Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Diputación renueva su compromiso con la eliminación de la violencia contra las mujeres

Foto La Diputación renueva su compromiso con la eliminación de la violencia contra las mujeres

La Diputación renueva su compromiso con la eliminación de la violencia contra las mujeres

Aprueba una declaración institucional en vísperas del Día internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, que se celebra mañana.

La Diputación renueva su compromiso con la eliminación de la violencia contra las mujeres

El Consejo de Diputados ha aprobado una declaración institucional con motivo de la celebración mañana del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres, donde renueva el compromiso de la Diputación de Gipuzkoa con seguir trabajando en este ámbito. "Desgraciadamente, la violencia contra las mujeres es una de las vulneraciones de derechos humanos más extendidas, más duraderas y más destructivas del mundo actual, también en nuestra sociedad", ha dicho la portavoz foral Eider Mendoza. "Con motivo de este día, la Diputación Foral de Gipuzkoa condena con toda rotundidad que toda violencia sexista, ya sea física, psicológica, sexual o simbólica, se produzca en el ámbito en el que se produzca: entorno de pareja, familia, ocio, trabajo, deporte, y redes sociales, entre otros", ha señalado.

La responsable foral ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para dar cuenta de las decisiones que se han tomado en el Consejo de Diputados de esta semana. Mendoza ha recordado que, teniendo en cuenta el compromiso de construir una sociedad basada en la igualdad, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado recientemente el III Plan foral para la Igualdad de Mujeres y Hombres. Dicho plan recoge el compromiso de seguir luchando con firmeza contra la violencia machista. "Este trabajo, en medio de la crisis generada por el COVID-19, cobra más fuerza, si cabe, ante la vulnerabilidad de muchas mujeres que afrontan esta violencia en situaciones de mayor soledad y aislamiento. Todas estas mujeres deben saber más que nunca que las instituciones y toda la sociedad estamos con ellas para ayudarles en todo momento", ha señalado, explicando lo que recoge la declaración institucional.

En este ámbito, Mendoza ha dicho que la Diputación Foral de Gipuzkoa se compromete a seguir impulsando políticas valientes para hacer frente a la violencia contra las mujeres y a las causas que la provocan. Entre estos compromisos, ha citado los siguientes: el impuso de la investigación sobre las características de la violencia contra las mujeres en diferentes ámbitos, la mejora en la recogida de información sobre esta violencia y su comunicación a diferentes agentes, incluida la ciudadanía; el avance en la sensibilización, prevención y formación en violencia machista; la constante mejora del modelo de atención a la violencia machista y la profundización en el derecho a la reparación del daño que se reconoce en el Convenio de Estambul a las víctimas de esta violencia; apoyar la dimensión comunitaria en el apoyo a las mujeres ante la violencia machista, aumentando la coordinación con los grupos feministas y grupos de mujeres que trabajan en favor de la igualdad; y la coordinación entre las instituciones como vía para una atención a la violencia en Gipuzkoa más integral, eficaz y de calidad.

"La Diputación Foral de Gipuzkoa defiende que es el momento de cambiar las cosas y que, para ello, es fundamental identificar estas situaciones como situaciones de violencia, es decir, una parte de la violencia machista que contribuye a mantener las desigualdades entre hombres y mujeres. Porque si las identificamos así, no podremos seguir justificándolas. Y eso será un gran paso en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria", ha dicho Mendoza. Además, y en referencia a la reciente campaña de comunicación presentada por la Diputación Foral de Gipuzkoa, ha animado a la ciudadanía a no formar parte de la audiencia ante cualquier caso de violencia machista. "Cada una de nosotras y nosotros debe asumir un compromiso individual y colectivo para erradicar de nuestra sociedad la violencia contra las mujeres", ha dicho.

Mendoza ha explicado que, debido a la actual situación de pandemia, este año no se organizarán las movilizaciones habituales el 25 de noviembre. "Sin embargo, la Diputación Foral de Gipuzkoa quiere invitar a la ciudadanía a mostrar su rechazo a las desigualdades entre hombres y mujeres y a participar en las iniciativas que se organicen, respetando siempre las normas y restricciones impuestas para frenar la expansión del COVID-19", ha destacado.

 

Laboratorio de Innovación Social de Arantzazu

Por otra parte, el Consejo de Gobierno ha acordado conceder a la Fundación Arantzazu Gaur una subvención de 290.000 euros para financiar nuevas inversiones en equipamientos en el proceso de creación del Laboratorio de Innovación Social de Arantzazu. Estas ayudas están destinadas a inversiones en equipamiento audiovisual, obras de ventilación y climatización, y trabajos de interiorismo y adquisición de mobiliario. Mendoza ha recordado que, teniendo en cuenta la decisión de hoy, la institución foral ya ha destinado 665.000 euros al proyecto del laboratorio de Arantzazu: "Hemos visto que las inversiones proyectadas para 2020 no van a ser suficientes para poder desarrollar las líneas de trabajo del laboratorio con total capacidad, y hemos tenido que reforzarlas. Al mismo tiempo, esta aportación deja claro el compromiso y la importancia que esta institución tiene con esta iniciativa. Estamos intentando construir el futuro de Gipuzkoa, sobre todo a través de la iniciativa Etorkizuna Eraikiz, y creemos que ese esfuerzo el laboratorio de Arantzazu puede ser una pieza fundamental”.

Mendoza ha recordado que la Comunidad franciscana, en el marco de la Fundación Arantzazu Gaur, está impulsando la creación de un Laboratorio de Innovación Social con el objetivo de que Arantzazu sea un punto de encuentro para debatir los principales retos que la sociedad guipuzcoana, a medio y largo plazo, afronta en el futuro, siempre desde la perspectiva de las necesidades básicas, la convivencia y los valores, en este caso a través de la implicación directa de la ciudadanía. Atendiendo a las temáticas concretas que abordará, este proyecto transformador se centrará en el medio ambiente y la socialización: es decir, un laboratorio de innovación social dedicado a la convivencia, el bienestar, el trabajo y el cambio climático. En el proyecto participan la propia Diputación, el Ayuntamiento de Oñati, tres universidades (UPV/EHU, Deusto y Mondragón), la Corporación Mondragón, la Fundación Kutxa y otros agentes económicos y sociales.

El objetivo final de este laboratorio es convertir Arantzazu en un nodo de referencia para lograr una sociedad más justa, cohesionada, competitiva y, en definitiva, humana. "En consonancia con la tradición histórica de Arantzazu, la principal peculiaridad del laboratorio es convertirlo en un punto de encuentro para que la ciudadanía pueda utilizarlo como punto de encuentro y experimentar sobre las necesidades y los principales retos de nuestra sociedad, siempre a través de la escucha y el aprendizaje activo", ha dicho Mendoza. "En Gipuzkoa hay otros espacios de colaboración, pero quedaba un espacio no contemplado, que corresponde a la implicación y participación de la ciudadanía en la nueva agenda política. En este nicho intervendrá el Laboratorio, cuyo principal objetivo es trabajar para lograr el mejor futuro personal y cívico de la ciudadanía guipuzcoana ", ha subrayado.

 

Turismo y digitalización

Como tercer tema, el Consejo también ha aprobado una subvención directa de 50.000 euros a la Asociación de Apartamentos Turísticos de Euskadi (APARTURE). El objetivo de la ayuda es desarrollar un nuevo sistema de check-in & check-out online contactless para apoyar a las empresas del sector turístico en su proceso de digitalización. "Nuestra institución está trabajando muy activamente para potenciar la cultura y los recursos turísticos del territorio, más allá de la capital, y ampliar así el abanico de productos turísticos para poder dinamizar la actividad turística ante la crisis provocada por el COVID-19", ha señalado Mendoza, quien ha añadido que esta decisión se enmarca en este contexto.

"La pandemia del COVID-19 ha tenido un profundo impacto en el sector turístico en general y también en el sector turístico guipuzcoano, planteando nuevos retos que deberán afrontarse en los próximos años. Entre estos retos destaca la transformación digital de las empresas que operan en el sector que, aunque antes de la crisis sanitaria se consideraba muy necesaria, ahora resulta imprescindible", señala. De este modo, se ha enfocado en el citado reto la propuesta realizada por APARTURE, cuyo objetivo es digitalizar la gestión de los accesos mediante la creación de un citado sistema de check-in & check-out online contactless que ayude a las empresas del sector turístico en el proceso de transformación digital.

En concreto, el objetivo de este proyecto es desarrollar un sistema contactless basado en cerraduras electrónicas y aplicaciones informáticas. De esta forma, se permite a las y los hosteleros gestionar el proceso check-in y check-out desde cualquier dispositivo, tanto móvil como de escritorio, de forma rápida, sencilla y segura y sin necesidad de entrar en contacto con el personal de alojamiento. "Es un proyecto piloto de nuestro territorio que pretende implantar un sistema de apertura en pisos turísticos para evitar el contacto entre las personas, tan importante en la actual crisis sanitaria, para minimizar los riesgos de contagio. El pago de las inversiones para llevar a cabo este proyecto lo realizará la asociación APARTURE y si este proyecto piloto fuera un éxito, se extendería al resto de apartamentos turísticos de Gipuzkoa ", ha explicado la portavoz.

 

Parte de políticas sociales

Por último, y como cada semana, Mendoza ha actualizado el impacto que el COVID-19 está teniendo en los recursos de políticas sociales de la Diputación Foral. En el caso de las personas usuarios de residencias de mayores, hay 160 casos positivos, repartidos en 17 residencias: 1 en Alai-Etxea de Donostia; 1 en Berra de Donostia; 2 en Lamourous de Donostia; 1 en Argixao de Zumarraga; 12 en Hermano Garate de San Sebastián-San Ignacio; 7 en Txara II de Donostia; 28 en Jesusen Bihotza de Errenteria; 29 en Zorroaga de Donostia; 1 en Petra Lekuona de Oiartzun; 10 en San Gabriel de Beasain; 10 en Arangoiti de Beasain; 8 en San Juan Bautista de Andoain; 3 en Bermingham de Donostia; 36 en Julian Rezola de Donostia; 1 en Iturbide de Arrasate; 15 en Jose Arana de Eskoriatza; y 4 en Egogainen de Eibar. De ellas, 69 se encuentran en la planta social del Hospital de Eibar y en el centro de referencia San José de Ordizia, dos recursos que atienden a las personas usuarias de las residencias que han dado positivo por COVID-19. El objetivo es sacar casos positivos de las residencias, reducir el riesgo de contagio y poder seguir realizando visitas. Desde que el 11 de agosto se detectara el primer positivo de la segunda ola, 77 residentes han muerto y 238 se han recuperado.

En el caso de las personas trabajadoras de residencias de personas mayores, hay 173 casos positivos repartidos en 40 residencias diferentes. En la segunda ola, hasta el momento, se han recuperado 201 empleados y empleadas. En el caso de los centros de día, en la última semana se han detectado 4 nuevos positivos y otros 5 en los servicios de atención a personas con discapacidad. En esta segunda red hay un total de 412 plazas en residencias y 474 en viviendas. En el caso de la inclusión social no se han detectado positivos; hay que recordar que en esta red hay 54 recursos con 225 plazas en residencias y 192 viviendas. Por último, tampoco se han detectado positivos en la red de recursos de atención a menores, donde hay 400 plazas. En cuanto a las pruebas PCR, la Diputación, en colaboración con profesionales de la DYA, ha realizado 53.120 pruebas, de las cuales 5.030 la semana pasada, entre residentes y personal de las residencias.