Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La línea de apoyo a autónomos y pymes de servicios turísticos ante la crisis del Covid-19 llega a 78 beneficiarios

Foto La línea de apoyo a autónomos y pymes de servicios turísticos ante la crisis del Covid-19 llega a 78 beneficiarios

La línea de apoyo a autónomos y pymes de servicios turísticos ante la crisis del Covid-19 llega a 78 beneficiarios

Se han destinado 218.024,2 euros a sufragar gastos de estructura y circulante, al objeto de paliar los daños de la pandemia

La línea de apoyo a autónomos y pymes de servicios turísticos ante la crisis del Covid-19 llega a 78 beneficiarios

La Diputación Foral de Gipuzkoa ha hecho efectiva la resolución de la nueva línea de subvenciones dirigida a autónomos y pequeñas empresas del sector de servicios turísticos para que puedan hacer frente a los daños económicos originados por el Covid-19, a la que se han destinado 218.024,2 euros. Han podido optar a estas ayudas agencias receptivas de turismo, guías turísticos y empresas de turismo activo, que hayan demostrado al menos una antigüedad previa de 6 meses en las actividades señaladas. En total, la línea ha permitido apoyar a 78 beneficiarios y beneficiarias, con una ayuda media de 2.795 euros.

En concreto, han recibido la subvención 17 agencias receptivas de turismo, 35 guías turísticos y 26 empresas de turismo activo. A través de este programa, y dentro del Plan para la Reactivación del Turismo, la Diputación ha reconvertido el programa de impulso a nuevos negocios turísticos, contribuyendo a sufragar los gastos de estructura y circulante de pequeñas iniciativas turísticas que, como consecuencia del estado de alarma producido por la pandemia, no han podido repercutirse en la venta de los servicios turísticos objeto de actividad de la empresa. La cuantía inicial prevista era de 100.000, pero la dotación se ha ampliado a 218.024,2 euros para atender a todas las peticiones recibidas que cumplían los requisitos.

Los gastos imputados han sido los comprendidos desde el 1 de enero hasta un mes más tarde a la finalización del estado de alarma.  En cuanto al importe de la ayuda a conceder, se estableció un máximo de 2.000 euros por empresa cuando se trate de autónomo sin trabajadores a su cargo; hasta 3.500 cuando la empresa tenga 2 o 3 trabajadores y hasta 5.000 euros cuando la empresa tenga 4 o más trabajadores. En total, 159 profesionales se han beneficiado de la convocatoria: 48 autónomos y autónomas, 10 empresas con una plantilla de dos personas, 13 de tres o cuatro personas, y 7 con una plantilla de cinco personas o más. 

El diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Imanol Lasa ha realizado un balance positivo del programa, al haberse evidenciado que daba respuesta a una necesidad “acuciante” y que el enfoque ha sido “el correcto”. Se trata de una medida “de urgencia”, adoptada tras los distintos encuentros mantenidos con los diferentes agentes del sector turístico en Gipuzkoa, con el fin de realizar un diagnóstico compartido de la afección de la pandemia, y estudiar iniciativas que pudieran paliar la misma. Una afección que Lasa ha calificado de “especialmente grave” en el caso del turismo, por el “parón en seco” desde el inicio dada la restricción de movimientos y el cierre de fronteras, y por haber llegado en fechas “muy importantes” para la obtención de ingresos como la Semana Santa, que ponen en dificultades la subsistencia de muchos de los negocios.

Ha subrayado que la presencia de pequeños negocios e iniciativas “tiene un gran peso” en el sector, por lo que, al igual que en otros ámbitos, la Diputación ha centrado sus esfuerzos “en las microempresas y las y los profesionales autónomos facilitando, especialmente, liquidez para que puedan remontar esta situación. No nos cabe duda de que Gipuzkoa volverá a ser un destino turístico de referencia, con un modelo sostenible y de calidad, pero mientras tanto tenemos que dar aire a quienes peor lo están pasando en el sector, desde la cercanía y la colaboración”, ha finalizado.