Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Gipuzkoa suma a su ecosistema de I+D 4 nuevos talentos científicos

Foto Gipuzkoa suma a su ecosistema de I+D 4 nuevos talentos científicos

Gipuzkoa suma a su ecosistema de I+D 4 nuevos talentos científicos

Markel Olano y Jabier Larrañaga han mantenido un encuentro con investigadoras e investigadores del programa Fellows, al que se destinan 489.000 euros.

Gipuzkoa suma a su ecosistema de I+D 4 nuevos talentos científicos

La red de I+D de Gipuzkoa incorporará este año cuatro investigadores de alto nivel con el apoyo del programa de la Diputación Foral Fellows Gipuzkoa, cuya convocatoria se ha resuelto recientemente. El diputado general Markel Olano y el diputado de Promoción Económica y Proyectos Estratégicos Jabier Larrañaga han mantenido hoy un encuentro de trabajo con las nuevas incorporaciones de Fellows y representantes de sus respectivos centros de investigación, en el que han tenido la ocasión de conocer al detalle el contenido y alcance de los proyectos que van a desarrollar. Desde el año 2000, la Diputación ha respaldado la contratación 48 investigadores e investigadoras por parte de entidades de I+D+i Gipuzkoa. “Fellows representa nuestra apuesta, inequívoca y sostenida en el tiempo, por la excelencia investigadora y el talento científico, como señas de identidad de un territorio competitivo y avanzado. La pandemia no ha hecho sino reforzar nuestra convicción colectiva sobre la importancia de la ciencia y la investigación para fortalecer nuestra economía, nuestro bienestar, y construir un futuro mejor”, ha destacado Olano.

La Diputación mantuvo el año pasado esta iniciativa pese al impacto presupuestario de la pandemia, y la ha reforzado este año, con una inversión de 489.208 euros.  Fellows tiene como objetivo incorporar personas con formación post-doctoral en grupos de investigación de relevancia internacional, a grupos de investigación guipuzcoanos, potenciando su excelencia científica. Consta de dos líneas de actuación: la atracción de talento, que busca que estos investigadores e investigadoras se integren en centros guipuzcoanos de la Red vasca de Ciencia, Tecnología e Innovación; y la retención de talento, que busca apoyar a estos centros para mantenerlos en sus equipos durante un plazo de tres años. La Diputación financia el 100% de los gastos de contratación del primer año de la persona investigadora, el 80% de esos gastos del segundo año de contratación, y el 70% de los gastos del tercer año, posibilitando así la continuidad de los trabajos de investigación por un periodo más largo.

Así, además de incorporar cuatro nuevos talentos, la Diputación apoya este año a otras nueve personas acogidas al programa en convocatorias anteriores, con lo que en este momento hay 13 investigadores e investigadoras financiadas por Fellows, de los que 5 son mujeres. Además de la excelencia científica, la experiencia y la formación internacional, se tiene en cuenta la vinculación de estas personas con el País Vasco y se introducen criterios para hacer frente a la brecha de género aún existente en este ámbito. Estos son los cuatro nuevos talentos incorporados este año, y sus proyectos:

 

Angel Gabriel Fernández (UPV/EHU): Se focalizará en el diseño de sistemas de almacenamiento resiliente para la recuperación de calor residual en la industria de Guipúzcoa. Dentro del mismo, se pretenden utilizar materiales de cambio de fase para el almacenamiento de calor latente con el que poder mejorar la eficiencia energética de los procesos industriales. Además se pretende desarrollar recubrimientos ecológicos en base a materiales de fuentes renovables ampliamente estudiados por el grupo Procesos de Biorrefinería que acoge al investigador, con el que poder alargar la vida útil de los componentes asociados a estos sistemas.

Aitor Manteca (CIC biomaGUNE): Su proyecto es ‘Sistemas de cribado y selección microfluídica para evolución dirigida de proteínas’. La microfluídica de gotas es una técnica que permite el testado de diferentes moléculas y su posterior selección con el fin de obtener un compuesto con las propiedades deseadas. En un chip con varios canales se mezcla una fase acuosa con un aceite, generando así millones de gotas que no se pueden fusionar entre ellas. De esta manera, cada gota se convierte en un mini-reactor donde se puede evaluar una única molécula. Con la ayuda de esta técnica se busca generar proteínas con una fluorescencia mejorada para su posterior uso en bioLEDs o enzimas más eficientes para mejorar ciertos procesos industriales.

Carlos Alburquerque (CIC biomaGUNE): El proyecto Deep-SERS aplica inteligencia artificial (machine learning) a la interpretación de datos complejos obtenidos por una técnica mejorada que aprovecha la dispersión de la luz láser para identificar moléculas (dispersión Raman mejorada en superficie, SERS, por sus siglas en inglés). En concreto, se utilizará para el análisis de metabolitos en el ambiente extracelular de tumores artificiales, pero con posibles aplicaciones en todo tipo de biosensores. De esta manera se pondrán en marcha nuevas estrategias para el desarrollo de sensores SERS (bio) de próxima generación que constituyan nuevos dispositivos biomédicos automatizados para el diagnóstico rápido, en tiempo real y en el punto de atención médica, de enfermedades como cáncer o COVID-19.

Ibon Santiago (CIC nanoGUNE): Se incorporará al centro para desarrollar robots moleculares con la ayuda de materiales programables como el ADN.  Aunque la diferencia en complejidad entre un robot y una molécula de ADN sea abismal, hay muchos puntos en común. Más allá del interés genético, hebras de ADN  pueden auto-ensamblarse, realizar computaciones y responder a señales en el entorno, gracias a la información espacial codificada en la secuencia. El proyecto tiene como objetivo crear nanoestructuras que combinan estas propiedades robóticas y que sean capaces de actuación a la escala del nanómetro.  Posibles aplicaciones incluyen su uso como sensores, y como vehículo de medicamentos en la nanoescala..

Además, permanecerán acogidos al programa continuando su labor investigadora Idoia Ochoa (Tecnun, segundo año), Irune Villaluenga (BERC Polymat, segundo año), Amaia Carrión (BCBL, segundo año), Pablo Aguado-Puente (CIC nanoGUNE, segundo año), Roland Charles Garnier (AZTI), Beatriz Martín-García (CIC nanoGUNE, tercer año), Sonia Alonso (Biodonostia, tercer año), Iván Ramos (CIC biomaGUNE, tercer año), y Óscar Ferreira (CIC biomaGUNEgune, tercer año). Entre los proyectos que trabajan están la búsqueda de soluciones a los problemas de consumo de energía y gestión del calor en dispositivos electrónicos, la identificación precoz de posibles problemas de lectura y el desarrollo de programas de intervención temprana, el desarrollo de materiales para su aplicación en nuevas baterías híbridas, la identificación de biomarcadores en tumores malignos hematológicos, el diseño de materiales más efectivos para aplicaciones biomédicas, el impacto del cambio climático en la erosión costera  o el estudio de la capacidad regenerativa de las células madre del músculo en la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

El Diputado General ha puesto en valor ese trabajo investigador, que según ha señalado se desarrolla “en sectores de un enorme potencial, plenamente alineados con las apuestas estratégicas de Gipuzkoa, tales como las biociencias y la salud, la transformación industrial, el almacenamiento de energía o el cambio climático. La colaboración sostenida en el tiempo nos ha permitido consolidar un un ecosistema de I+D+i fuerte, compuesto por start ups, empresas, universidades y centros de investigación referenciales, y debemos ser capaces de enfocar nuestros esfuerzos hacia las áreas con mayor impacto en nuestro futuro económico y social, lo que nos permitirá acelerar la recuperación”.

En la misma línea se ha expresado Jabier Larrañaga, quien ha recordado que “el nivel de recursos destinados a la I+D por Gipuzkoa supera al de la UE en gasto en porcentaje del PIB (2,4% frente al 2,2%) y en términos de personal de I+D empleado con dedicación plena (2,4% frente al 1,4%). La buena posición de Gipuzkoa es incluso más evidente si la comparación se efectúa con regiones, cuyo promedio de gasto en I+D es solo del 1,4%. Pero nuestro propósito es acercanos a los niveles de los países más avanzados y eso exige un esfuerzo continuado de la mano de programas como Fellows”.