Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

El pionero ‘Batura zikloa’ fusiona música clásica vasca con repertorio internacional de la mano de artistas de renombre mundial

Foto El pionero ‘Batura zikloa’ fusiona música clásica vasca con repertorio internacional de la mano de artistas de renombre mundial

El pionero ‘Batura zikloa’ fusiona música clásica vasca con repertorio internacional de la mano de artistas de renombre mundial

La novedosa iniciativa pretende difundir la música clásica vasca junto al repertorio internacional a través de ocho recitales, con una aproximación amena y didáctica, en distintas localidades de Gipuzkoa.

El pionero ‘Batura zikloa’ fusiona música clásica vasca con repertorio internacional de la mano de artistas de renombre mundial

Impulsado por el músico Josu Okiñena, e interpretados por artistas de renombre internacional de Rusia o Canadá,  este primer ciclo vasco programa la música clásica vasca junto con composiciones internacionales con el fin de acercar a la ciudadanía nuestra desconocida pero rica cultura musical.

‘BATURA ZIKLOA’ es una iniciativa pionera en su género que pretende situar la música clásica vasca junto al repertorio internacional. Serán ocho los recitales que en diferentes localidades de Gipuzkoa y a lo largo de 2020 interpretarán varios artistas de talla internacional llegados desde Canadá o Rusia, entre otros lugares.

Un singular ciclo creado e impulsado por el pianista, investigador y profesor Josu Okiñena, con el que se pretende valorar la música clásica vasca junto al repertorio internacional, con una aproximación amena y didáctica,  donde los y las artistas explicarán lo interpretado. “La idea surge porque tras años de investigar la música de Euskal Herria me he dado cuenta de que tenemos un repertorio con una calidad equiparable al gran repertorio internacional de concierto”, subraya Okiñena al ser preguntado por los inicios.

Esto es debido a que el impulsor veía que año tras año “todas las iniciativas hasta ahora que he podido observar han consistido en organizar bien un evento para programar exclusivamente música clásica vasca o para programar alguna obra determinada dentro de un recital ordinario”. Es por ello que Okiñena deseaba “dar un paso más” y ofertar otro tipo de recitales que ofrezcan una fusión de ambas. “Me parece que es importante aunar en eventos como BATURA, organizando en dos partes ambos repertorios”.

Novedosos recitales explicativos

Un singular proyecto que “no dejará indiferente a nadie”, porque “apenas se ha equiparado ambos repertorios” en el País Vasco en un recital a partes iguales. Para ello, los conciertos se llevarán a cabo de forma didáctica, amena y cercana, ya que los y las distintas artistas realizarán breves explicaciones o contextualizaciones de las composiciones antes de interpretarlas.

Tal y como ha comentado el impulsor, “considero que es fundamental una explicación o información para que el o la oyente se sitúe y tenga conciencia así como referencia de cantidad de elementos e informaciones que todavía le son totalmente ajenas por el desconocimiento que sigue habiendo socialmente del repertorio clásico vasco, no solamente fuera de Euskal Herria, sino también dentro de Euskal Herria”.

Así, en dichos recitales el público podrá hallar las distintas relaciones musicales e incluso personales de los diferentes artistas vascos para con los artistas foráneos: “Y sobre todo los viajes de ida y vuelta que ha tenido la música vasca a lo largo de la historia, a lo largo del mundo”, apunta. Dependiendo de las peculiaridades y características de cada concierto, los y las artistas intentarán “acotar los aspectos más importantes” de cada una de las obras “para facilitar la comprensión y, sobre todo, el descubrimiento de este repertorio”.

Salas de pequeño formato

Como no podía ser de otra manera, dichos recitales se realizarán en distintas salas de formato pequeño, “porque lo que queremos realizar es recitales de cámara, donde ahí sigue habiendo un repertorio desconocidísimo de Euskal Herria”. Asimismo, este tipo de formatos facilitan la cercanía del público para con el o la artista, “lo que facilita, sin duda, el entendimiento con el músico, la comprensión del contexto de la obra y la relación entre artista y público”, explica el promotor.

El nombre del ciclo, BATURA, concretamente, hace referencia “a la suma, a la unión y la relación entre el concepto que tenían los filosos griegos de la relación entre la música y las matemáticas; es una realidad que a lo largo de los siglos la hemos podido estudiar desde Pitágoras”. Asimismo, dicho proyecto es una fusión entre la música clásica vasca y la internacional, “una unión entre ambas músicas que nos parecía idónea esta palabra, porque concretaba perfectamente la filosofía del ciclo, al igual que el cartel, que muestra la fusión entre la parte de la roca y la arena, esa unión de dos materiales en la misma playa”.

Incluso, Okiñena ha ido más allá al recordar que muchos de los músicos llegarán del otro lado del océano, de Québec, exactamente; y de ahí la imagen de la playa “como la primera tierra que recibe, como puerto de llegada”. 

Inclusión en recitales internacionales

Pero dicho ciclo de conciertos pretende ir más allá en sus objetivos y, amén de equiparar ambos recitales con obras de distintos artistas de distintos siglos, también desea que “artistas de talla internacional incorporen en sus repertorios la música clásica vasca, porque una vez que el músico lo incluye para interpretarlo en un concierto, lo sigue incluyendo para el resto de repertorios y festivales, con lo cual, su difusión es todavía muchísimo mayor”.  

Gran ayuda institucional

En cuanto a la financiación se refiere, sin lugar a dudas, Okiñena ha subrayado que sin el apoyo de las instituciones dicho proyecto no se hubiera materializado nunca. “Primeramente, la ayuda del Ayuntamiento de San Sebastián ha sido primordial, en concreto, sin el apoyo del concejal de Cultura Jon Insausti, que ha visto desde el primer momento con muy buenos ojos la iniciativa”, apunta el impulsor.

Asimismo, Okiñena quiere dar las gracias al Gobierno Vasco, a través de Etxepare Institutua, por su apoyo para con los artistas. “Su director, Imanol Otaegi, nos ha apoyado desde el principio”, agradece.

El músico también tiene palabras de agradecimiento para la Diputación Foral de Gipuzkoa, encarnada en Denis Itxaso, en sus antiguas labores de Diputado Foral, “ya que cuando le presentamos el proyecto, le gustó mucho la idea y nos invitó a que lo moviéramos también por distintas localidades guipuzcoanas”.

Fue así como BATURA fue tomando cuerpo y extendiéndose más allá de la capital de Gipuzkoa, “donde nos han recibido con los brazos abiertos; en concreto, en los pueblos Lezo, Andoain y Azkoitia. Las tres localidades no pusieron ni una pega; todo lo contrario, ha sido todo facilidades”. 

 

CALENDARIO CONCIERTOS

Cuatro actuaciones en Donostia

-- 4 de marzo de 2020

Recital para violín y piano del artista de Québec Alexandre da Costa y Josu Okiñena, interpretando composiciones de autores vascos y quebequenses.

-- 8 de abril de 2020

Recital para violín y piano de la artista rusa  Liana Gourdjia y Josu Okiñena, interpretando composiciones de autores vascos e internacionales

-- 20 de mayo de 2020

Recital para piano del artista catalán Albert Guinovart, interpretando obras vascas e internacionales.

--24 de junio de 2020

Recital del pianista de Québec Jean Philipe Sylvestre, interpretando composiciones vascas junto al gran repertorio internacional

Cuatro actuaciones en la provincia de Gipuzkoa

--5 de marzo de 2020: Lezo

Recital para violín y piano del músico de Québec Alexandre da Costa y Josu Okiñena, interpretando composiciones de autores vascos y quebequenses.

--4 de abril de 2020: Andoain

Recital para violín y piano de la artista rusa Liana Gourdjia y Josu Okiñena, interpretando composiciones de autores vascos e internacionales

--23 de mayo de 2020: Azkoitia

Recital para piano del artista catalán Albert Guinovart, interpretando obras vascas e internacionales.

--27 de junio de 2020: Zumarraga

Recital del pianista de Québec Jean Philipe Sylvestre, interpretando composiciones vascas junto al gran repertorio internacional.