Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Gipuzkoa supera en 5,2 puntos el porcentaje europeo de aprendizaje continuo

Gipuzkoa supera en 5,2 puntos el porcentaje europeo de aprendizaje continuo

Según el estudio impulsado por la Diputación, el 14,4% de las personas de entre 25 y 74 años participó en 2021 en actividades de formación habitual.

Foto Gipuzkoa supera en 5,2...

El 14,4% de las personas adultas de Gipuzkoa de entre 25-74 años participó en 2021 en actividades de aprendizaje continuo, el 16% mujeres y el 12,8% hombres, lo que supone un incremento de 1.6 puntos respecto al año pasado. Esta tasa de participación se mantiene dentro del perfil de los últimos años (15% de promedio en la década 2010-2020), por lo que, en 2021 el territorio ha recuperado el pulso tras el impacto de la pandemia. Según el estudio impulsado por Diputación foral en el marco del programa Ikasmina, Gipuzkoa se sitúa por encima de la CAV (10,6%), de la media europea (9,2%), y de países como Alemania y Francia (7,7 y 13%, respectivamente), aunque por debajo todavía de los tres países que lideran la estadística, Suecia (28,6%), Dinamarca (20%) y Países Bajos (18,8%).

El informe tiene en cuenta las actividades formativas orientadas a la obtención de un título oficial (aprendizaje formal) y las que se realizan de forma organizada y sostenida pero que no conllevan un título oficial (aprendizaje no formal). Los resultados se centran en las actividades de aprendizaje realizadas en las cuatro semanas previas a la realización de la consulta, denominadas como aprendizaje habitual o continuo.

Las personas jóvenes participan en mayor medida en las actividades de aprendizaje continuo. Concretamente, tres de cada diez personas de 25 a 34 años afirma haber participado en actividades de formación en las cuatro semana previas a la consulta (28,5%), proporción que aumenta con respecto a 2020 (+2,5 puntos). Esta proporción es claramente decreciente a medida que aumenta la edad de las personas: %17,5 en la franja de 35-44 años, %12,4 en la de 45-54 , y %5,9 en la de 55-64.

El nivel de estudios alcanzado es un factor crucial en la participación continua en el aprendizaje permanente. Así, más de una quinta parte de las personas que han realizado estudios de grado terciario señala haber aprendido en las últimas cuatro semanas (21,9%). Esta proporción se reduce a una décima parte entre las personas con estudios secundarios (11,0%) y se queda en el 4,1%, en el grupo con estudios primarios.

El informe acredita que hay una conexión relevante entre la posición ante el mercado laboral remunerado y el aprendizaje de las personas adultas, que se explica por la relevancia de la motivación profesional frente a la personal para seguir aprendiendo. Así, cerca de dos de cada diez personas que desempeñan un trabajo o profesión señala haber aprendido en las últimas cuatro semanas (16,3%) y en una proporción parecida entre las personas que se encuentra en situación de desempleo (17,3%). Por el contrario, el nivel de participación se reduce considerablemente entre las personas jubiladas (9,7%) y/o no incorporadas al mercado laboral (3,2%).

“Una apuesta de territorio”

El diputado de Promoción Económica y Proyectos Estratégicos Jabier Larrañaga ha realizado una lectura positiva de los datos, destacando que Gipuzkoa está “muy bien posicionada” en Europa en esta materia, “aunque nuestra referencia son los países líderes, a los que queremos acercarnos más”. “La fortaleza de nuestra economía, y por tanto de nuestro bienestar, se asienta sobre el conocimiento y las capacidades de las personas y las empresas. En un entorno cada vez más cambiante y complejo, marcado por grandes por grandes transiciones como la digital, la ecológica o la social, el aprendizaje permanente es un valor diferencial para mantener nuestra competitividad”, ha señalado.

El diputado ha recordado que el futuro del empleo es “una de las grandes preocupaciones de la sociedad”, y que por tanto constituye de las prioridades sobre las que pivotará la acción de la Diputación hasta el final de la legislatura: “Vamos a seguir impulsando el aprendizaje continuo y la cualificación en las personas, las empresas y el tejido asociativo de Gipuzkoa, porque es una apuesta de territorio y de futuro”. Con ese propósito, la Diputación puso en marcha en septiembre dos líneas de ayuda que suman 680.000 euros, que llegarán a los y las beneficiarias durante las próximas semanas, y que abarcan la cualificación de las personas a través de la adquisición de competencias clave y de itinerarios personalizados, la colaboración entre el mundo empresarial y el formativo para impulsar las nuevas competencias que van a necesitarse en el futuro, o el fomento de las vocaciones científico-tecnológicas.

  

409