuro. “Las nuevas tecnologías, los paradigmas sociales y económicos que se están extendiendo en todo el mundo afectan de forma notable a las lenguas minoritarias y pequeñas, es decir, a las no hegemónicas. El euskera no es una excepción. Ante las interrogantes y los desafíos que plantea el porvenir, es vital explorar nuevos horizontes y proyectos innovadores”, ha reflexionado. Por ello, Gipuzkoa va a poner en marcha “una experiencia pionera” y, a nuestro juicio, “única” en el panorama internacional, “un espacio seguro de experimentación que promueva propuestas audaces” y que sirva de referencia para cualquier persona que quiera lograr la igualdad entre las lenguas, entre los y las hablantes.

          En esa línea, la Comisión de Gobierno de Badalab nombró el pasado viernes a la persona que dirigirá el proyecto. Tras el proceso de selección, Goiatz Oiartzabal Lakarra (Pasaia, 1983) ha sido elegida directora del laboratorio. Ingeniera Técnico en Diseño Industrial (MU) y Máster Internacional en Emprendimiento e Innovación Interna (MINN), Oiartzabal es experta en innovación social. Comenzó su carrera profesional en el Grupo Fagor y posteriormente ha ejercido como team coach en el grado LEINN y como responsable de procesos en el proyecto Debagoiena 2030, entre otros. Para conformar el grupo de trabajo del laboratorio, la Comisión de Gobierno aprobó en la misma reunión la convocatoria para la selección de otras dos personas –con perfil de técnico de innovación–, proceso que se abrirá en las próximas semanas.

          El diputado general ha destacado que Badalab “no viene a sustituir a nadie” porque, a su juicio, están ocurriendo muchas cosas positivas en los ámbitos de la “innovación social y la revitalización el euskera”. Por el contrario, promoverá un ecosistema “plural y amplio” que le acompañe en este esfuerzo compartido, sobre la base de una “gobernanza compartida e innovadora”. No en vano, Badalab es el noveno proyecto estratégico de Etorkizuna Eraikiz, ya que han sido creados anteriormente Ziur, 2deo, LABe, Adinberri, Mubil, Elkar Ekin Lanean, ArantzazuLab y Naturklima.

          El laboratorio tiene su origen en una deliberación iniciada en 2016 y, ya a partir de 2018, se ha trabajado en torno a los objetivos y el diseño del laboratorio –fase en el que han colaborado la propia Diputación, Langune, Elhuyar, Emun y Soziolinguistika Klusterra–. El consorcio se constituyó en julio de este año y, además de las citadas instituciones públicas y agentes sociales, forman parte de la Comisión de Gobierno del consorcio el departamento de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Errenteria, Euskalgintzaren Kontseilua, EITB, la UPV/EHU, ArantzazuLAB y Euskaltzaindia.


Sede de Badalab, en la antigua biblioteca de Errenteria

La semana pasada, el Consejo de Gobierno aprobó la concesión de una subvención de 329.082,28 euros al Ayuntamiento de Errenteria para financiar la habilitación y acondicionamiento de la antigua biblioteca municipal. De hecho, a partir de mayo, al término de las obras, el Laboratorio de Innovación Lingüística y Social Badalab se ubicará en este edificio. El espacio para estas instalaciones ha sido cedido por el Ayuntamiento de Errenteria y las obras comenzarán el mismo mes de diciembre.

          Será un espacio de unos 300 m2, dividido en dos de las cuatro plantas que tiene el edificio. Para ello, será necesario realizar una serie de trabajos previos de habilitación y acondicionamiento del edificio. Este proyecto de ejecución cuenta con un presupuesto total de ejecución de 500.800 euros y 329.000 euros corresponden al espacio que se prevé utilizar el Consorcio de Innovación Lingüística Badalab. Estas obras serán realizadas por el Ayuntamiento de Errenteria titular del inmueble y, durante el tiempo duren, el Consorcio Badalab se ubicará provisionalmente en el edificio Torrekua del mismo municipio, también de propiedad municipal.

 

Día Internacional del Euskera

Por otro lado, el próximo viernes, 3 de diciembre, se celebrará el Día Internacional del Euskera y el Consejo de Gobierno ha aprobado una declaración institucional con motivo de esta señalada fecha. De cara al futuro, ante los desafíos acelerados por la pandemia, la Diputación muestra la determinación de conseguir que “nada de lo esencial quede atrás”, prioridades entre las cuales se encuentra el euskara. “Queremos que el euskera sea una herramienta eficaz para las nuevas formas de relacionarse y ámbitos de uso que estamos recuperando y que inventaremos en el futuro”, ha afirmado.

Y es que, según la declaración aprobada por las y los diputados forales, en la “nueva etapa” que se abra tras la pandemia surgirán nuevas relaciones y formas de comunicación, hábitos y vías de comunicación, que serán aún más novedosas y sorprendentes en el futuro. “La pandemia ha puesto de manifiesto lo que ya sabíamos: hasta qué punto son imprescindibles las líneas y redes de comunicación, hasta qué punto la comunicación añade valor a cualquier actividad. Ese es el reto del euskera: ocupar, con toda naturalidad, el lugar que le corresponde en los nuevos ámbitos de comunicación y actividad. De forma eficaz. Con firmeza”, reflexiona el documento.

En este sentido, la Diputación aboga por avanzar “más firmemente” en el proceso de revitalización del euskera, desde “la continuidad, la innovación continua y el compromiso de todos y de todas”. Además, junto a los usos puramente formales de la lengua, la institución foral ha advertido de la necesidad de trabajar “en ámbitos no formales”. “Las personas que hablan euskera han de ejercer con toda naturalidad la posibilidad de vivir en euskera, al pasar de los ámbitos formales de las relaciones cotidianas al mundo laboral, de ocio, cultural o deportivo. No podemos negar al euskera esos ámbitos”, ha subrayado. Al mismo tiempo, Olano ha expresado su compromiso con la promoción de la presencia del euskera en los ámbitos informales, “mediante la activación de recursos y asunción de la referencialidad” en esta materia.

“Nos jugamos la fuerza vital del euskera, además de en los ámbitos formales, en el reto de ganar esos espacios no formales para la lengua vasca. De hecho, dar un salto en el uso del euskera en este ámbito cambiaría radicalmente y en una dirección muy positiva para muchos y muchas hablantes, especialmente para las personas más jóvenes, la vivencia del euskera”, ha añadido la institución foral en su declaración institucional del Día Internacional del Euskera.

 

Nuevo centro COVID-19

El diputado general se ha referido también al “grave incremento” que está experimentando la pandemia en Gipuzkoa. “Quiero hacer un llamamiento a quienes todavía no se han vacunado, a vacunarse tan pronto como puedan, porque es la medida de protección más importante, si no la más importante, que tenemos ante la COVID-19”, ha insistido. Al mismo tiempo, ha animado a la ciudadanía a seguir integrando “las medidas básicas de protección y prevención” en su vida cotidiana, ya que dificultan la propagación de la enfermedad.

          En relación con los nuevos positivos detectados entre las personas residentes de las residencias de mayores de Gipuzkoa, Olano ha recordado que el Departamento de Política Social está siguiendo la situación de “forma rigurosa y vigilante”, siempre desde el cumplimiento de las medidas de prevención y seguridad vigentes. La elevada incidencia del virus en el territorio ha llevado a la Diputación de Gipuzkoa a adoptar medidas extraordinarias, como la ampliación de los centros de referencia para la atención de la COVID-19, y el incremento de las pruebas diagnósticas vía saliva-PCR al personal de las residencias.

          El primer centro de referencia COVID-19 se abrió el 14 de marzo de 2020 en Gipuzkoa, en el centro sociosanitario de Cruz Roja en Donostia. Posteriormente, se abrió un servicio de este tipo en el centro San José de Ordizia y en la planta social del Hospital de Eibar. Aunque el centro eibarrés sigue en funcionamiento desde junio de 2020, desde el miércoles 1 de diciembre también se habilitará el centro San Juan de Dios de Arrasate, con 19 plazas más.

          Por su parte, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco publicó el pasado 18 de octubre la última actualización del Protocolo de Vigilancia y Control de la COVID-19 en las residencias y centros sociosanitarios y, según sus instrucciones, la Diputación Foral de Gipuzkoa activó pruebas PCR de saliva para realizar diagnósticos para el personal y son complementarias a las PCR habituales que se siguen realizando en los centros residenciales.

          Estas pruebas se activan cuando el territorio histórico supera la tasa de incidencia acumulada en 14 días, de 150 casos de COVID-19 por 100.000 habitantes. Por lo tanto, las trabajadoras de las residencias, siguiendo un calendario preestablecido, están realizando una prueba diagnóstica de saliva cada 15 días en caso de estar vacunadas y en el caso de las trabajadoras no vacunadas la prueba es semanal. Ya son 3.823 las pruebas PCR de saliva realizadas por la Diputación en este último mes en las residencias del territorio.

  

1198