Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Dos nuevas Unidades Residenciales Sociosanitarias en el Hospital de Eibar

Foto Dos nuevas Unidades Residenciales Sociosanitarias en el Hospital de Eibar

Dos nuevas Unidades Residenciales Sociosanitarias en el Hospital de Eibar

En verano de 2020 estarán operativas las dos unidades con, aproximadamente, 48 plazas en total

Dos nuevas Unidades Residenciales Sociosanitarias en el Hospital de Eibar

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado hoy la concesión por parte de Osakidetza del espacio de la tercera planta del Hospital de Eibar para crear dos Unidades Residenciales Sociosanitarias. La portavoz foral, Eider Mendoza, ha avanzado que a mediados del 2020 dicho hospital contará con una nueva infraestructura “capaz de ofrecer una atención integral a personas que, por causa de graves problemas de salud, limitaciones funcionales, o porque están en riesgo de exclusión social, necesitan una atención sanitaria y social simultánea, coordinada y estable”. Se trata de la primera unidad de este tipo que se pone en marcha en un Hospital de Euskadi.

Mendoza ha comparecido hoy ante los medios para dar cuenta de las decisiones adoptadas en la reunión del Consejo de Gobierno, y ha señalado que Osakidetza y el departamento de Políticas Sociales han acordado un pliego de condiciones que regulan la concesión demanial de la tercera planta del hospital, donde se ubicarán las dos unidades residenciales sociosanitarias. “Gracias a la colaboración interinstitucional, conseguimos una mejor coordinación e integración del trabajo social y sanitario, y una mayor sinergia y aprovechamiento de recursos; siempre con el objetivo de ofrecer una atención integral y plena centrada en las necesidades y demandas de cada persona”, ha subrayado la portavoz.

Tras la aprobación de la concesión, se está trabajando en la elaboración de los pliegos para sacar a licitación, para final de año, la gestión de esas unidades. “Se prevé que las dos unidades residenciales sociosanitarias cuenten con, aproximadamente, 24 plazas cada una, 48 en total”, ha añadido la portavoz. Actualmente la Diputación Foral de Gipuzkoa cuenta con un total de 100 plazas sociosanitarias, 73 en el hospital de Cruz Roja de la calle Matia en Donostia, y 27 en la residencia Argixao en Zumarraga. “Con la apertura de las unidades en Eibar, además de un incremento de plazas, se mejora el equilibrio territorial, extendiendo el servicio sociosanitario en las comarcas de Alto Deba y Bajo Deba”, ha concluido Mendoza.

La Diputación Foral de Gipuzkoa utilizará la tercera planta del Hospital de Eibar para dar respuesta a los procesos de convalecencia que no puedan ser atendidos en el domicilio, ni en los centros de servicios sociales, y que tampoco puedan ser atendidos en unidades de hospitalización, pero que sin embargo precisan de un ingreso para su correcta atención. La citada tercera planta cuenta con una superficie de 3.000 metros cuadrados, y la Diputación invertirá en el acondicionamiento de las instalaciones 3,1 millones de euros a través de Osakidetza.

Las Unidades Residenciales Sociosanitarias son equipamientos específicos donde se atiende de forma temporal y transitoria a personas que presentan, durante tiempo limitado, necesidades de atención simultáneas sanitarias y sociales, siempre con el objetivo de garantizar la continuidad de cuidados. Está dotado de recursos materiales y humanos (personal médico, de enfermería y de cuidados), y se trata de un equipamiento superior al de un centro gerontológico y abierto, donde las personas con necesidades tanto sociales como sanitarias viven y conviven con otras y comparten actividades. Su organización y estilo de vida es parecido al de un centro gerontológico.

La portavoz foral ha recordado que las políticas sociales están “marcadas en rojo” en la agenda estratégica de la Diputación guipuzcoana, y que la puesta en marcha de esta nueva infraestructura es “un ejemplo más de esta estrategia”. “Nuestro esquema es el que venimos defendiendo siempre: una economía fuerte, que nos dote de recursos para construir unos servicios sociales fuertes y, de este modo, mantener nuestro sistema de bienestar. Todo ello, mientras seguimos haciendo apuestas de futuro que permitan a Gipuzkoa seguir siendo un territorio pujante y competitivo también el día de mañana”, ha defendido.

 

Refuerzo del primer sector

Por otra parte, el Consejo de Gobierno también ha aprobado destinar 0,51 millones de euros más para ayudas a inversiones en explotaciones agrarias y desarrollo del medio rural, una partida que hasta ahora contaba con 2,55 millones, con lo que asciende hasta los 3,06 millones de euros. El incremento viene motivado porque las solicitudes aprobadas, un total de 142, han superado el gasto inicialmente autorizado. “Al disponer de recursos para reforzar esta partida, hemos optado por hacerlo”, ha explicado Mendoza.

Dicha línea de ayudas puede financiar diversas líneas de trabajo como, por ejemplo, la adaptación de la producción a las necesidades del mercado; la mejora de la gestión empresarial y la rentabilidad de las explotaciones; el aumento de la capacidad productiva; la mejora de la sostenibilidad medioambiental; la mejora de la higiene y el bienestar de los animales, la seguridad alimentaria, la trazabilidad de los productos, y la seguridad laboral; y las inversiones innovadoras.

“Las ayudas tienen una gran importancia desde el punto de vista de la modernización de las explotaciones de Gipuzkoa, para introducir maquinaria y nuevas tecnologías, y desde el de la sostenibilidad ambiental, ya que se apoya la reducción de gasto energético, el tratamiento y almacenamiento de los residuos, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, o la mejora de la eficiencia en el uso de fertilizantes”, ha explicado Mendoza, haciendo hincapié en la buena acogida que tiene esta línea de ayudas, “tal y como demuestra el número de solicitudes que hemos recibido”.