Ruta de navegación

Publicador de contenidos

El cambio climático provoca que el verano en Gipuzkoa sea 10 días más largo que hace 50 años

El cambio climático provoca que el verano en Gipuzkoa sea 10 días más largo que hace 50 años

El informe presentado por la fundación Naturklima indica que los veranos en Gipuzkoa han ido aumentando su duración dos días por década desde el año 1971. La tendencia en el aumento de temperatura sitúa las previsiones a final del presente siglo 4 ºC por encima de las registradas en el último cuarto del pasado siglo.

18/08/2022
Foto El cambio climático...

José Ignacio Asensio: “Naturklima nos proporciona datos muy valiosos sobre la influencia del calentamiento en nuestro territorio y en nuestra sociedad. Tenemos veranos más largos y más calurosos que hace 50 años, y en el presente periodo estival estamos comprobando las consecuencias en forma de olas de calor y de incendios, principalmente. En nuestra firme apuesta por velar por el bienestar de todas las guipuzcoanas y guipuzcoanos, seguiremos intensificando el impulso de la transición ecológica a través de políticas sostenibles, inclusivas, igualitarias y justas que no permitan que nadie se quede atrás ni resulte más afectado por los efectos del cambio climático”

El último informe de la fundación Naturklima sobre la evolución de la temperatura en nuestro territorio revela una tendencia al alza de nuestro nivel térmico medio anual, que en los últimos 50 años ha experimentado un ascenso del orden de 0,24 ºC por década. En lo que al periodo estival se refiere, la subida es de 0,3 ºC cada diez años. Las consecuencias de esta variable las estamos viviendo más año tras año con días de temperaturas muy elevadas, olas de calor, y un aumento progresivo de las llamadas noches tropicales, que son aquellas en las que la temperatura no baja de los 20 ºC.

Precisamente a este aumento en el número de noches tropicales contribuye un fenómeno que tiene cada vez más presencia en zonas urbanas, y que se denomina “Isla de calor”. Esta circunstancia viene dada por la acumulación de altas temperaturas en el medio urbano, donde la densidad de las construcciones no permite disipar el calor con facilidad y provoca que el termómetro no baje de los 20 ºC en esas áreas. Tal situación deriva en problemas para la salud de los urbanitas, especialmente en lo que se refiere a personas más vulnerables y con cuadros médicos no compatibles con las altas temperaturas.

El diputado de medio ambiente, José Ignacio Asensio, subraya que Naturklima nos proporciona “datos muy valiosos sobre la influencia del calentamiento en nuestro territorio y en nuestra sociedad. Tenemos veranos más largos y más calurosos que hace 50 años, y en el presente periodo estival estamos comprobando las consecuencias en forma de olas de calor y de incendios, principalmente” El diputado añade que “Sabemos que el cambio climático afecta a la salud de la población y lo que también tenemos muy claro es que, como es habitual, la vulnerabilidad ante los efectos del calentamiento no será igual para todos”

En esta línea, el diputado ha destacado el gran trabajo y la labor fundamental de Naturklima como herramienta indispensable para seguir la evolución del cambio climático y ayudar a adoptar estrategias para hacer más resiliente nuestra sociedad a sus efectos: “En nuestra firme apuesta por velar por el bienestar de todas las guipuzcoanas y guipuzcoanos, seguiremos intensificando el impulso de la transición ecológica a través de políticas sostenibles, inclusivas, igualitarias y justas que no permitan que nadie se quede atrás ni resulte más afectado por los efectos del cambio climático

Un verano que se alarga cada año

La fundación para el cambio climático señala como referencia para establecer el principio del verano en su informe el periodo no anterior al día 1 de mayo en el que la temperatura máxima durante una semana completa es igual o superior a la media de las temperaturas máximas diarias registradas entre los días 18 y el 24 de junio del periodo comprendido entre 1981 y 2010. En cuanto al final del verano, se delimita estableciendo la misma fórmula, siempre antes de día 31 de octubre. Por esta razón, el aumento en la duración del verano no implica que el mismo comience en junio o finalice en octubre.

No es lo mismo el clima que el tiempo

Naturklima recuerda en su informe que hay que diferenciar entre los conceptos de clima y tiempo. El cambio climático provoca un incremento general de la temperatura, lo cual repercute en que hay menos probabilidades de pasar días de frío y, evidentemente, los ya mencionados riesgos de proliferación de olas de calor, incendios, noches tropicales, etcétera. Todo lo mencionado anteriormente no implica que en la medida en la que esta situación continúe no vaya a hacer frío, o que cada año vaya a ser más cálido que el anterior, incluyendo los veranos.

Los registros históricos no engañan, y cada década desde 1971 registra incrementos medios de temperatura en nuestro territorio. Como ejemplo, Naturklima destaca que la temperatura media en Donostia (Igueldo) era de 18 ºC en la década de los 80, mientras que entre 2011 y 2020, ese registro de la capital guipuzcoana había ascendido a 18,9 ºC. Esta información, que a día de hoy se obtiene a partir de medidas en estaciones meteorológicas, que entre AEMET (Agencia Estatal de Meteorología) y Euskalmet suman 33, con el apoyo de datos satelitales, nos proporciona información muy valiosa sobre los incrementos estadísticos de la temperatura en Gipuzkoa.

Enlace al informe de Naturklima: https://gip.eus/1k5

  

352