Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Gipuzkoa ya cuenta con un Decreto Foral sobre Sostenibilidad Energética

Foto Gipuzkoa ya cuenta con un Decreto Foral sobre Sostenibilidad Energética

Gipuzkoa ya cuenta con un Decreto Foral sobre Sostenibilidad Energética

El decreto foral sobre Sostenibilidad Energética de Gipuzkoa (ESEG) es clave para descarbonizar nuestra economía.

Gipuzkoa ya cuenta con un Decreto Foral sobre Sostenibilidad Energética

El objetivo es reducir el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEIS) en 2030 y llegar a la neutralidad climática en 2050.

 

El nuevo decreto responde a la necesidad de una transición ecológica, fundamentado en el ahorro y la eficiencia energética, el impulso de las energías renovables KM 0 y el fomento del autoconsumo y le generación distribuida.

 

José Ignacio Asensio: “Es un hito importante en la senda de la transición energética que iniciamos en 2019  en Gipuzkoa con un marco jurídico que nos permite acometer la transformación de nuestro sistema energético” Somos el primer territorio de Euskadi con una estrategia local sobre sostenibilidad energética y una hoja de ruta hacia la neutralidad climática”.

 

“Es un hito importante en la senda de la transición energética que iniciamos en 2019  en Gipuzkoa con un marco jurídico que nos permite acometer la transformación de nuestro sistema energético” ha declarado el diputado de Medio Ambiente, tras la aprobación en el Consejo de Diputados del decreto foral de sostenibilidad energética, estrategia elaborada para descarbonizar nuestra economía y establecer los pilares normativos de la sostenibilidad energética en nuestro territorio. Este decreto, responde a la necesidad de una transición ecológica y plantea el marco necesario para articular las políticas y planes hacia la transformación de una economía baja en carbono y sirve como referente a todos los actores públicos y privados cara a activar la acción en la transición energética.

 

El objetivo del proceso de transición energética establecido en la  ESEG 2050 es reducir el 40% de las emisiones de CO2 en 2030 y alcanzar la neutralidad climática en 2050. Asensio confía en que Gipuzkoa supere estos objetivos porque ha disminuido sus emisiones en un 30,7% respecto a 2005 (año de referencia) y “nos encontramos, por tanto, a 9.3 puntos de los objetivos establecidos por Europa para el año 2030”. Asimismo, el diputado de Medio Ambiente ha avanzado que “la ESEG 2050 representa un fuerte impulso para proyectos estratégicos de su Departamento, como la planta de hidrógeno verde o el impulso de las comunidades y cooperativa energéticas, cuya puesta en marcha nos permitirán alcanzar los objetivos antes de los planificado y situar a Gipuzkoa en la vanguardia del reto climático”.

 

Con el nuevo decreto, Gipuzkoa  responde al Acuerdo de París, que hace un llamamiento a las entidades locales para aumentar su ambición en materia de reducción de emisiones, y  se  alinea con la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de Naciones Unidas (ODS 7- Energía Asequible y no contaminante, y ODS 13- Acción por el clima). El diputado foral, Jose Ignacio Asensio, ha subrayado que “Somos el primer territorio de Euskadi con una estrategia local sobre sostenibilidad energética y una hoja de ruta hacia la neutralidad climática”.

 

El decreto aprobado también  favorece el objetivo vasco recogido en la Ley 4/2019, de Sostenibilidad Energética de la CAPV, que establece los pilares normativos para la sostenibilidad energética en los ámbitos de las administraciones públicas vascas y del sector privado y los principales objetivos en cuanto a la reducción de emisiones y prevención de la vulnerabilidad energética. 

 

El  decreto de ESEG 2050  es más necesario que nunca, en el actual contexto cambiante y complejo del sistema energético global, en el que el coste energético está tocando máximos históricos. España,  en 2017 se situaba en la sexta posición del ranking de países de la UE-28 con un precio más elevado de la electricidad y en el tercer puesto en lo tocante al gas natural. Esto afecta a todos los sectores, y si nos fijamos en el residencial, hay que subrayar que aproximadamente el 25%  de los hogares de Gipuzkoa se encuentran en situación de vulnerabilidad energética. Por eso, prevenir la pobreza y vulnerabilidad energética, y generar un marco legal que confirme la seguridad energética a toda la ciudadanía, es uno de los principales objetivos de ESEG 2050. Por ello, el decreto foral de sostenibilidad energética se basa en el principio de que la energía es un bien básico, que hay que hacer accesible a la ciudadanía. El diputado foral ha subrayado que “Uno de las condiciones de la transformación es la colaboración con la ciudadanía y la democratización de la energía: hay que empoderar a la ciudadanía guipuzcoana, ayudándola a conocer y asumir su nuevo rol en el centro del sistema energético y minimizar lo máximo posible la vulnerabilidad energética”. 

Por otra parte, partiendo de la base de que nuestra dependencia energética como territorio es del 92.7%, la ESEG 2050 tiene entre sus objetivos aumentar la capacidad territorial para producir energía primaria renovable a través del modelo de generación distribuida y autoconsumo. Jose Ignacio Asensio ha declarado que “la ESEG se basa en la generación distribuida y en la producción de energía renovable de kilómetro 0, fomentando el autoconsumo, los que nos va a permitir democratizar la energía y descarbonizar nuestras actividades económicas de proximidad”. En esta línea, hay que destacar que desde la Dirección de Medio Ambiente de la Diputación de Gipuzkoa se han impulsado este año  ocho comunidades y cooperativas energéticas en localidades de Gipuzkoa.

También hay que destacar que el objetivo de la mejora de nuestra cuota de renovables en consumo (18,71%), que actualmente se sitúa en 18,71%.  Este indicador refleja la proporción del origen renovable de la energía que utilizamos (sea producida por nosotros mismos o comprada al exterior) respecto del total del consumo. Como objetivo, la estrategia de sostenibilidad energética 2050 pretende llegar a una cuota de renovables del 80% para 2050.

 

Respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero, la estrategia tiene como objetivo reducir el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEIS) en 2030 y llegar a la neutralidad climática en 2050. Según los últimos datos,  en 2019 se registró una reducción del -9,7 % respecto a 2018 y una reducción del -30,7 % respecto a 2005. El diputado foral ha anunciado que “estamos solo a 9.3 puntos de diferencia respecto a nuestros objetivo de 2030, y los proyectos estratégicos que tenemos diseñados en el departamento como el Hidrógeno Verde para descarbonizar el transporte, uno de los sectores que más GEIS emite, y el impulso de las comunidades y cooperativa energéticas para reducir la dependencia energética de los combustibles fósiles nos permitirá alcanzar los objetivos antes de los planificado”

El proceso de tramitación de la estrategia comenzó en abril de 2020 con 45 días de exposición pública y las sesiones del proceso de deliberación participativa en el que se llamaron  a participar a los órganos de la Gobernanza Energética de Gipuzkoa (Naturklima, Comisión Foral para la Sostenibilidad energética, la Comisión Interdepartamental Foral, la Comisión  de las Juntas Generales de Gipuzkoa, y la Mesa Territorial compuesta por todas las mesas comarcales de energía sostenible). Durante el  proceso de deliberación también se llevaron a cabo sesiones con otros agentes locales como ayuntamientos, distribuidores municipales de energía, instaladores, universidades, empresas, sindicatos, centros tecnológicos, colegios profesionales, asociaciones, medios de comunicación, etc. Este otoño se han realizado los Informes de resultados del proceso con su correspondiente devolución de resultados, la Declaración Ambiental Estratégica y la Evaluación de Impacto de Género y finalmente el día 21 de diciembre, en el Consejo de Gobierno, se llevó a cabo la aprobación del Decreto Foral de Sostenibilidad Energética por parte del Consejo de Gobierno.