Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Reunión compartida con la red residencial de Gipuzkoa

Foto Reunión compartida con la red residencial de Gipuzkoa

Reunión compartida con la red residencial de Gipuzkoa

Los y las responsables forales han reforzado el Plan de Choque con dos nuevas medidas, compartidas y contrastadas con la representación que ha participado en la reunión.

Reunión compartida con la red residencial de Gipuzkoa

Hoy al mediodía ha tenido lugar una reunión compartida entre la Diputación Foral de Gipuzkoa y una representación de la red de residencias de personas mayores del territorio, a la que se han sumado también responsables del Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa; en total una veintena de personas. El encuentro, que ha estado encabezado por el diputado general, Markel Olano, junto con la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, y el diputado de Medio Ambiente, Jose Ignacio Asensio, ha tenido un doble objetivo. Por una parte, realizar una reflexión compartida sobre las medidas adoptadas en el Plan de Choque, que tiene como objetivo combatir el Covid-19 en el ámbito de los servicios sociales; y por otra, escuchar las necesidades y demandas de los centros residenciales.

Maite Peña ha explicado que la colaboración es “imprescindible” para hacer frente al Covid-19, “para prevenirlo y contenerlo al máximo posible”, y ha añadido que “aunque seguimos manteniendo un contacto diario con todas las residencias del territorio, hemos visto necesario realizar una reunión compartida con una representación de toda la red residencial; para que, entre todos y todas, podamos realizar una lectura más detallada de la situación y profundizar en las medidas adoptadas dentro del Plan de Choque”.

          Tras escuchar las reflexiones y opiniones de una veintena de representantes de toda la red, Maite Peña ha dado a conocer dos nuevas medidas de reciente aprobación, adoptadas dentro del Plan de Choque. Por una parte, la puesta en marcha de un servicio de apoyo psicológico para el personal de las residencias, y por otra, la adquisición de una nueva máquina para la desinfección y esterilización de mascarillas FFP2, que posibilita su posterior reutilización, puesta a disposición de todos los centros.

          La diputada Maite Peña ha explicado que la primera de las nuevas medidas anunciadas, que son parte del mencionado Plan de Choque, busca ofrecer el apoyo psicológico que puedan necesitar las personas que trabajan en las residencias. Es por eso que la Diputación ha añadido este nuevo servicio a la cartera ofrecida desde el teléfono Telezaintza, donde también se ofrece ayuda psicosocial a familias y personas usuarias de los servicios y recursos sociales.

          La segunda medida hace referencia a la adquisición de una máquina que se ha puesto a disposición de todas las residencias de Gipuzkoa que, con el fin de poder reutilizar las mascarillas FFP2 utilizadas para atender a casos positivos, permitirá su desinfección y esterilización. Esta máquina está ubicada en Arrasate, por lo que “varias personas técnicas pasarán por todas las residencias de Gipuzkoa, primero a entregar bolsas donde tendrán que introducir las mascarillas por seguridad, y después a recogerlas para que puedan ser reutilizadas hasta tres veces”, ha explicado Peña.

          Las y los responsables forales han subrayado a lo largo de la reunión que desde la Diputación se está haciendo un “gran esfuerzo”, en colaboración con el Gobierno Vasco, para dotar a todas las residencias del material de protección que necesitan. Por eso, desde la Diputación, además de la adquisición de equipos nuevos, Maite Peña ha señalado que “de manera complementaria, hacemos una apuesta por su reutilización, en este contexto de escasez generalizada que vivimos”.

          Para finalizar, la diputada ha añadido que el personal de las residencias está realizando una “gran labor en un contexto muy complicado”, y que es por eso que “damos todo nuestro reconocimiento a ese incansable trabajo que están realizando”. A su vez, las y los responsables forales han aprovechado la reunión de hoy para recordar a las personas fallecidas en las residencias de Gipuzkoa, a quienes siguen enfermas y a todas las familiares: “agradecemos encarecidamente toda la colaboración que están ofreciendo en estos momentos tan delicados y humanamente tan dolorosos”.

 

Tres fallecidos y 17 nuevos positivos

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha actualizado, como a diario, la situación de las residencias del territorio, en las que se atiende a un total de 5.425 personas. Según los últimos datos, tres personas han fallecido en las residencias de personas mayores de Gipuzkoa y 17 han dado positivo en Covid-19. Las residencias que han registrado los últimos fallecimientos han sido Iurreamendi de Tolosa, Otezuri de Zumaia y San Andrés de Eibar; y la cifra de personas mayores fallecidas hasta la fecha es de 14. En total son 12 las residencias que han registrado algún caso positivo, de una red de 65 centros, uno más que ayer, ya que en las últimas horas en la residencia Argixao de Zumarraga se han dado dos positivos. En la totalidad de la red residencial suman un total de 121 positivos, cinco permanecen hospitalizados y 27 han sido trasladados al centro de la Cruz Roja en Donostia.