Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

MUBIL tiende puentes con Fundación Hidrógeno Aragón

Foto MUBIL tiende puentes con Fundación Hidrógeno Aragón

MUBIL tiende puentes con Fundación Hidrógeno Aragón

La diputada foral y presidenta de MUBIL Ainhoa Aizpuru y la directora del centro Ane Insausti han visitado la infraestructura, ubicada en Huesca.

MUBIL tiende puentes con Fundación Hidrógeno Aragón

Una delegación de MUBIL, Centro de Electromovilidad de Gipuzkoa, ha visitado hoy la Fundación Hidrógeno Aragón, ubicada en Huesca. La representación guipuzcoana ha estado encabezada por la diputada foral de Proyectos Estratégicos y presidenta de la Fundación MUBIL, Ainhoa Aizpuru, y la directora de MUBIL, Ane Insausti, que han sido recibidos por Fernando Palacín, directora de la infraestructura aragonesa. El encuentro ha servido para sentar las bases de una futura colaboración entre dos centros especializados en el ámbito de la nueva movilidad. “MUBIL pretende resolver retos tecnológicos complejos y convertirlos en nuevas soluciones avanzadas en el ámbito de la nueva movilidad donde, hoy por hoy, la del hidrógeno es una tecnología que avanza y crece a pasos agigantados”, ha destacado Aizpuru.

A su juicio, el hidrógeno jugará un papel transcendental en el ámbito de la nueva movilidad, y ha apoyado esta afirmación en el reciente ejemplo de Alemania, que aprobó el pasado mes de junio su Estrategia Nacional de Hidrógeno, que prevé inversiones de al menos 9.000 millones de euros en los próximos años. “La electricidad y el hidrógeno son hoy por hoy las tecnologías mejor situadas para suceder a los combustibles fósiles. Ambas cuentan con unos nichos de mercado crecientes, y está sobre la mesa la opción de plantear soluciones híbridas, como por ejemplo el uso de la electricidad para desplazamientos urbanos y del hidrógeno para trayectos más largos”, ha explicado la responsable foral. Así, ha recordado que la sede definitiva de MUBIL contará con dos laboratorios, uno destinado a almacenamiento de energía (bien a través de baterías eléctricas, bien a través de pilas de combustible de hidrógeno) y el otro a nuevos sistemas de propulsión. “Por tanto, resulta evidente que nos interesa contar con socios en el campo del hidrógeno”, ha añadido.

          El proyecto de la Fundación Hidrógeno Aragón comenzó a dar sus primeros pasos en 2003, y parte con el objetivo de apoyar el desarrollo de proyectos estratégicos a corto, medio y largo plazo en el ámbito de las tecnologías de hidrógeno y pilas de combustible. Su sede física se ubica en el Parque Tecnológico Walqa, en Huesca, donde dispone de un edificio de 1200 metros cuadrados de superficie con oficinas, laboratorios y un taller, y unas instalaciones destinada al trabajo con grandes equipos de hidrógeno. Aizpuru ha destacado la trayectoria del centro ya que, a su juicio, atesora un conocimiento práctico y académico puntero, por lo que ha considerado “muy interesante” explorar alianzas con dicho agente. “El objetivo de la visita ha sido el de conocer de primera mano el trabajo que vienen desarrollando, analizar vías de colaboración y presentar nuestro propio centro, es decir, el proyecto MUBIL. La valoración que hacemos del encuentro no puede ser más positiva”, ha destacado.