Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Apoyo al arraigo y la competitividad de las empresas familiares

Apoyo al arraigo y la competitividad de las empresas familiares

Diputatu nagusiak Yurrita Group bisitatu du, Euskadiko kontserbategi zaharrena.

Foto Apoyo al arraigo y la...

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, ha visitado esta mañana en Mutriku la planta de Yurrita Group, la conservera más antigua de Euskadi con 150 años de trayectoria en la que ha estado gestionada por cinco generaciones de la misma saga familiar. Olano, que ha estado acompañado por los diputados de Promoción Económica y de Hacienda, Ainhoa Aizpuru y Jabier Larrañaga, respectivamente, ha valorado el papel “crucial” desempeñado por las empresas familiares en la competitividad de la economía y la generación de empleo en Gipuzkoa, por lo que ha calificado como “objetivo de primer nivel” mantener su arraigo en el territorio.

Durante la visita, en la que también ha participado el alcalde mutrikuarra José Ángel Lizardi, Juan y Jorge Yurrita, primos y responsables de la dirección de la compañía de forma compartida, han mostrado las instalaciones de la planta y han informado sobre los desafíos que afronta la empresa mutrikuarra.

“Las empresas familiares son un pilar básico de nuestra industria. Entre todos debemos hacer lo posible para mantener su arraigo y apoyar las apuestas que están realizando en materia de competitividad, innovación y apertura a nuevos mercados”, ha subrayado, al considerar que la contribución que realizan a Gipuzkoa es “enorme” como “generadoras de actividad, riqueza y empleo”, contribuyendo “de forma intensa al desarrollo económico y social del territorio”, ha expresado el diputado general.

El diputado general ha recordado que el 65% de las más de 900 pymes existentes en el territorio son empresas familiares, con una media de 32 empleados y facturan un promedio de 6 millones de euros al año. En la mayoría de los casos, además, su propiedad se encuentra en la segunda generación de la familia, según revela un reciente estudio realizado en colaboración por Deusto Business School, la Fundación Antonio Aranzábal, la Asociación de la Empresa Familiar de Euskadi (AEFAME), y la Diputación de Gipuzkoa.

Apoyo a 20 proyectos de arraigo

“Resulta destacable el esfuerzo innovador que realizan empresas familiares como Yurrita, así como el compromiso que demuestran con el territorio y con la sociedad guipuzcoana. Por ello resulta tan importante que desde las instituciones trabajemos para ahondar en el enraizamiento de estas empresas, mediente las herramientas y estrategias con las que contamos, pero también favoreciendo su competitividad en todos los aspectos”, ha resumido Olano, quien ha recordado que el departamento foral de Promoción Económica cuenta con un programa específico para apoyar actuaciones que favorezcan el arraigo de los proyectos empresariales, que el año pasado sirvió para impulsar 20 actividades con una inversión de 392.000 euros.

Yurrita Group encarna a la perfección en ese modelo de empresa familiar competitiva. Con una facturación cercana a los 20 millones, cuenta con más de 100 trabajadores y trabajadoras en Mutriku, repartidas en tres plantas de anchoa, bonito y croquetas que cuentan en este municipio unido al mar y de gran tradición conservera. Desde su fundación en 1867, se trata de la conservera más veterana de Euskadi y una de las empresas agro-alimentarias más antiguas del Estado.

Sus productos se encuentran en 60 países, gracias a una apertura a los mercados exteriores que se inició ya en 1963. Fruto de la estrategia de internacionalización llevada a cabo en los últimos años, su línea de productos Lorea es líder en venta de anchoa en un mercado tan exigente como Japón.

  

578