Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Gipuzkoa reúne a expertos en el despilfarro de alimentos

Foto Gipuzkoa reúne a expertos en el despilfarro de alimentos

Gipuzkoa reúne a expertos en el despilfarro de alimentos

En Gipuzkoa se despilfarran 123.000 toneladas de alimento al año, lo que supone un despilfarro de 90 kilogramos por persona.

Gipuzkoa reúne a expertos en el despilfarro de alimentos

Se han presentado las acciones que se están llevando a cabo desde el 2018 con este fin a través de la línea de emprendimiento para impulsar proyectos que eviten el desperdicio alimentario “Proiektuen Azoka”.

 

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa ha celebrado hoy en el Koldo Mitxelena una Jornada sobre el reto del Despilfarro Alimentario en el siglo XXI, junto con Impact Hub Donostia. En este encuentro han participado diversos agentes expertos en la materia. Entre otros, han intervenido el diputado de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, José Ignacio Asensio; el diputado del Parlament de Catalunya, Raúl Moreno Montaña; la directora de Impact Hub Donostia, Josune Razkin; el director de la ONG Prosalus, José María Medina; la fundadora de Te lo Sirvo Verde, Isabel Coderch; la directora de EIT Food CLC South, Begoña Pérez Villareal y el mánager de Too Good to Go, Oriol Reull. Durante este encuentro, se ha dado a conocer la situación actual de Gipuzkoa en materia de despilfarro alimentario, se han presentado las acciones que se están llevando a cabo con este fin a través de la línea de emprendimiento para impulsar proyectos que eviten el desperdicio alimentario “Proiektuen Azoka”; se ha profundizado en el reto de avanzar hacia sistemas alimentarios sostenibles y en la importancia de reducir el desperdicio alimentario; y se han expuesto las líneas de trabajo de la Diputación Foral de Gipuzkoa en esta materia.

 

Durante el año 2017, a objeto de poner en valor el primer nivel de la jerarquía de residuos, se elaboró un diagnóstico sobre el despilfarro de alimentos en el sistema alimentario de Gipuzkoa. Este diagnóstico ha cuantificado en 123.000 toneladas las cantidades de alimentos despilfarrados en Gipuzkoa (23% desperdicio y 77% perdidas), lo que supone un despilfarro de 90 kilogramos por persona. Esta problemática, que afecta a todos los países desarrollados, sucede mientras el consumo de una gran proporción de la población mundial sigue siendo insuficiente para satisfacer sus necesidades básicas, un tercio de los alimentos producidos en el mundo son desperdiciados según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO). Ante ello, los objetivos de Desarrollo Sostenible pretenden para el 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos por habitante.

Para hacer frente a este desafío, cabe destacar el programa “último minuto” que llevan a cabo el Banco de Alimentos y el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa con el que se llegan a aprovechar más de 1.000 toneladas de alimentos al año, que de otra manera hubieran terminado en vertedero, a lo largo del 2018 se han incorporado distintas líneas de trabajo, destacando la recogida de excedentes de alimentos cocinados. Gracias a la colaboración de la empresa Ausolan, mensualmente se recuperan, aproximadamente, 1.900 raciones de alimentos de su cocina de Irún (90 raciones/día), lo cual se verá ampliando, en breve, con la incorporación de la cocina de Arrasate.

Actuaciones contra el despilfarro alimentario

 

 “Gourmet bag”: El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Gipuzkoa, en colaboración con la Dirección de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián, ha realizado un proyecto piloto con aquellos establecimientos ubicados en la Parte Vieja y comprometidos con el problema del despilfarro alimentario que adopten medidas para su reducción. Entre otras medidas, se les han facilitado medios para dar a conocer a la clientela la posibilidad de llevarse raciones sobrantes (“gourmet bags”) a través del uso de recipientes compostables para que los comensales puedan solicitar llevarse los excedentes de los alimentos no consumidos en el propio establecimiento. El proyecto Gourmet Bag se ha establecido en 12 bares y restaurantes de San Sebastián y hasta la fecha se han repartido 1.635 cajas.

Proiektuen azoka: Se ha celebrado una jornada con agentes que trabajan en la lucha contra el despilfarro alimentario, para generar conjuntamente ideas innovadoras en torno a la prevención del despilfarro de alimentos.

Amona Maritxu: Campaña genérica de sensibilización a la ciudadanía para evitar el despilfarro alimentario. Pretende llegar a la ciudadanía desde una figura cercana, reconocible y coherente.

Bukatu: Es una plataforma representada por un sello para reducir el impacto negativo de los establecimientos hosteleros de Gipuzkoa.

Productos circulares: Este proyecto consisten en realizar el prototipado de nuevos productos a partir de la revalorización del despilfarro de alimentos. Así, se aprovecharía el pan procedente del despilfarro alimentario para la producción de cerveza, conectando a agentes del territorio para el desarrollo de prototipos que den solución al despilfarro alimentario a través de la economía circular.