Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Fundación Biozientziak Gipuzkoa apoya la puesta en marcha de 4 proyectos de investigación ligados al COVID-19

Foto La Fundación Biozientziak Gipuzkoa apoya la puesta en marcha de 4 proyectos de investigación ligados al COVID-19

La Fundación Biozientziak Gipuzkoa apoya la puesta en marcha de 4 proyectos de investigación ligados al COVID-19

Tres start ups y un centro de investigación del territorio están elaborando sistemas de diagnóstico, detección y monitorización de la enfermedad.

La Fundación Biozientziak Gipuzkoa apoya la puesta en marcha de 4 proyectos de investigación ligados al COVID-19

La fundación Biozientziak Gipuzkoa ha puesto en marcha una convocatoria extraordinaria para la financiación, por medio de ayudas en forma de subvención, de proyectos de I+D+i que contribuyan a la prevención del contagio, a un mejor diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes infectados por SARS-CoV-2. El diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Imanol Lasa, y el director general de Kutxa Fundazioa, Ander Aizpurua, han destacado que la convocatoria, a la que se han destinado 455.000 euros, tiene como objetivo maximizar el potencial del ecosistema ligado a las biociencias en Gipuzkoa, para dar respuesta a la situación de emergencia derivada de la crisis sanitaria causada por el COVID-19.

          Un total de 26 propuestas de empresas, start-ups, centros de investigación colaborativa y centros tecnológicos se presentaron a la primera fase de la convocatoria, que concluyó a principios de abril. Posteriormente, la consultoría especializada en Biotecnología Silo, conjuntamente con personal técnico de la Fundación y de Bioef, que aglutina a los centros de investigación sanitaria de Osakidetza, seleccionó 8 proyectos, solicitándose a las entidades presentantes información más completa y detallada. Finalmente, fueron escogidos cuatro proyectos, concretamente los desarrollados por Somaprobes, que será apoyado con 150.000 euros, Microliquid, con 150.000 euros, Donostia International Physics Center, con 85.000 euros y Naru Intelligence, con 70.000 euros.

          Los responsables de Biozientziak Gipuzkoa han destacado el potencial de estos proyectos para el territorio, tanto desde el punto de vista de su contribución a la salud y el bienestar de las personas, como de la generación de iniciativas económicas de futuro y con capacidad para crear empleo de calidad. Así, Ander Aizpurua ha afirmado que “en este contexto tan complejo que estamos viviendo, esta línea de ayudas viene a apoyar e impulsar los proyectos que intentan dar una respuesta a la emergencia sanitaria, concretamente en el ámbito del diagnóstico y la monitorización”.

          Por su parte, Imanol Lasa ha subrayado que Gipuzkoa lidera la apuesta por el I+D a nivel de Euskadi con un gasto respecto al PIB del 2,37%, y que cuenta con un ecosistema “sólido y consolidado”, con 11 Centros tecnológicos, 2 Centros de Investigación Cooperativa, 4 BERCs, un instituto de Investigación Biosanitaria, 2 Organizaciones de I+D Sanitarias, 26 Unidades de I+D empresarial y 4 universidades, entre otros. “Es esa apuesta compartida, sostenida durante años, la que ha permitido que podamos presentar iniciativas como éstas, y que estemos mejor preparados que otros para hacer frente a una situación tan dura como la actual. La generación de conocimiento es clave para nuestro bienestar futuro y para contar con una economía avanzada. Por eso vamos a mantener los recursos que veníamos destinando para apoyarla, dentro del Plan para la Reactivación Económica”, ha recalcado.

 

Somaprobes – Corona-Test

Corona-Test es una prueba de tira de flujo lateral similar a la conocida prueba de embarazo, cuyo principal impacto es proporcionar a los sistemas de salud una herramienta de diagnóstico para ayudar a prevenir y controlar la propagación del coronavirus y los futuros brotes. Las capacidades de diagnóstico de cada país son esenciales para la contención exitosa de brotes. Se plantea una prueba para uso de la población general, asintomática o levemente sintomática, que puede ser utilizada en el hospital o en las casas y que ayudará a estimar mejor el número real de pacientes infectados. Lo anterior, es la diferencia mas importante que presenta la prueba rápida de Somaprobes frente a otros dispositivos.

Las capacidades de detección de Corona-Test permitirían una estrategia más rentable y más rápida para evitar el colapso de los hospitales y proveer a la población general con una prueba que se puede realizar incluso en casa. La prueba es ideal para hospitales, clínicas y laboratorios clínicos, y también se puede implementar de manera efectiva en empresas, escuelas, aeropuertos, puertos marítimos y estaciones de tren, etc.

De ser exitosa, tendría un impacto clave al proporcionar una prueba que puede ayudar a los expertos a comprender mejor cómo se propaga el virus a través de las poblaciones y desarrollar estrategias para prevenir y frenar futuras epidemias. El proyecto dio comienzo a principios de abril y actualmente está en la fase de validación de prototipos, con la colaboración de los centros de investigación sanitaria de Osakidetza.

 

Microliquid – Test diagnóstico por PCR

Microliquid, como empresa biotecnológica referencia en el sector de las tecnologías microfluidicas para el diagnóstico de cáncer, enfermedades infecciosas respiratorias y otros tratamientos farmacéuticos, participará en el desarrollo de un sistema portátil para el diagnóstico rápido de la enfermedad COVID-19. Este dispositivo será validado en la red hospitalaria y ambulatoria del servicio vasco sanitario público, Osakidetza, y ofrecerá resultados, basados en la técnica PCR (polymerase chain reaction), en 15 minutos, frente a las 5 horas de la mayoría de los sistemas actuales.

La consecución de resultados rápidos y eficientes favorecerá de manera estratégica a la identificación rápida de los contagios y su posible aislamiento en diferentes situaciones, gracias a la drástica reducción del tiempo de espera. Una confirmación de diagnóstico a tiempo, casi al momento, y en cualquier lugar dada su portabilidad, son las ventajas de este tipo de nuevas tecnologías. La empresa cuenta con todo el equipo técnico e infraestructuras necesarios para el proceso de fabricación del dispositivo trabajando bajo certificación ISO 13485, necesaria para la fabricación de productos biosanitarios, siendo una de las pocas  en el mundo con esta capacidad. Se prevé que el dispositivo desechable esté listo para comenzar su introducción en los centros de salud y centros hospitalarios vascos en 7 meses.

 

DIPC-‘Detente’

El proyecto propone el desarrollo de una plataforma de nuevos sensores para la detección vírica. Mediante la combinación de diferentes métodos basados en técnicas físico-químicas, se pretende alcanzar una mayor fiabilidad de pruebas garantizando un diagnóstico rápido. ‘Detente’ se propone detectar la carga viral tanto en personas (sujetos) como superficies (objetos). En suma, su rapidez y bajo coste deberían permitir un despliegue masivo y una aplicación rutinaria.

El proyecto es de carácter multidisciplinar, con grupos expertos en diferentes áreas y una fuerte colaboración de profesionales sanitarios que ejercen en varios hospitales en Euskadi y otras zonas del Estado, lo que favorecerá el desarrollo rápido y eficiente de esta plataforma diagnóstica. Por otra parte, el concepto modular de ‘Detente’ permitirá su adaptación a otro tipo de pandemias virales más allá de la actual, generada porSARS-COV-2. Las fechas previstas, a partir del inicio del proyecto son: desarrollo de primeros sensores hacia finales de año, primeros prototipos operativos en hospitales en primavera de 2021, e implantación en el mercado en verano de 2021.

 

Naru Intelligence-‘StepCare’

StepCare es un dispositivo médico software de Inteligencia Artificial para optimizar la monitorización de pacientes confirmados, y posibles pacientes de COVID-19 que tienen síntomas leves desde su domicilio. Proporciona una app para pacientes, para que desde su domicilio puedan reportar de manera muy sencilla e intuitiva sus síntomas y otros factores de su persona/entorno que afectan a su riesgo. Esta información se procesa en la plataforma de inteligencia artificial, que detecta y prioriza pacientes en base al empeoramiento de síntomas, permitiendo al personal sanitario actuar con rapidez y adecuadamente sin necesidad de aumentar recursos.

El objetivo principal es poder identificar los pacientes graves lo antes posible para prevenir complicaciones graves y reducir al máximo su impacto. De este modo, ‘StepCare’ ayuda a evitar el posible colapso de un sistema sanitario en una situación de emergencia sanitaria como consecuencia de la fuerte demanda ocasionada por una situación de pandemia, reduciendo las visitas médicas presenciales y con ello la exposición del personal médico. También facilitando que tanto desde el hospital como desde atención primaria puedan implantar hospitalizaciones domiciliarias y aislamientos domiciliarios respectivamente para el caso de pacientes que no están en situación grave, con el objetivo de reducir los recursos requeridos para afrontar la pandemia, manteniendo la calidad de la atención recibida.

 Además, permite generar conocimiento diario a partir de la información de cada paciente, facilitando la evaluación de los resultados de los protocolos de actuación aplicados a pacientes COVID-19. ‘StepCare’ está actualmente en proceso de validación clínica y en unos meses estará disponible, con el objetivo de reducir el impacto que un hipotético pico de la enfermedad pudiera generar.

 

Fundación

La Diputación y Kutxa crearon a finales de 2011 la Fundación Biozientziak Gipuzkoa Fundazioa, una iniciativa conjunta con vocación de erigirse en factor de desarrollo y de dinamismo en este campo en el territorio. En 2016 se renovó el patronato y se redefinieron los estatutos para adaptarlos al contexto actual. Los fondos para poder desarrollar la actividad de la fundación se aportan a medias por las dos instituciones que participan.  La mayor parte del presupuesto se orienta a apoyar a start ups del sector biosanitario y a personas emprendedoras para el desarrollo de proyectos empresariales que generen un nuevo dinamismo en el sector. Además, entre los objetivos de la fundación, también se busca impulsar la excelencia en la investigación, la generación de nuevo conocimiento y la transferencia tecnológica, así como la sensibilización sobre la importancia del sector biosanitario en Gipuzkoa.