Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Gipuzkoa sienta las bases para un nuevo plan de inclusión social

Foto Gipuzkoa sienta las bases para un nuevo plan de inclusión social

Gipuzkoa sienta las bases para un nuevo plan de inclusión social

Tras analizar la evolución de situaciones de exclusión social de los últimos años, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha compartido el balance del Plan Elkar-EKIN 2016-2020, y ha comenzado a co-diseñar el nuevo plan.

Gipuzkoa sienta las bases para un nuevo plan de inclusión social

Esta mañana, profesionales y entidades vinculadas al ámbito de la inclusión social de Gipuzkoa, han compartido y discutido en una sesión de trabajo las líneas generales y las orientaciones básicas sobre las que se sustentará el nuevo Plan de Inclusión Social de Gipuzkoa. El encuentro, que ha tenido lugar en Orona-Ideo y ha sido organizado y liderado por la Diputación Foral de Gipuzkoa, en coordinación con SIIS, ha servido para dialogar, contrastar y construir un espacio para “avanzar en la reorientación de las políticas públicas vinculadas a la inclusión social en Gipuzkoa”. Así lo ha explicado la diputada foral de Políticas Sociales, Maite Peña, quien ha sido la encargada de dar inicio a la jornada a través de una reflexión compartida sobre el lugar que ocupa la inclusión social en el marco de las políticas públicas.

          Tras una ponencia marco del experto José Manuel Fresno, que ha profundizado en las claves y retos de la planificación y evaluación de los servicios sociales, se ha procedido a realizar la evaluación del Plan Elkar-EKIN 2016-2020, a través del repaso de sus principales resultados. Después, se han planteado unas orientaciones básicas para la elaboración del nuevo Plan de Inclusión Social, lo que ha servido para dar inicio a las dinámicas de trabajo en grupos, donde se han discutido y contrastado las bases conceptuales, retos, ejes, contenidos y compromisos del nuevo plan.

Como punto de partida, se ha compartido una radiografía de la evolución de las situaciones relacionadas con la exclusión social en Gipuzkoa en los últimos años, lo cual ha servido para contextualizar tanto la evaluación del anterior plan, como el diseño del nuevo. El Plan Elkar-EKIN 2016-2020, que ha sido analizado a través de cuestionarios y entrevistas en profundidad, ha obtenido una valoración media de 3 puntos sobre 5. El aspecto mejor valorado ha sido la adecuación de los ejes y líneas de actuación, mientras que el aspecto peor valorado ha sido la coordinación con otros sistemas de bienestar social.

La diputada ha subrayado que “el plan Elkar-EKIN ha funcionado como una herramienta de organización del sector y como instrumento para poner el ámbito de la inclusión en el centro de la agenda política. También nos ha ayudado a buscar acuerdos, avanzar en una gobernanza colaborativa, mejorar la participación y mejorar la propia atención a las personas en situaciones o riesgo de exclusión social; además de la adecuación, definición y dotación de los recursos necesarios”.

Sin embargo, ha continuado Maite Peña, “ponemos especial interés en las carencias detectadas, porque es lo que nos va a servir para crear un nuevo Plan de Inclusión, si cabe más ambicioso, innovador y transversal”. Por eso, se subraya la necesidad de avanzar en la coordinación con otros sistemas, en la adecuación y despliegue territorial de los recursos, y en el impulso de la acción comunitaria.

Por tanto, el nuevo Plan de Inclusión Social de Gipuzkoa, además de dar seguimiento a los compromisos adquiridos en el anterior, contará con proyectos tractores evaluables y escalables. Desde la óptica de la innovación social, se trabajará sobre las bases de la personalización, la activación comunitaria y la experimentación. “Todo ello desde un sistema co-participado, empezando desde su diseño, y que será evaluado sistemáticamente y co-gobernado por todos los agentes sociales implicados”, ha concluido la diputada.