Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Diputación activa un programa para la difusión del “compromiso con la diversidad” entre la juventud

Foto La Diputación activa un programa para la difusión del “compromiso con la diversidad” entre la juventud

La Diputación activa un programa para la difusión del “compromiso con la diversidad” entre la juventud

El programa Aniztasunetik Eraikiz llevará diferentes testimonios a las aulas, con el objeto de romper estereotipos y fomentar una actitud contraria a los mensajes de odio.

La Diputación activa un programa para la difusión del “compromiso con la diversidad” entre la juventud

Con el objetivo de reforzar el "compromiso por la diversidad" entre la juventud, la Diputación Foral de Gipuzkoa pondrá en marcha durante este curso el programa Aniztasunetik Eraikiz. Este proyecto pretende abrir "una nueva vía" para que el alumnado "conozca y valore" la diversidad que vive en su entorno, promoviendo actitudes contrarias a la discriminación y los mensajes de odio, así como generando reflexiones alineadas con los derechos humanos. Para ello, la institución foral trasladará diversos testimonios a las aulas en colaboración con los centros escolares.

El programa ha sido dado a conocer en una rueda de prensa ofrecida esta mañana por Ion Gambra, director foral de Derechos Humanos y Cultura Democrática, junto a dos personas que ofrecerán su testimonio escuela a escuela. De hecho, German Urteaga y Junkal Cepeda, junto con una decena de ciudadanos y ciudadanas, darán a conocer a los y las jóvenes del territorio la realidad de los migrantes, de las personas con diversidad funcional, de personas LGTBIQ+ y miembros de minorías étnicas.

Este programa pedagógico a favor de la diversidad y los derechos humanos se pondrá en marcha en el curso 2021-2022 en siete centros del territorio, en los que se iniciará con el alumnado participante un “trabajo de tres años” con una “visión de proceso”. Desde el segundo curso de la ESO, cada año se trabajará una línea de trabajo y se propondrán ejercicios para desarrollar diferentes competencias como la diversidad y la empatía en el primer año, los derechos humanos y la participación en el segundo, y los mensajes de odio y la creatividad en el tercero. En esta última fase, teniendo en cuenta lo trabajado en años anteriores, los alumnos y alumnas crearán y desarrollarán contenidos para una campaña de comunicación.

Además de reflexionar sobre el tema, este programa llevará a diferentes personas y asociaciones a las aulas. Estas personas, partiendo de su experiencia y de sus vivencias, conversarán con el alumnado y les explicarán lo que sienten y lo que han vivido en sus diversas realidades. “Analizar, sentir y comprometerse. Intentaremos que dirijan su mirada a sus barrios y pueblos y se comprometan a transformar las situaciones que ven en su entorno. Queremos impulsar el compromiso del alumnado con la diversidad, la no discriminación y los derechos humanos, queremos convertirlos en agentes activos”, ha destacado Ion Gambra.

En los centros educativos será el profesorado quien dirija las sesiones. Asimismo, la Diputación Foral elaborará anualmente un material básico para la realización de estas sesiones. Aunque el material didáctico será el mismo para todos los centros, se procurará que las actividades se adapten a las características de cada centro o cada municipio.

“Tal y como hemos visto en este verano, hoy en día, lamentablemente, en nuestra sociedad se producen ataques homófobos y racistas, y se observan actitudes contrarias a los derechos humanos. Somos un territorio abierto y moderno, pero no estamos exentos de este tipo de actitudes. Debemos seguir vigilantes para combatir las tendencias populistas que pretenden erradicar la convivencia, la cohesión y la solidaridad", ha declarado el director de Derechos Humanos. Por ello, considera que "la educación y la transmisión de valores" son herramientas “excelentes". “El contacto directo con las diferentes realidades, la observación de las situaciones que se viven en su entorno y el compromiso desde la reflexión, pueden ser una experiencia enriquecedora para la juventud”, ha reflexionado. Además, Gambra ha señalado que la “llave” para que la Gipuzkoa del futuro sea “justa, moderna y cohesionada” se encuentra “en manos de las personas jóvenes”.

Gambra ha recordado que la Dirección Foral de Derechos Humanos y Cultura Democrática ha puesto en marcha este año un proceso participativo para la elaboración del II. Plan Foral de Derechos Humanos y Diversidad. En este contexto, el director foral ha considerado necesario "responder con valores democráticos e integradores" a este tipo de corrientes en una situación como la actual en la que se está extendiendo el "populismo xenófobo". "Esperamos que este programa contribuya a la construcción de una ciudadanía consciente y activa a favor de la igualdad, los derechos humanos y la democracia en Gipuzkoa”.