Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Recogida y comercialización de productos de caserío

Foto Recogida y comercialización de productos de caserío

Recogida y comercialización de productos de caserío

Se pondrá en marcha en Gipuzkoa esta próxima semana, para ofrecer una nueva alternativa a los y las productoras

Recogida y comercialización de productos de caserío
 

El Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Gipuzkoa, a través de la fundación pública Hazi, pondrán en marcha un servicio de recogida y comercialización de productos para aquellos y aquellas baserritarras que destinen sus productos a los mercados. El objetivo principal de la iniciativa es ayudar a comercializar sus productos a los y las baserritarras que los vendían en los mercados, garantizando la salud tanto de los productores como de la clientela.  La iniciativa se pondrá inicialmente en marcha en Gipuzkoa, y se espera que entre en vigor para la próxima semana.  Así lo han anunciado hoy el Gobierno Vasco y la Diputación Foral, en la reunión de trabajo que han mantenido con los agentes del sector para abordar conjuntamente los efectos de Covid-19.

Dada la complejidad organizativa del servicio, se contará con la empresa Lurrarte Baserriko Uzta, con experiencia en estos trabajos.  Lurrarte, con el apoyo de técnicos de Hazi y de las asociaciones de desarrollo rural, articulará este servicio, en colaboración con los y las responsables municipales de las diferentes ciudades y pueblos que organizan mercados.  Para aclarar cuestiones referentes a las condiciones, productos que se recogerán, características de la logística necesaria, precios y demás, los baserritarras podrán llamar al teléfono 943693074, de lunes a viernes de 8:00 a 14:30, o escribir al whatsapp del teléfono 688643670 (Referencia: recogida de verduras). Dada la complejidad de la organización de la recogida, el servicio necesitará unos días para tener atados todos los temas logísticos, pero, mientras tanto, la información sobre el tema se proporcionará en los canales de contacto citados.

El objetivo es paliar el impacto que el virus Covid-19 está teniendo en la venta directa del sector primario.  De hecho, ante la pandemia, la Consejería de Sanidad del Gobierno Vasco recomendó evitar la venta de alimentos fuera de los establecimientos comerciales exentos. El cumplimiento de esta recomendación supone la suspensión de la posibilidad de venta de los y las baserritarras que llevan sus productos a los mercados, con la pérdida que ello puede generar. Con el proyecto anunciado hoy, el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Gipuzkoa pretenden ofrecer "una nueva alternativa para dar salida a los productos de nuestros y nuestras baserritarras y para que la ciudadanía tenga la oportunidad de consumir esos productos". Aunque la medida se ha planteado para hacer frente a una situación de emergencia, añaden que de cara al futuro "se puede convertir en una oportunidad, abriendo nuevos canales de distribución".

"Estrechar la colaboración"

En la reunión de trabajo celebrada hoy en el palacio foral, ambas entidades han compartido con diversos agentes del sector los pormenores del nuevo servicio. En la misma han participado, en representación de la Diputación Foral, el diputado general, Markel Olano; el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Imanol Lasa, el director de Agricultura y Desarrollo Rural, Xabier Arruti, y la directora de Montes y Medio Natural Arantxa Ariztimuño, entre otros. En representación del Gobierno Vasco han estado presentes telemáticamente la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, y el viceconsejero de Agricultura, Pesa y Política Alimentaria Bittor Oroz.  En representación del sector han participado Xabier Iraola y Garikoitz Nazabal, de los sindicatos ENBA y EHNE respectivamente, y responsables de los centros de gestión Abelur y Lurgintza, de la asociación forestal Gebe, de la asociación de horticultores de Gipuzkoa Gilbe, y de las cooperativas Urkaiko y Kaiku.

            Los objetivos del encuentro han sido realizar un diagnóstico del impacto del Covid-19 en el sector primario guipuzcoano, y analizar las medidas para hacer frente de forma conjunta a las dificultades que está atravesando el sector, además del servicio anunciado anteriormente.  El Gobierno Vasco y la Diputación foral han mostrado a los agentes su "firme compromiso" de estrechar la colaboración, bajo la premisa de que "las soluciones más adecuadas vendrán por la vía de la coordinación, cada uno desde sus competencias".  En las próximas semanas harán un "seguimiento exhaustivo" de la situación del sector, "definiendo las prioridades para apoyar la actividad, y sacando el máximo rendimiento a los recursos públicos". 

            En este sentido, la consejera Arantxa Tapia ha señalado que el Gobierno Vasco está coordinando la iniciativa presentada hoy a través de Hazi y que, al igual que en Gipuzkoa, también se pondrá en marcha el servicio de recogida y comercialización en Bizkaia y Álava. En todos los territorios el Gobierno está colaborando con las Asociaciones de Desarrollo Rural y las Diputaciones. También ha querido poner en valor la implicación de los comercios: "Es de agradecer que los comercios de Euskadi se hayan sumado a esta iniciativa para que no se pierdan los productos de nuestros y nuestras baserritarras". Tapia ha abogado por consumir producto local y de temporada en estos momentos difíciles y ha vuelto a hacer un llamamiento a la compra responsable de alimentos.

La consejera también ha explicado las medidas anunciadas esta misma semana por el Gobierno Vasco para el sector primario y las empresas alimentarias. El 16 de marzo el Gobierno trasladó a todos los profesionales de la cadena de valor alimentario el protocolo de actuación frente al coronavirus y esta misma semana se han presentado otras líneas de ayudas específicas: por una parte, el programa de cobertura de excedentes en el sector alimentario, con una ayuda de 6 millones de euros, y por otra, en relación con los programas Sendotu e Ikerketa, la decisión de atrasar la devolución de los créditos y los alquileres por parte de las pymes a la administración, con un valor de 400.000 euros.

            El diputado Imanol Lasa, por su parte, ha adelantado que la Diputación priorizará medidas para mantener o reactivar la actividad económica del sector primario, focalizando el esfuerzo en proyectos que tengan un impacto directo en los y las baserritarras y las explotaciones. También ha mostrado su intención de reforzar el servicio de sustitución en los caseríos, para hacer frente a las posibles bajas de enfermedad o confinamientos que pueda generar el virus Covid-19.  Se trata de un servicio para cubrir las vacaciones y bajas, mediante el cual la Diputación Foral concede ayudas a los y las baserritarras para ese fin.  Por último, informa que la institución foral ha decidido mantener la campaña sanitaria en las explotaciones que llevan el ganado al monte. El viernes y el lunes se llevará a cabo la campaña en las 72 explotaciones que faltan, para que haya tiempo para realizar las vacunaciones antes de subir el ganado al monte. 

            "Esta grave situación, que es coyuntural, no hace sino poner sobre la mesa los retos estructurales del sector.  Nos muestra, entre otras cosas, la importancia de mantener una actividad que nos suministre alimentos de calidad. El sector primario aporta muchísimo a la sociedad. Por lo tanto, la crisis nos recuerda que es el momento de implementar medidas valientes encaminadas a garantizar su futuro, abordando adecuadamente retos como la rentabilidad o el cambio generacional", concluye Lasa.