Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Un nuevo centro de conservación de carreteras en Bergara dará servicio a la AP-1 y a la autovía A-636

Foto Un nuevo centro de conservación de carreteras en Bergara dará servicio a la AP-1 y a la autovía A-636

Un nuevo centro de conservación de carreteras en Bergara dará servicio a la AP-1 y a la autovía A-636

Bidegi llevará a cabo la obra en dos fases y realizará una inversión total de 3,3 millones de euros. La construcción del centro terminará a finales del 2022.

Un nuevo centro de conservación de carreteras en Bergara dará servicio a la AP-1 y a la autovía A-636

La sociedad foral Bidegi continúa con los trabajos de ejecución del nuevo centro de conservación de carreteras de Bergara que dará servicio a la autopista AP-1 y a la autovía A-636 Beasain-Bergara.  La diputada de Infraestructuras Viarias Aintzane Oiarbide ha visitado hoy las dos parcelas en las que se ubicará el centro; la principal, con una superficie de 7.000m2, se encuentra junto a la carretera GI-627, a la altura de la rotonda de acceso a la AP-1, y la parcela secundaria, al lado del centro de control de Ondartza, a la altura de la entrada a la autopista en el peaje de Bergara Norte.

          La diputada Oiarbide ha subrayado la importancia de contar con este nuevo centro donde se ubicarán las máquinas quitanieves, los silos de sal y demás elementos necesarios para mantener las autopistas en buen estado durante la vialidad invernal. “El dispositivo de vialidad invernal de Bidegi para la AP-8, AP-1 y ahora, para la A-636, contará con dos centros. Una para la AP-8 en la entrada de Zestoa-Zumaia y otra, la que estamos construyendo aquí, junto a la entrada de Bergara Norte, que dará servicio a la AP-1 y la A-636. Ambos centros están bien situados para que las máquinas puedan atender con la máxima rapidez posible las necesidades de nuestras autopistas”.

La obra de Bergara se realizará en dos fases. En esta primera fase, que cuenta con un presupuesto de 1,7 millones de euros más IVA y un plazo de ejecución de seis meses, se están acometiendo los trabajos de construcción de la zona que acogerá el servicio de vialidad invernal y el edifico de conservación donde irán el taller y las oficinas. También se realizarán los trabajos de urbanización de la parcela con nueva instalación de electricidad y alumbrado led, red de saneamiento y drenaje.  El recinto contará con un cierre perimetral y estará monitorizado desde el centro de control de Ondartza. Asimismo, en esta primera fase, se realizarán los trabajos de explanación de la parcela secundaria mediante un muro de escollera perimetral y que acogerá, en la segunda fase, el edificio de servicios auxiliares.

          “El objetivo de la primera fase es que la nueva base esté operativa de cara a la próxima campaña de vialidad invernal para que las quitanieves y las máquinas esparcidoras de sal y salmuera den servicio a la autopista y a la autovía”, ha señalado la responsable del departamento de Infraestructuras Viarias.

Las instalaciones contarán con un aparcamiento bajo cubierta mediante marquesina, similar al que existe en la entrada de la AP-8 en Zestoa-Zumaia, con una capacidad para 16 quitanieves con una anchura de 4,5 metros para cada camión. En frente se está construyendo el edificio de mantenimiento que albergará el almacén-taller, los vestuarios y servicios para los operarios y las futuras oficinas. Contará con unas dimensiones de 50 metros de largo por 12 de ancho. Cuatro puertas basculantes permitirán el acceso de los camiones al taller y al almacén donde se guardarán los elementos de conservación, señales de tráfico para obras y barreras de contención. Se prevé que la parte del taller, almacén y vestuarios esté operativo en diciembre. La parcela dispondrá de zona destinada a gestión de residuos y depósito de gasoil.  En esta esta primera fase y de cara a la vialidad invernal se utilizará el actual depósito de sal. El depósito está al aire libre, que se cubre con una lona y en estos momentos tiene capacidad para unas 200 toneladas al reducirse su dimensión para realizar las obras.

La fase 2 se acometerá en el segundo semestre de 2022, una vez finalizado la campaña de vialidad invernal y tras retirar los actuales depósitos de sal y acopios. El presupuesto de inversión será de 1,6 millones y un plazo de ejecución de 8 meses. 

En esta fase se construirá el nuevo depósito cubierto de sal, se instalará el depósito de salmuera y se habilitará la nueva zona de carga de sal. El depósito tendrá unas dimensiones de 30 metros por 10 metros y capacidad para 2.000 toneladas.

          También se ejecutará la arquitectura interior de las instalaciones de las oficinas ubicadas en el edificio del taller y se urbanizará el resto de la parcela que contará con 23 plazas de aparcamiento para los vehículos de los operarios.  En la parcela secundaria, a la altura de la entrada a la autopista, se levantará el edificio de servicios auxiliares de unos 300m2 en la zona de la explanada en la primera fase y a la que se accederá desde el actual aparcamiento que utilizan los trabajadores del peaje. El edificio auxiliar servirá de almacén de componentes para el mantenimiento de los sistemas eléctricos e iluminación de la AP-1 y de la autovía A-636 Beasain-Bergara.