Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Atrás La Diputación Foral compartirá esta semana la hoja de ruta de legislatura

La Diputación Foral compartirá esta semana la hoja de ruta de legislatura

Realizará un encuentro con más de 200 representantes de distintos ámbitos pasado mañana en Chillida Leku

11/06/2024
Gipuzkoako Foru Aldundia

La Diputación Foral compartirá esta semana los principales hitos de la hoja de ruta de Gipuzkoa para esta legislatura con representantes institucionales y del tejido asociativo y económico del territorio. Lo hará en un encuentro que tendrá lugar pasado mañana, jueves, en Chillida Leku y en el que está prevista la asistencia de más de 200 personas de empresas, asociaciones del tercer sector social, centros de investigación y conocimiento, sector educativo, voluntariado, cultura, deporte e instituciones. La portavoz foral ha anunciado la cita en la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno de hoy: “Va a ser un acto muy sencillo y cercano, pero de gran importancia porque nos va a permitir compartir las prioridades estratégicas de la Diputación con la sociedad organizada del territorio, que es clave para llevarlas a cabo”.

La diputada general Eider Mendoza y el teniente de diputada general Jose Ignacio Asensio serán los responsables de desgranar la hoja de ruta trazada por el Plan Estratégico, aprobado por el Consejo de Gobierno el pasado febrero, con cuatro pilares estratégicos y 118 líneas de acción para el tramo 2024-2027. Berasaluze ha destacado que, en un contexto condicionado por transformaciones tecnológicas, sociales, económicas y medioambientales “sin precedentes”, la Diputación apuesta por situar “el bienestar integral de todas y cada una de las personas que viven en Gipuzkoa en primer plano, haciendo que el nuestro sea un territorio que genere oportunidades para el desarrollo de proyectos plenos y con sentido, tanto personales, vitales y profesionales, como colectivos: del ámbito empresarial, asociativo…”.

Ha añadido que, “manteniendo y profundizando en los principios de la colaboración y la experimentación en los que tenemos una convicción absoluta”, la Diputación quiere dar “una nueva impronta” al conjunto de sus políticas, “con el factor humano y comunitario como piedras angulares, y actuando no tanto desde la lógica departamental sino con una visión transversal y compartida”. Una impronta con la que quiere dar una mejor respuesta a la aparición de nuevas preocupaciones, necesidades y desafíos emergentes como la soledad no deseada, el individualismo, la salud mental, el relevo generacional, la cronificación de las situaciones de exclusión y la crisis climática, “que tienen un impacto en el bienestar, y que queremos afrontar a través de una nueva agenda compartida, empleando todas nuestras capacidades económicas y fiscales a nuestro alcance”.

En ese sentido, ha dado a conocer que la Diputada General, tal y como anunciara el pasado miércoles, ha iniciado ya una ronda de contactos con los grupos junteros con el propósito de conseguir acuerdos “a largo plazo” ligados tanto a los presupuestos actuales y los del año que viene como a la ponencia para la reforma fiscal. “La colaboración de todas las fuerzas políticas es algo necesario y deseable, una petición clara de la ciudadanía, y este gobierno va a hacer todo lo que esté en su mano para trabajar acuerdos”.

Berasaluze se ha mostrado esperanzada al respecto, aludiendo a “una nueva etapa” en la legislatura. “Abrimos un nuevo ciclo sin, a priori, convocatorias electorales en perspectiva, libre del ruido, la polarización y las tensiones que las elecciones traen consigo. Ya se han alcanzado acuerdos por unanimidad por ejemplo en el ámbito fiscal, y ahora tenemos el camino despejado para conseguir consensos en beneficio del conjunto de la ciudadanía, que ofrezcan soluciones y seguridad en estos tiempos de incertidumbre”.

Fondos FEDER

Asimismo, el Consejo ha aprobado y ratificado la lista de proyectos de la Diputación que contarán con la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) correspondiente al periodo 2021-2027. Dicha participación se materializa en 4 proyectos concentrados en 2 objetivos políticos. Europa financiará el 40% y la asistencia técnica de 4 proyectos de la Diputación, por valor de 16.623.602 euros.

Estas ayudas se estructuran dentro de los objetivos políticos de la UE, y en el caso de Gipuzkoa se engloban en dos de ellos: ‘Una Europa más inteligente, mediante la innovación, la digitalización, la transformación económica y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas’, por un lado’, y ‘Una Europa más ecológica y libra de carbono, que aplique el Acuerdo de París e invierta en transición energética, energías renovables y la lucha contra el cambio climático’, por otro. Unos objetivos que, en palabras de la portavoz, están “totalmente alineados con las prioridades estratégicas de la Diputación. Estas ayudas suponen un apoyo muy importante para seguir avanzando como territorio”.

Así, dentro del primer objetivo, la institución foral recibirá 8.989.608 euros para implantar infraestructuras y aplicaciones de última generación, que servirán “para dar mejores servicios a la ciudadanía, administraciones y entidades del territorio, con especial foco en herramientas de interacción directa para los trámites económicos”, ha indicado Berasaluze. Se incluyen aplicaciones de e-Gobierno y desburocratización, especialmente en el ámbito fiscal, e infraestructuras de TICs avanzadas relacionadas, entre otros, con el big data, la inteligencia artificial y la ciberseguridad.

Los otros tres proyectos se llevan a cabo desde el departamento de Sostenibilidad. El primero, que tendrá una ayuda de 1.945.800 euros, persigue el aprovechamiento del calor industrial residual, aplicando las últimas tecnologías para utilizar esos excedentes energéticos en edificios cercanos. El segundo, que recibe una subvención de 828.000 euros, consiste en permeabilizar los cauces fluviales del territorio para favorecer la movilidad de las especies piscícolas y regenerar las características geomorfológicas de sus márgenes para devolver a los ríos la complejidad de ecosistemas que tenían en su origen. Incluye acciones como la demolición de presas en desuso y la construcción de diques, rampas y escalas para el paso de peces.

El tercer proyecto, finalmente, se enmarca en Plan Territorial Sectorial de Vías Ciclistas de Gipuzkoa, dentro del cual Europa sufragará con 4.860.194 euros la construcción de vías ciclistas y peatonales interurbanas, uniendo los distintos núcleos urbanos entre sí, y estos con polígonos industriales, barrios aislados y otros centros de atracción. La portavoz ha afirmado que “el objetivo es impulsar la movilidad sostenible, promoviendo el uso de la bicicleta entre la población y el cambio modal en los desplazamientos al trabajo o cotidianos de cualquier índole, consiguiendo reducir el número de vehículos a motor en circulación y aminorando el exceso de contaminantes y de ruido”.

Digitalización límites rurales

Por último, el Consejo ha aprobado las ayudas a los ayuntamientos para la digitalización de las parcelas del suelo rural, a las que se destinarán en 2024 213.181,96 euros. Se trata de un programa puesto en marcha en 2021, pionero a nivel de la CAV y del estado, y cuya finalidad es propiciar una mejor definición y la actualización de los límites de las propiedades del medio rural en el territorio, identificando correctamente los límites y mojones existentes y realizando la cartografía digital de los mismos. Mediante estas ayudas se quiere que conseguir en el plazo de una década “las localizaciones de todos los terrenos rurales de Gipuzkoa estén georreferenciadas mediante GPS, extendiendo la apuesta por la transformación digital también al ámbito rural”, ha explicado la portavoz.

El 80% de las parcelas rústicas de Gipuzkoa está en manos privadas, y la propiedad está muy repartida de forma que la dimensión de la parcela media es reducida. Los límites de las parcelas son con frecuencia confusos y no está convenientemente actualizados. La edad media de las personas titulares de las explotaciones agroforestales es elevada, y existe un déficit de relevo generacional, que conlleva una pérdida de conocimiento de los límites parcelarios.

Según la portavoz, “el problema es que muchas veces no se sabe dónde empiezan y terminan las parcelas, la información se pierde de una generación a otra en los caseríos y no siempre coincide lo que está en el catastro, la que disponen en los ayuntamientos o la que tienen los y las propietarios. Cuando terminemos este proceso tendremos toda la información ordenada, consensuada y recogida en soporte digital. Esto es muy positivo para la ciudadanía propietaria de los terrenos, como para el conjunto de las instituciones públicas, ya que el conocimiento de los límites de las parcelas rústicas es fundamental para gestionar e impulsar el primer sector de forma más eficaz y ágil”.

En ese sentido, hay que recordar que las parcelas rústicas se incluyen en el Registro de Explotaciones Agrarias, que a su vez es clave para la tramitación de ayudas –entre ellas las europeas-, expedientes y autorizaciones en el ámbito agroforestal desde el Departamento de Equilibrio Territorial Verde, por lo que la digitalización conllevará “una mejora evidente”. Para completar el proceso se prevé una inversión total aproximada de 3 millones, por parte de la Diputación, aportando cada municipio el 50% restante. El proyecto no supone ningún coste para los y las propietarias de los terrenos. Hasta ahora se han llevado a cabo trabajos en Legazpi, Zegama, Ataun, Abaltzisketa, Azkoitia, Mendaro, Olaberria, Orexa, Zumarraga, Elgeta, Aia, Albiztur, Antzuola, Anoeta, Azpeitia, Baliarrain, Beizama, Deba, Aizarnazabal, Altzo, Amezketa, Arrasate, Asteasu, Belauntza, Eskoriatza, Idiazabal y Oñati.

  

1824