Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La obra de la carretera Deba-Mutriku sale a licitación con un presupuesto de más de 12 millones de euros

Foto La obra de la carretera Deba-Mutriku sale a licitación con un presupuesto de más de 12 millones de euros

La obra de la carretera Deba-Mutriku sale a licitación con un presupuesto de más de 12 millones de euros

El Consejo de Gobierno da el visto bueno a la apertura de una nueva Unidad de demencias alcohólicas en el Hospital San Juan de Dios de Arrasate

La obra de la carretera Deba-Mutriku sale a licitación con un presupuesto de más de 12 millones de euros

El Consejo de Gobierno reunido hoy ha aprobado el proyecto de construcción de la mejora de la carretera GI-638 y la creación de un bidegorri y un paseo peatonal entre Deba y Mutriku. El presupuesto base de licitación asciende a 12.377.092,64 € y el plazo de ejecución sería de catorce meses y medio.

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide ha aclarado que “desde que redactamos y presentamos el proyecto, ha sufrido cambios notables. En un principio no se contemplaba el bidegorri que se construirá en los tramos que la orografía lo permita, ni la barandilla de acero inoxidable que sustituirá a la de hormigón que se preveía. “Esta carretera constituye prácticamente la única conexión de Mutriku con el resto del territorio, por lo que la  reforma del trazado permitirá mejorar de forma sustancial el acceso de los y las mutrikuarras tanto a la rotonda de Gipuzkoa como al Hospital de Mendaro”, ha declarado la diputada.

El proyecto que se llevará a cabo tiene por objeto mejorar los puntos problemáticos de ancho de plataforma en la GI-638 y consolidar las zonas geotécnicamente comprometidas. “Se ampliará el ancho de la calzada hasta los tres metros y se suavizarán las curvas y los puntos más problemáticos del recorrido. Las actuaciones más significativas se realizarán en la curva de Ipitxarri” y en Punta de Alkolea”, ha precisado la Oiarbide, añadiendo que con este proyecto se perfecciona notablemente el trazado de la carretera. “Es una carretera muy transitada, con una Intensidad media diaria (IMD) de 6000 vehículos, con el añadido de que es casi la única carretera que une estos dos municipios. Además de la mejora en la conectividad y seguridad vial, queremos poner el acento en la calidad de vida de la ciudadanía.  Con este nuevo paseo peatonal y ciclista, los vecinos y vecinas de estas poblaciones podrán disfrutar de los paisajes de nuestra costa de una forma saludable”, ha añadido Aintzane Oiarbide.

La diputada de Infraestructuras Viarias se ha referido también a las afecciones que tendrá la obra para el tráfico de la zona. “Es inevitable que una obra de esta envergadura acarree afecciones. Durante los meses que duren los trabajos de mejora, se regulará el tráfico mediante el paso alternativo, pero durante un intervalo de unos cinco meses la carretera estará completamente cerrada al tráfico y se tendrá que utilizar la alternativa de Kalbariogaina”, ha adelantado.

Se espera que las obras de mejora de la carretera GI-638 estén adjudicadas para finales de año y, con un plazo de ejecución de 14 meses y medio, se prevé que se finalicen durante el primer trimestre de 2020.

Nueva Unidad de demencias alcohólicas en Arrasate

 

Asimismo el Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a la apertura a partir de mañana 25 de julio de una nueva Unidad de demencias alcohólicas en el Hospital San Juan de Dios de Arrasate. Este nuevo recurso foral, el primero de este tipo en Gipuzkoa y que tiene un coste de 295.000 euros anuales, está ubicado en la “Unidad de Psicogeriatría” del complejo hospitalario, cuenta con un total de 15 plazas, distribuidas en 7 habitaciones individuales y 1 habitación doble en la planta bajo cubierta y 3 habitaciones dobles en la 3ª planta. El perfil de las usuarias y usuarios de dicha unidad es el de personas solas, con una edad comprendida entre 50 y 75 años, que han presentado a lo largo de su vida diagnósticos de drogodependencia, alcoholismo, ludopatía, trastornos mentales y conductas asociales.

La diputada de Políticas Sociales, Maite Peña ha explicado que a nivel psico-social se trata de personas que presentan “dificultades” en sus relaciones sociales y convivenciales, así como en la asunción de “límites y normas”. Y ha añadido que el motivo de ingreso de estas personas  está condicionado por “su estado de salud –con una alta cronicidad y diversas patologías-, por su falta de apoyo social y/o por falta de vivienda”.

 

“Por tanto, esta nueva unidad viene a responder a la necesidad de ofrecer una atención integral y continua a personas con ese perfil”, ha indicado Peña, al tiempo que ha destacado que esta ubicación se ha seleccionado tanto por “las características físicas” de la unidad (entorno de contención, pero con amplitud de espacios abiertos) como por “la experiencia de la entidad”, San Juan de Dios, en el tratamiento de “este tipo de perfiles”.

 

Por otro lado, el Consejo de Gobierno ha aprobado la concertación de 10 plazas en la residencia Berriz 1 de Donostia para la prestación, a partir del 15 de septiembre, de servicios residenciales para personas con discapacidad. Analizada la lista de espera de personas demandantes de estos servicios, y existiendo recursos presupuestarios suficientes en el presupuesto de gastos, la Diputación Foral de Gipuzkoa realizará un gasto de 121.448,94€ para responder de las obligaciones económicas que se deriven del citado contrato-programa durante 2018 en dicha residencia de personas mayores, un edificio de 960 m2 ubicado en el barrio del Antiguo de Benta Berri. Peña ha concluido recordando que en lo que llevamos de legislatura la Diputación ha creado 205 nuevas plazas para personas con discapacidad, con el objetivo de seguir desarrollando el modelo “de atención guipuzcoano” de la discapacidad, un modelo que se caracteriza por ser un modelo “inclusivo” con un papel “muy importante de la comunidad”.