Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Impulso a la electromovilidad de la mano del Ayuntamiento de San Sebastián y BIC Gipuzkoa

Impulso a la electromovilidad de la mano del Ayuntamiento de San Sebastián y BIC Gipuzkoa

El Consejo de Gobierno ha aprobado sendas subvenciones de 100.000 y 75.000 euros

Foto Impulso a la...

El Consejo de Gobierno ha aprobado, en el marco de la apuesta de futuro que viene realizando Diputación Foral por la electromovilidad y el almacenamiento de energía en la presente legislatura, dos subvenciones de 100.000 y 75.000 euros, respectivamente, para el Ayuntamiento de San Sebastián y BIC Gipuzkoa. La primera de ellas persigue contribuir a la electrificación de la línea 28 de DBus (Boulevard-Hospitales-Miramón), la más utilizada y la línea de autobús urbano que más personas viajeras registra al año en Euskadi. La partida está destinada a financiar la implantación de una infraestructura de carga rápida en el parque tecnológico de Miramón, donde finaliza el recorrido de la citada línea de autobuses.

El portavoz foral Imanol Lasa ha recordado que, a principios de año, la Diputación y el Ayuntamiento formalizaron un convenio de colaboración para impulsar sectores estratégicos en la capital. “La medida que hoy hemos aprobado se enmarca en este contexto, ya que la electromovilidad es uno de los campos que acordamos promover”, ha señalado. En concreto, se encuentra dentro de la línea de trabajo del ‘Living Lab’ que, según ha explicado el portavoz, busca “dotar al territorio de infraestructuras para probar y certificar productos”.

La electrificación de la línea 28 se acordó en febrero de 2018, con la participación también del Gobierno Vasco. Se espera que, para finales de 2019, la línea entera esté electrificada. En junio comenzó a circular el primer autobús eléctrico y ahora se aprueba la financiación de uno de los puntos de recarga, que ya está en marcha. Se trata de una infraestructura de carga adaptada a los autobuses que actualmente prestan servicio en dicha línea, pero adaptable para el uso de otros modelos y empresas del territorio

La subvención destinada a BIC Gipuzkoa, por su parte, tiene por objeto apoyar el diseño y puesta en marcha, dentro del Centro de Electromovilidad Mubil, de una aceleradora de nuevas empresas. Prestará apoyo técnico especializado a través de expertos sectoriales en el análisis de la cartera tecnológica en el ámbito de la movilidad eléctrica y el almacenamiento de energía, identificando los proyectos más prometedores y con mayor potencial de transferencia de los centros generadores de conocimiento de Gipuzkoa, es decir, centros tecnológicos y universidades.

Se realizará con ellos un plan de desarrollo a medida para cada uno de los proyectos que se identifiquen como de alto potencial. El objetivo es el de aflorar oportunidades de exploración existentes en los centros tecnológicos y universidades de Gipuzkoa, que den lugar a la creación de nuevas oportunidades de negocio en el ámbito de la movilidad eléctrica y el almacenamiento energía. Se trata de que estas nuevas iniciativas puedan apoyarse, para su maduración y desarrollo, en la infraestructura y las actuaciones del Centro de Electromovilidad Mubil, que contará, por ejemplo, con equipamiento específico y de referencia europea para realizar pruebas de concepto, testeo y certificaciones, así como demostraciones de uso real.

Dentro de la estrategia para hacer del territorio un referente en este ámbito, uno de los pilares que se considera muy relevantes es la creación de nuevas empresas, tema especialmente estratégico en un sector de rápido crecimiento en el que el establecimiento temprano de actividades conlleva la creación de fortalezas competitivas. Se contemplarán otros aspectos adicionales del mundo del vehículo eléctrico, como pueden ser tipología, componentes, modelos de negocio o gestión.

“Es por ello por lo que consideramos muy importante acompañar a las personas emprendedoras dentro de este sector de futuro, por su potencial para generar empleo de calidad y transformar el tejido económico. Y para ese acompañamiento, la experiencia de BIC Gipuzkoa en el apoyo a proyectos innovadores es toda una garantía. Vamos a seguir colaborando con otras instituciones, agentes y sociedad para hacer de Gipuzkoa un territorio puntero en los sectores con más potencial para transformar nuestro tejido económico”, ha subrayado el portavoz foral.

Ampliación puente Villabona

El Consejo ha aprobado también el proyecto de ampliación peatonal del puente sobre el río Oria, en el p.k. 0 de la carretera GI-4751 en Villabona. Contará con un presupuesto base de licitación de 501.203,04 euros, y un plazo de ejecución de cuatro meses. Los trabajos consisten en adosar una estructura metálica de acero de 80 cms. en cada borde del tablero ampliando su anchura actual de 5,6 metros en 80 cms a cada lado, que posibilita disponer de una plataforma por la que discurra una calzada de 3,5 metros de anchura. Se dispondrá así de una barrera metálica de tipo urbano y una acera totalmente segregada de 2 metros de ancho.

El proyecto contempla también, la pavimentación de la acera con aglomerado de color negro, y el remate de los bordes del tablero con una barandilla consistente en una malla ligera de acera inoxidable soportada superior e inferiormente por dos tubos longitudinales de acero inoxidable. Redactado por Anta Ingeniería Civil, dotará por tanto de mayor anchura a la plataforma de carretera, mejorando al mismo tiempo la seguridad de los peatones.

Los terrenos necesarios para la ejecución de las obras están disponibles y el proyecto no supone nuevas afecciones de suelo. “El puente de Legarreta, también conocido como puente de Sacem, necesitaba claramente de una reforma, tal y como nos lo ha venido transmitiendo el Ayuntamiento en los encuentros mantenidos con la diputada Aintzane Oiarbide para tratar este y otros temas. El equilibrio territorial es uno de los elementos sobre los que queremos construir el futuro de Gipuzkoa, y eso implica poner recursos para mantener las vías de los municipios en buen estado, y ofrecer un buen acceso a las empresas. Con este proyecto, seguimos avanzando en esa línea”, ha explicado Lasa.

Bidegorri Eibar-Elgoibar

Por último, en la misma sesión se ha dado el visto bueno al proyecto modificado de construcción de la vía ciclista-peatonal Azitain-Maltzaga (Eibar), con un presupuesto de 5.171.494,07 euros. El Consejo ha aprobado el pliego de cláusulas administrativas particulares para la de las obras, además de dar respuesta a las alegaciones presentadas en el período de información pública. Redactado en septiembre de este año, el proyecto incorpora las observaciones de la Agencia Vasca del Agua URA, y el informe favorable de supervisión del departamento de Infraestructuras Viarias, emitido en octubre.

Se ha dividido el trazado de la vía ciclista peatonal en dos grandes tramos, un primer tramo de 1.000 metros de longitud, y un segundo tramo de 870 metros, siendo posible la realización independiente de cada uno de los tramos mediante la división del objeto del contrato en dos lotes. El presupuesto base de licitación del lote 1 es de 1.987.116,23 euros, y el del lote 2 de 3.184.377,84 euros, por lo que el precio de licitación acumulado de ambos lotes asciende a la cantidad de 5.171.494.07 euros, con un plazo de ejecución de 10 meses para cada uno de los lotes, si bien el proyecto contempla un plazo máximo de ejecución de 15 meses para el supuesto de que la obra proyectada se adjudique en su integridad a una única empresa adjudicataria.

La puesta en marcha del bidegorri Eibar-Maltzaga mejora “un tramo decisivo para la movilidad de Debabarrena”, ya que completará la conexión entre la localidad armera y Elgoibar.  El nuevo bidegorri tendrá una longitud de casi dos kilómetros y una anchura de tres metros, enlazando la calle de Barrena de Eibar con la vía ciclista-peatonal actualmente en servicio que une Elgoibar y Maltzaga. A pesar de su corta distancia resulta un tramo “complicado” que ha requerido soluciones técnicas como la construcción de pasarelas.

El portavoz ha recordado que esta petición fue una de las más repetidas en los procesos de presupuestos abiertos de 2016 y 2017. “Mantuvimos encuentros los dos años con la asociación de jubilados y jubiladas de Eibar y estuvimos presente el año pasado en la carpa habilitada en Unzaga”. Tras el primero de esos encuentros la Diputación destinó 200.000 euros del presupuesto de 2017 a la redacción del proyecto, y en el segundo, que tuvo lugar en mayo del año pasado en el hogar del jubilado, la institución foral se comprometió a licitar el proyecto este año, y a seguir informando de la evolución de la obra, así como de todos los pasos administrativos que se van dando.

“La implicación de la ciudadanía, y especialmente de la asociación, ha sido clave para que muchas de las prioridades y necesidades de la comarca, como ésta o la mejora de la carretera Deba-Mutriku, se hayan recogido en los presupuestos de este año y vayan a materializarse definitivamente, mejorando la calidad de vida de estos municipios”, ha concluido.

  

535