Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Gipuzkoa atrae a 62 profesionales de alta cualificación gracias al régimen fiscal para captar talento

Gipuzkoa atrae a 62 profesionales de alta cualificación gracias al régimen fiscal para captar talento

El diputado general visita POLYMAT, Centro de investigación internacional en polímeros que este año celebra su décimo aniversario.

Foto Gipuzkoa atrae a 62...

Un total de 62 profesionales de alta cualificación han llegado a Gipuzkoa de la mano del régimen tributario especial para atraer talento, en vigor en el territorio histórico desde el 1 de enero de 2018. La evolución del incentivo presenta además una evolución al alza: tres profesionales se valieron de dicho esquema fiscal en 2018, primer año en que estuvo en marcha la medida, 23 en 2019 y 39 en 2020. Los resultados correspondientes a 2021 se conocerán tras la finalización de la próxima campaña de la Renta, en la que se llevará a cabo la liquidación del último ejercicio. Además, como novedad, las Juntas Generales de Gipuzkoa acaban de dar luz verde a una mejora sustantiva de dicho régimen especial, incrementando la intensidad de los incentivos que prevé.

          Estas cifras, tanto los resultados como las mejores introducidas recientemente, han sido dadas a conocer esta mañana por el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, durante una visita realizada al centro de investigación POLYMAT ubicado en Donostia, y que cuenta en plantilla con varios profesionales acogidos a dicho régimen especial. El centro, que precisamente en 2022 cumple diez años, está impulsado por la UPV/EHU e Ikerbasque y que cuenta con la propia Diputación en su Patronato. El centro se dedica a la investigación fundamental con el objetivo de abordar los retos del siglo XXI, como son la salud, la energía y la sostenibilidad. POLYMAT desarrolla polímeros a medida fomentando el uso de los recursos naturales y con múltiples aplicaciones en el campo de las baterías, la electrónica, implantes (salud), pinturas y adhesivos, entre otros. En conclusión, POLYMAT realiza una investigación que cubre todos los niveles de madurez tecnológica, desde el origen de la idea hasta su transferencia a mercado.  

Volviendo a los resultados el régimen fiscal para atraer talento, de la cifra de 62 profesionales 24 son mujeres y 38 hombres. Atendiendo a la procedencia, 36 provienen del Estado (incluida Gipuzkoa), y 26 son foráneos. Respecto al destino laboral que han tenido, 4 trabajan en empresas públicas, 36 en entidades privadas y 22 en asociaciones, y cuentan con un salario medio de 64.756 euros. Además, atendiendo a la edad de estas personas profesionales, 51 personas menores de 40 años, 8 personas entre 41-50 años y 3 personas de más de 50 años. Por último, en relación a los sectores en los que trabajan, la mayoría se dedican a la investigación científica y técnica (22), la investigación técnica industrial (5), la consultoría y suministro programas informáticos (5), la fabricación de productos farmacéuticos (4), servicios técnicos de ingeniería (3) y comercio al por mayor (3), mientras que las personas restantes trabajan en casi otra veintena de sectores.

 

Un régimen mejorado

El esquema fiscal para atraer a personas de alta cualificación está dirigido a personas, autóctonas o foráneas, que hayan residido en el extranjero durante los últimos 5 años, y que decidan mudarse a Gipuzkoa por motivos laborales. Además, el nuevo trabajo tendrá que desarrollarse en el Estado y para una empresa estatal, pero tienen que ser residentes fiscales en Gipuzkoa. “El objetivo es ofrecer desde la fiscalidad un esquema atractivo para que nuestras empresas, centros de investigación y universidades puedan contar con profesionales punteros a nivel mundial”, ha destacado el diputado general, incidiendo en que las características de los incentivos han sido recientemente mejoradas.

          Así, según lo aprobado por las Juntas Generales durante su pleno de la semana pasada, se ha extendido la aplicabilidad de la medida de 5 a 10 ejercicios, y se ha intensificado también el porcentaje de la exención de los rendimientos de trabajo, pasando del 15% anterior al 30% actual. Junto a ello, las y los profesionales acogidos a este régimen fiscal pueden deducirse gastos con un límite del 20% de los rendimientos de trabajo. En este apartado se incluyen todos los gastos generados por el cambio de residencia: gastos de viaje y mudanzas, los derivados de la escolarización, los originados por cursos de euskera y castellano y los procedentes del arrendamiento de la que constituya la vivienda habitual, entre otros.

          A juicio del diputado general, los resultados que arroja hasta la fecha el régimen especial han sido “muy buenos”, y ha defendido que la intensificación de los incentivos supondrá “un punto a favor más” de cara a vender a Gipuzkoa como un destino laboral atractivo a nivel mundial. “En el campo de la investigación y la innovación, contamos con centros punteros, a los que desde las administraciones debemos ayudar para que puedan seguir compitiendo en un escenario global. En este sentido, la competencia fiscal nos permite ofrecerles un aliciente añadido para atraer a profesionales de alto nivel cuyo trabajo, luego, redunda en beneficio de todo el territorio”, ha destacado.

 

Proyectos de I+D

La visita a POLYMAT ha servido a su vez para que la delegación foral conozca in situ los proyectos de investigación que lleva a cabo el centro con apoyo de la Diputación. Entre ellos cabe destacar el proyecto ligado al desarrollo de híbridos innovadores para baterías de estado sólido, que fue el proyecto mejor valorado el año pasado dentro de la convocatoria foral de ayudas al ecosistema de I+D+i, recibiendo una subvención de 98.913 euros. Esta iniciativa responde a la necesidad de desarrollar materiales que permitan diseñar baterías más seguras, de menor costo y de mayor densidad de energía. Dentro de la misma convocatoria, a través de la línea dirigida a financiar la adquisición de equipamientos avanzados, el centro adquirió una plataforma de separación selectiva para materiales (macro)moleculares con una ayuda foral de 52.475 euros.

Asimismo, la Diputación ha apoyado económicamente la contratación de la investigadora Irune Villaluenga a través del programa Fellows Gipuzkoa, que tiene como objetivo incorporar talento de alto nivel y experiencia en grupos de investigación de relevancia internacional, a grupos de investigación guipuzcoanos, elevando de esta forma su excelencia científica. Villaluenga desarrolla su trabajo en la investigación de materiales para su aplicación en nuevas baterías híbridas (electrolitos y electrodos).

Por otra parte, del ecosistema POLYMAT han surgido en los últimos años tres nuevas empresas de base tecnológica: Polimerbio, que desarrolla materiales para dispositivos biomédicos que mejoran la calidad de vida y la eficacia en la medicina; Surphase, especializada en la monitorización inteligente para el tratamiento sostenible del agua; y Polykey, que partiendo de la química de polímeros ofrece materiales sostenibles innovadores. Todas ellas han contado con apoyo económico de la Diputación a través del programa de impulso al emprendizaje tecnológico Txekintek. En el caso de Polykey, la empresa está desplegando un proyecto para el reciclaje químico de plásticos que cuenta con una ayuda foral dentro de la línea destinada a impulsar la economía circular. Por último, hay que citar también que POLYMAT forma parte desde el 2018 de Erantzunkide Sarea, la red de empresas y agentes comprometidos con la igualdad y la conciliación responsable. Desde ese mismo año, la entidad apuesta por el liderazgo científico femenino a través de su beca Emakiker convocada anualmente y dirigida exclusivamente a mujeres investigadoras senior en polímeros.

Olano ha destacado que el centro encarna “la apuesta de Gipuzkoa por el talento investigador y la creación de conocimiento avanzado, fundamentales tanto para fortalecer nuestra economía como para realizar avances que mejoren nuestro bienestar y calidad de vida”. Ha añadido que el trabajo de POLYMAT en el desarrollo de “materiales innovadores y sostenibles, como referente de la ‘química verde’, tiene aplicaciones en ámbitos clave como el almacenamiento de energía, la industria y la salud, por lo que está plenamente alineado con la transición ecológica establecida por Europa y con los sectores estratégicos sobre los que queremos construir el presente y el futuro de Gipuzkoa”.

  

678