Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Proyecto de rehabilitación del puente que une Deba y Mutriku

Foto Proyecto de rehabilitación del puente que une Deba y Mutriku

Proyecto de rehabilitación del puente que une Deba y Mutriku

Las obras del puente comenzarán a finales de marzo y se prevé que estará terminado para finales de año.

Proyecto de rehabilitación del puente que une Deba y Mutriku

El 5 de julio de 2018 se produjo un colapso parcial del puente que une Deba y Mutriku, que puso en peligro la estabilidad del mismo. El puente quedó en un estado de riesgo de derrumbe, requiriendo una actuación de emergencia.

 

El coste total de la intervención es de 7.131.153,58 euros. Fase de emergencia: 3.611.822,75 euros y la de rehabilitación: 3.519.330,83 euros.

 

La actuación que se va a llevar a cabo en este puente trasciende a las intervenciones que habitualmente abordamos desde la Dirección de Cultura tanto por su dificultad técnica como por su coste. Desde esta Dirección de Cultura, se entiende que esta intervención, que aspira a que sea modélica en su género, genere sinergias beneficiosas tanto en el ámbito técnico del propio Servicio de Patrimonio Histórico-artístico, como de cara a la ciudadanía en general y a los habitantes de Deba y Mutriku en particular. Para ello, el desde el propio pliego de cláusulas administrativas se preveía, en su apartado de mejoras, que éstas estuvieran relacionadas con el proceso de documentación y divulgación. Entre ellas se pondrán en marcha un espacio web para la obra, redes sociales propias para compartir novedades, documentación, información, 4 cámaras fijas para el seguimiento de la obra, una carpa caseta informativa a pie de obra para la ciudadanía. Conferencia y charlas en Deba, Mutriku, Instituto de Arquitectura, Colegio de Arquitectos Vasco Navarro, formación in situ sobre oficios tradicionales etc.

Harkaitz Millan diputado de Cultura “va a ser una actuación única que esperemos sea modélica. Tenemos dos objetivos: restaurar un ben patrimonial, y dar servicio a la ciudadanía. Todo ello con un proceso innovador, abierto y participativo”.

La Diputación Foral de Gipuzkoa es titular de competencias en materia de conservación, mejora y restauración del patrimonio cultural que radica en su Territorio Histórico, impulsando para ello medidas económicas de fomento.

Así ha sido voluntad de todas las partes intervinientes colaborar a fin de articular las actuaciones necesarias hasta la total restauración del puente y su puesta en servicio para el normal uso peatonal de los vecinos de ambas márgenes de la ría del Deba.

Para ello, el 7/10/2020 se suscribió un convenio de colaboración interinstitucional entre la Diputación Foral de Gipuzkoa y los Ayuntamientos de Deba y Mutriku para articular las actuaciones necesarias hasta la total rehabilitación del Puente que une ambos municipios y su puesta en servicio para el normal uso peatonal de los vecinos de ambas márgenes de la ría del Deba.

A través del Convenio la Diputación asume íntegramente el coste económico de todas las actuaciones realizadas tanto en la fase de emergencia como en esta fase de rehabilitación. Todo ello supone un total de, 7.131.153,58 € con el siguiente desglose: Fase de emergencia: 3.611.822,75 y Fase de Rehabilitación: 3.519.330,83 €

Joseba Palenzuela, alcalde de Mutriku ha declarado que “Es una buena noticia que se renueve esta infraestructura tan necesaria para los vecinos de ambos lados del río, ya que los vecinos de Mutriku que residen en el barrio de Urazamendi de Mutriku tienen que llegar a la localidad de Deba donde realizan sus actividades diarias. Ahora vamos a tener que trabajar para que en el transcurso de la obra se produzca de la mejor manera posible”.

Los Ayuntamientos de Deba y Mutriku son titulares del puente sobre la ría del Deba al 50% en virtud del traspaso realizado por Acuerdo del Consejo de Gobierno Foral de fecha 19 de junio de 2007.

Para el alcalde de Deba Gilen García “esta es una noticia muy esperada por los vecinos de ambas localidades. En el día a día, los vecinos de Deba y Mutriku realizan actividades indistintamente en ambos municipios, por este motivo ha sido importante que el puente, con una solución técnica haya podido ser peatonal durante este tiempo. Por eso mismo esta obra es muy importante para la convivencia y el día a día de nuestros conciudadanos. En esta situación de pandemia que estamos viviendo, es bueno poder trasladar esta buena noticia a los ciudadanos”.

Este puente de sillería, construido en 1866, tiene un gran valor patrimonial   reconocido al estar protegido con la categoría de protección especial dentro del Conjunto Monumental del Camino de Santiago. El puente consta de dos estribos (E1 en el lado de Deba y E2 en el lado de Mutriku), tres pilas (P1, P2 y P3), tres bóvedas de piedra y una bóveda de hormigón revestida de piedra.  

 

De cara a evitar el derrumbe del puente, mediante procedimiento de urgencia se encargó a la empresa  Fhecor Ingenieros Consultores  la redacción del  Informe de diagnóstico y de propuesta de intervención de emergencia del puente sobre la ría de Deba.  En base a este Informe, y, siempre dentro del procedimiento de urgencia, se procedió a convocar el correspondiente concurso público para la adjudicación de las obras para la consolidación del puente con el objetivo de evitar su derrumbe.   La adjudicataria de las mismas fue la empresa Freyssinet. La dirección de obra fue realizada por la empresa   Fhecor Ingenieros Consultores.   Las obras necesarias para asegurar la estructura del puente se iniciaron en septiembre de 2018 y finalizaron en marzo de 2019, fecha a partir de la cual se ha abierto la pasarela peatonal.  

 

Además de asegurar la estabilidad del puente, una de las premisas del proyecto fue el 

garantizar la comunicación entre las dos orillas, para lo que se construyó una estructura al efecto, que se ha mantenido hasta el día de hoy y servirá también en el nuevo proceso de obra.

 

Siendo el objetivo de la intervención de urgencia el de evitar el derrumbe del puente, quedaba pendiente acometer la obra para su restauración.   En febrero de 2019, se adjudicó a FHECOR Ingenieros Consultores S.A. la redacción del proyecto de ejecución para la rehabilitación del puente sobre la ría del deba.

En febrero de 2020 se hace entrega de la última versión del Proyecto de Ejecución para la Rehabilitación del Puente sobre la ría del Deba, con las últimas correcciones solicitadas por los técnicos del área de Servicio de Patrimonio Histórico-Artístico y Archivos.

 

En este proyecto se definen y valoran las actuaciones para la rehabilitación completa del puente de Deba. La alternativa finalmente elegida para el desarrollo del proyecto final se basa fundamentalmente en mantener la cimbra instalada durante la primera fase de actuación de emergencia, durante la mayor parte de la obra, recalzar la pila 2 desde la plataforma en la situación de semicolapso en la que se encuentra, y la reconstitución únicamente de la geometría superior de esta pila que, por tanto, no se desmontará completamente.

Para ello se han previsto las actuaciones siguientes:

  • Recalce de la pila 2.
  • Desmontaje completo de las bóvedas 2 y 3.
  • Restitución de la geometría superior de la pila 2.
  • Reconstrucción de las bóvedas 2 y 3.
  • Las actuaciones de rehabilitación pasan, además, por un recalce de la cimentación del estribo 1 y la pila 3.

 

Este proyecto tiene como objeto asegurar la estabilidad del puente en su conjunto, además de mejorar las instalaciones y la urbanización del puente y su entorno, y todo ello manteniendo el máximo de tiempo posible la comunicación peatonal entre ambas orillas (este ha sido uno de los requerimientos importantes del proyecto).

Las obras recogidas en el citado proyecto fueron licitadas el 19 de octubre de 2020. Han sido cinco las empresas que han participado en el concurso público, habiendo resultado la adjudicataria de este contrato la UTE MOYUA-HARRI. Por una cantidad de final de 2.743.411,38 €.

El plazo de ejecución de la obra es de 41 semanas y se prevé que las obras den comienzo a finales de marzo o principios de abril, transcurrido el plazo máximo de un mes desde la firma del contrato, que se prevé sea a finales de este mes.