Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Aprobada la convocatoria para apoyar la transformación del sector gastronómico, con 360.000 euros

Aprobada la convocatoria para apoyar la transformación del sector gastronómico, con 360.000 euros

El año pasado se impulsaron 19 proyectos ligados a las nuevas tecnologías

Foto Aprobada la convocatoria...

El Consejo de Gobierno ha aprobado la convocatoria 2019 de las de las subvenciones del programa Gastronomía 4.0, dotada con 360.000 euros, y dirigida a las empresas que pertenecen a la cadena de valor de la gastronomía del territorio. Este programa que pretende potenciar el uso de las nuevas tecnologías en dicha cadena de manera que su aplicación llegue al conjunto de agentes, busca anticipar su impacto definiendo nuevos modelos de negocio y de gestión, e impulsa la innovación en el sector y el liderazgo a nivel internacional.

Según ha destacado el portavoz foral Imanol Lasa, tiene por objetivo lograr que Gipuzkoa siga siendo “un referente mundial en la gastronomía en la nueva sociedad del siglo XXI además de por sus atributos de calidad, alimentación saludable y sostenible, por la incorporación de las nuevas tecnologías en la configuración de nuevas soluciones y modelos de negocio”. Para ello, se impulsa la transformación digital del sector en orden a provocar cambios en la industria de componentes y del hogar, así como evolucionar los modelos de negocio existentes en la restauración y servicios complementarios e identificar nuevos desde el aprovechamiento de las posibilidades que la tecnología ofrece.

Algunas de las tendencias identificadas y que otros países están ya trabajando, son entre otras la gestión inteligente de los productos y existencias, la trazabilidad de los productos y su conservación, la transformación y elaboración en condiciones de presión y temperatura, los nuevos sistemas de elaboración de alimentos, la “impresión 3D” con comestibles, y la identificación de nuevos modelos de negocio. “Si Gipuzkoa aspira a mantener su papel de referencia en el sector gastronómico, debe también realizar esfuerzos por incorporarse de manera proactiva a estas tendencias de futuro”, ha asegurado.

El año pasado, se apoyaron a través de esta convocatoria 19 proyectos, movilizando una inversión de 805.839 euros. Dentro de las apuestas estratégicos de Etorkizuna Eraikiz, está la de fomentar la colaboración para reforzar la posición del sector gastronómico de Gipuzkoa. “Este posicionamiento es evidente en la restauración y la alta cocina, pero lo es también en otros agentes del denominado ‘Ecosistema Gastronómico’, a lo largo de la cadena de valor que comienza en los productores y pasa por la formación y por la industria de componentes, hasta llegar al consumidor final. Una cadena que crea muchos puestos de trabajo y que se quiere consolidar”, ha indicado.

Rehabilitación N-1

Asimismo, el Consejo ha dado el visto bueno al pliego de cláusulas para la contratación de las obras del proyecto de rehabilitación estructural del firme de la N-1 entre los p.k. 438'475 y 445'030 en el sentido Irun-Vitoria, con un presupuesto de 1.874.970,20 euros y un plazo de ejecución de 3 meses. La actuación de rehabilitación abarca un tramo continuo de 6.155 metros de longitud, entre los puntos correspondientes al carril de incorporación del enlace sur de Irura y el punto de conexión de la A-15 con la N-I en Andoain, respectivamente. Este tramo tiene una capa de rodadura que presenta signos de agotamiento estructural del firme indicativos de una pérdida de capacidad de la resistencia estructural del pavimento.

Por ello, los trabajos tienen como objetivo es aumentar la capacidad estructural del firme existente, adecuándola a las acciones del tráfico previsto durante su periodo de servicio y mejorar sus características funcionales, referentes a seguridad y comodidad, así como proteger el conjunto del firme, en términos de durabilidad, impermeabilidad y uniformidad. El proyecto contempla actuaciones previas al refuerzo del firme, consistentes en la reparación del pavimento actual en el carril exterior, mediante su eliminación por fresado profundo, y la extensión posterior de una capa de mezcla bituminosa en caliente de alto módulo, cuyo objetivo es dotar de una mayor capacidad estructural a este carril que soporta la mayor parte de las solicitaciones derivadas de la acción del tráfico pesado.

Posteriormente, se contempla  extender la capa de rodadura en toda la anchura de la plataforma y en cinco estructuras existentes en el tramo un fresado superficial y extensión de la capa de rodadura. Por último, se repondrá la señalización horizontal en la totalidad del tramo afectado. Los trabajos comenzarán en verano y se realizarán en horario nocturno o en fin de semana, sin interrumpir el tráfico, para lo que se adecuarán seis pasos de mediana de la barrera de seguridad.

Lasa ha recordado que la N-1 es una carretera que sufre “un gran tráfico y es castigada por el paso de muchos camiones”, de los cuales la mayoría son foráneos y están de paso por Gipuzkoa, lo que llevó al Gobierno Foral a poner en marcha en 2016 un programa de rehabilitación de firmes con la vocación de llevar a cabo actuaciones “de manera sistemática y preventiva”, en el que se enmarca la decisión de hoy. Hasta ahora se han renovado en torno a 28 kilómetros, con una inversión de 7,4 millones de euros.

  

602