Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Gipuzkoa reivindica la acción comunitaria como respuesta a los retos complejos del mundo actual

Gipuzkoa reivindica la acción comunitaria como respuesta a los retos complejos del mundo actual

El territorio culmina un proceso de trabajo en el que han participado 160 personas con la definición de un marco conceptual de la acción comunitaria.

14/09/2022
Foto Gipuzkoa reivindica la...

En torno a 160 personas han participado durante los últimos meses en un proceso de trabajo liderado por la Diputación Foral de Gipuzkoa, que tenía como objetivo definir un marco conceptual, estratégico y operativo en torno a la acción comunitaria. El documento, que ha sido presentado hoy en los Cursos de Verano de la UPV/EHU, presenta la visión que orientará la acción comunitaria en Gipuzkoa durante los próximos años, resumiendo el papel que debe jugar la administración pública en dos roles, siete principios metodológicos y cinco estrategias. “Frente a los retos de gran complejidad que se nos presentan en el escenario actual, desde Gipuzkoa queremos reivindicar la participación, la colaboración y la acción comunitaria como respuesta a esa serie de desafíos”, ha dicho la diputada de Gobernanza, Eider Mendoza.

          La representante foral ha participado en la apertura del citado curso de verano, que se celebra entre hoy y mañana bajo el título ‘Acción comunitaria: retos y experiencias’. En el curso también ha intervenido Oscar Rebollo, profesor de sociología de la UAB y exdirector de Servicios de Acción Comunitaria del Ayuntamiento de Barcelona, que ha estado pilotando el proceso de conceptualización desarrollado en Gipuzkoa. Todos ellos y ellas han querido agradecer la implicación de todas las personas implicadas en el proceso guipuzcoano, que ha contado con responsables políticos de diversos niveles institucionales (ayuntamientos, Diputación, Gobierno Vasco…) y personal de diversas áreas (juventud, deportes, participación, igualdad, sanidad…). La acción se sitúa en el marco de Gipuzkoako Eskola Irekia, proyecto experimental de Etorkizuna Eraikiz que busca empoderar a la ciudadanía para impulsar su participación política.

En su intervención, Mendoza ha apostado por “más colaboración y acción comunitaria” a la hora de abordar los retos presentes. “Frente a las corrientes individualistas del mundo actual, en Gipuzkoa apostamos por reforzar nuestro carácter comunitario, por tejer redes entre personas para cuidarnos más y mejor los unos y unas a los otros y otras”, ha explicado. Así, ha explicado que el marco conceptual al que se ha dado forma en los últimos meses define acción comunitaria como cualquier acción o proyecto que plantee responder de forma colectiva a los retos sociales: “Las administraciones públicas no podemos actuar solas, y debemos trabajar para buscar y facilitar la implicación y el protagonismo de la ciudadanía”.

La diputada foral ha recordado que el mundo se encuentra en un constante proceso de cambio, impulsado por la revolución científica y tecnológica vivida en los últimos años, pero que a ello ahora se suma también la cuestión de la crisis económica. “Las alargadas consecuencias de la pandemia, la invasión de Ucrania, la crisis energética, la amenaza de recesión económica… Son cuestiones todas ellas de una gran complejidad, que nos afectan a todos y a todas, y que necesitan respuestas contundentes y que cuenten con un amplio consenso”, ha manifestado. De ahí que la Diputación esté inmersa en un proceso de abrir nuevos canales de participación, comunicación y acción comunitaria con la sociedad, sobre todo a través de las iniciativas que se llevan a cabo en el marco de Etorkizuna Eraikiz.

Facilitar y construir

Así, facilitar y construir son los roles principales que debe jugar la administración pública a la hora de promocionar la acción comunitaria. Asimismo, el documento presentado hoy recoge cinco estrategias a seguir por las instituciones para actuar con éxito en este ámbito: incluir la visión comunitaria en las políticas sectoriales; la construcción de infraestructuras sociales o comunitarias; fortalecer los proyectos de asociaciones o las capacidades de la ciudadanía; trabajar con y por las y los ciudadanos sin organizar; y la co-creación de alianzas tanto dentro de cada institución como entre diferentes administraciones. Dicho marco, según ha profundizado la diputada foral, se debe adecuar luego a cada ayuntamiento, “y la Diputación estará ahí para ayudar a hacerlo”.

Mendoza ha explicado que, a través de este proceso de conceptualización, Gipuzkoa ha dado el primer paso para ordenar y homogeneizar la acción comunitaria en el territorio. “Varios consistorios nos habían pedido repensar la forma de relacionarnos, para dar una coherencia, una orientación y un sentido a la acción pública. Lo que recoge el documento que hoy hemos presentado es precisamente eso, un marco que ordena lo que tenemos, pero que sobre todo es fruto de una reflexión y una discusión compartida”, ha explicado. A su juicio, el trabajo realizado servirá para aportar una dirección a la necesaria reconstrucción de las relaciones entre administraciones y sociedad.

  

723