Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

La Diputación aspira a convertir a Gipuzkoa en referente mundial en gobernanza colaborativa

Foto La Diputación aspira a convertir a Gipuzkoa en referente mundial en gobernanza colaborativa

La Diputación aspira a convertir a Gipuzkoa en referente mundial en gobernanza colaborativa

La administración foral consolida Etorkizuna Eraikiz, que se refuerza con 24 proyectos experimentales más y un presupuesto de 22 millones de euros.

La Diputación aspira a convertir a Gipuzkoa en referente mundial en gobernanza colaborativa

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha aprobado hoy el modelo y el plan de gestión de Etorkizuna Eraikiz, el programa foral que busca transformar el modo de hacer política para trabajar de forma colectiva en la búsqueda de soluciones a los retos de futuro que tiene el territorio. En palabras del diputado general, Markel Olano, la Diputación busca a través de esta iniciativa convertir a Gipuzkoa en “referente internacional en materia de gobernanza colaborativa”. Las decisiones adoptadas hoy suponen la consolidación de Etorkizuna Eraikiz en la Diputación e incrementar la influencia y el radio de acción de este programa foral: pondrá en marcha 24 proyectos experimentales más, implicará a los principales agentes sociales y económicos del territorio y enfocará la acción de la Diputación al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que impulsan las Naciones Unidas. Para todo ello, dispondrá de un presupuesto total de 22 millones de euros en 2020.

          Olano ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para dar a conocer el plan de gestión de Etorkizuna Eraikiz, acompañado el diputado foral de Cultura, Cooperación, Juventud y Deportes, Denis Itxaso; y el responsable de estrategia del diputado general, Xabier Barandiaran. Los responsables forales han puesto el valor de la trayectoria desarrollada hasta la fecha por Etorkizuna Eraikiz en el que, desde su puesta en marcha en 2016, han participado en torno a 25.000 guipuzcoanos y guipuzcoanas y más de 500 agentes económicos y sociales. “Durante los últimos años hemos sembrado la semilla y ahora es el momento de consolidar, reforzar y potenciar Etorkizuna Eraikiz, a través de un modelo de gobernanza abierta y colaborativa que sea conocido y reconocido internacionalmente. Abrimos un nuevo ciclo, en el que vamos a dar un importante salto cualitativo”, ha defendido Olano.

          El diputado general ha recordado que la Diputación aspira a “transformar” Gipuzkoa en ámbitos como la solidaridad o la reducción de desigualdades sociales, y que Etorkizuna Eraikiz es una herramienta “muy poderosa” en ese esfuerzo. Asimismo, ha reiterado su apuesta por el Modelo Gipuzkoa, el esquema socioeconómico que ha convertido al guipuzcoano en un territorio avanzado y con niveles altos de bienestar. “A través de Etorkizuna Eraikiz y su apuesta por la gobernanza abierta y colaborativa, buscamos profundizar en ese carácter comunitario, involucrar a ciudadanía y sociedad organizada en ese esfuerzo por construir la Gipuzkoa del futuro que queremos”, ha añadido. Para todo ello, Etorkizuna Eraikiz acumula un presupuesto en 2020 de 22 millones de euros lo que, a juicio del diputado general, da buena muestra del peso político y económico que tiene este programa foral en la acción de Gobierno de la Diputación Foral.

Elegir el futuro

Por su parte, el diputado de Cultura, Denis Itxaso, ha destacado que Etorkizuna Eraikiz no es un programa que juega a adivinar el futuro, “no se trata de adivinar sino de elegir el futuro que queremos para Gipuzkoa y ponernos a trabajar desde el minuto uno para conseguirlo”. “En la práctica, esta nueva forma de gobernanza implica fijar ahora cuáles son nuestras prioridades y qué proyectos pueden ayudarnos a alcanzar nuestros objetivos, asegurando los medios económicos, técnicos y humanos necesarios; todo ello, contando con la participación y las aportaciones de la sociedad guipuzcoana”, ha añadido.

“Recuperar la confianza de la ciudadanía en la política implica poner sobre la mesa los auténticos problemas percibidos por la sociedad como prioridades. Los cambios climáticos, demográficos y tecnológicos, representan todo un reto y un desafío para nuestras sociedades, y parte de ella alberga legítimos temores por la incertidumbre en el futuro que representan”, ha dicho Itxaso. A su juicio, Etorkizuna Eraikiz, el modelo de gobernanza que representa y los temas que aborda, es la respuesta que Gipuzkoa quiere aportar para evitar que esas incertidumbres y temores se traduzcan en alejamiento y desconfianza hacia la política. “El auge de los populismos y de los extremismos es una epidemia política y social que queremos evitar en Gipuzkoa, y la mejor vacuna que podemos encontrar es Etorkizuna Eraikiz”, ha defendido.

En palabras de Itxaso, “el camino recorrido, en la definición de ese futuro que queremos construir a través de Etorkizuna Eraikiz, ha marcado con claridad una dirección de progreso, lucha contra la desigualdad y sostenibilidad, coherente con los grandes desafíos europeos (de la socialdemocracia) y unas expectativas ampliamente compartidas por la sociedad guipuzcoana”. Una apuesta que se concreta y está en la base de proyectos como el nuevo Koldo Mitxelena, la fundación de Cambio Climático, Naturklima, Mubil…”.

 

24 nuevos proyectos, ODS…

Entre las principales novedades que presenta el programa foral en el nuevo ciclo, se encuentra la puesta en marcha de 24 nuevos proyectos experimentales, que se suman a los ocho que hasta la fecha tenía en marcha la Diputación. Las nuevas iniciativas abordan cuestiones relativas a los principales retos de futuro que tiene Gipuzkoa: igualdad de mujeres y hombres (Impulso a presencia de mujeres en Consejos de Administración, Emakumeen Etxeak…), lucha contra el cambio climático (Ciudadanía comprometida con el clima, Grupo promotor de economía verde y circular…), economía del futuro (Gipuzkoa territorio intraemprendedor, Inteligencia Artificial y Big Data…) o lucha contra adicciones (Programa contra la ludopatía infantil y juvenil, Prevención de adicciones en Aretxabaleta y Eskoriatza…), entre otros ámbitos.

          Los responsables forales también han dado especial relevancia a la decisión de enfocar la acción de la Diputación y Etorkizuna Eraikiz al cumplimiento de los ODS. “Nuestro sistema de gestión se regirá, a partir de ahora, a través de indicadores ligados a estos Objetivos”, han explicado, lo que permitirá a la institución foral hacer sus indicadores de medición compatibles a nivel mundial. “Era algo que nos condicionaba hasta la fecha y que, en el futuro, permitirá a Gipuzkoa ganar más referencialidad en ese trabajo que estamos llevando a cabo para construir un mundo más sostenible. Y, sobre todo, que nos permitirá dar a conocer a nivel mundial nuestro modelo de gobernanza”, han señalado.

 

Estructura de Etorkizuna Eraikiz

La estructura de Etorkizuna Eraikiz se divide en dos grandes espacios: Gipuzkoa LAB, una especie de laboratorio de experiencias avanzadas de futuro; y Gipuzkoa Taldean, espacio para la deliberación y proposición y que tiene en el think tank a su máximo exponente. Gipuzkoa LAB será el escenario donde se desarrollarán los 32 proyectos experimentales antes citados mientras que en lo que respecta a Gipuzkoa Taldean, están ya en marcha los procesos de conformación de los principales grupos de trabajo: el think tank económico y el que tiene a los cuidados como eje. Junto a ellos, Etorkizuna Eraikiz pondrá en marcha grupos de reflexión sobre cuestiones como el cambio climático, la fiscalidad verde y nuevos modelos de economía, y dará continuidad a procesos participativos como los presupuestos abiertos.

          Junto a estos dos grandes espacios, Etorkizuna Eraikiz seguirá impulsando los centros de referencia que arrancaron su andadura durante la pasada legislatura: Adinberri, Mubil, Ziur, LABe, 2deo, Koldo Mitxelena, Naturklima y el plan Elkar-EKIN Lanean. Asimismo, lanzará un ambicioso plan de internacionalizaicón, que buscará poner a Gipuzkoa a la cabeza de una red de agentes y administraciones que trabajen en torno a la gobernanza colaborativa, y que contará con representantes de Estados Unidos, Reino Unido o Colombia, entre otros países. Etorkizuna Eraikiz también pondrá en marcha una línea específica para fortalecer y difundir el Modelo de Gipuzkoa tanto en el territorio como el exterior, al tiempo que seguirá estrechando lazos de colaboración con las universidades y agentes del ámbito del conocimiento con representación en Gipuzkoa.

          Por último, Barandiaran también ha puesto el foco en el ámbito de la nueva cultura política democrática que quiere impulsar Etorkizuna Eraikiz ya que, a su juicio, el proyecto carece de futuro si no se consigue que la ciudadanía interiorice el Modelo Gipuzkoa. “Para ello, trabajaremos desarrollando experiencias activas, poniendo en marcha experiencias comunitarias con ayuntamientos y ciudadanía en cuestiones que consideremos de importancia. De este modo, contribuiremos a extender el Modelo Gipuzkoa”, ha añadido. En este punto, ha puesto como ejemplo la dinámica HerriLab, que se está llevando a cabo en Beasain, y que sirve de laboratorio para experimentar con medidas avanzadas en el ámbito de la conciliación corresponsable, y que está implicando a la comunidad de todo el municipio.