Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Gipuzkoa registra los primeros casos positivos de Covid-19 en residencias de personas mayores y discapacidad

Foto Gipuzkoa registra los primeros casos positivos de Covid-19 en residencias de personas mayores y discapacidad

Gipuzkoa registra los primeros casos positivos de Covid-19 en residencias de personas mayores y discapacidad

Son cuatro los casos registrados en una residencia de personas mayores y siete en dos centros para personas con discapacidad.

Gipuzkoa registra los primeros casos positivos de Covid-19 en residencias de personas mayores y discapacidad

La portavoz foral, Eider Mendoza, ha dado a conocer los primeros casos positivos de Covid-19 en las residencias de Gipuzkoa: cuatro en la residencia de personas mayores de Iurramendi de Tolosa y siete en dos centros para personas con discapacidad, uno en Berriz 1 de Donostia y seis en el centro de Uliazpi de Hondarribia. La portavoz ha detallado que nueve de ellos se encuentran en buen estado de salud y dos están en una situación delicada por patologías previas.

          La diputada ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad a las y los familiares de dichos centros, señalando que ya se han puesto en contacto con las familias de las personas afectadas a las que se les ha aislado, siguiendo el protocolo establecido por la Diputación Foral de Gipuzkoa. En aplicación de dicho protocolo, se han adoptado todas las medidas previstas para prevenir el contagio entre el resto de personas usuarias y personal trabajador, así como para prevenir la transmisión a la comunidad. En ese sentido, Mendoza ha informado de que el resto de personas residentes se encuentran en buen estado de salud y se les está realizando un intenso control sanitario.

El personal profesional sanitario, de acuerdo con las indicaciones de Salud Pública y Salud Laboral, realizará un seguimiento exhaustivo de su estado de salud y “serán ellos quienes tomarán las decisiones oportunas en cada momento”, ha subrayado Mendoza. Osakidetza ha venido realizando pruebas a todas las personas con sospecha de Covid-19, y hasta el momento, todos los resultados recibidos habían sido negativos, exceptuando los casos mencionados.

          Desde el Departamento de Políticas Sociales se enviaron a todos los recursos residenciales de la red foral los protocolos de prevención y contención, y en ellos se establecen las pautas a seguir en caso de contar con casos positivos. Es por ello que se ha pedido modular en la medida de lo posible los centros, prohibiendo el tránsito interno entre módulos, extremando las medidas preventivas y de higiene, haciendo una adecuada gestión de residuos y el uso de EPIs indicados desde Osakidetza. En esa línea, la portavoz ha destacado que, en colaboración con el Departamento de Salud, ya se habían remitido EPIs a todos los centros residenciales de la red foral, en los que se atienden en la actualidad a cerca de 7.000 personas. A su vez, se han puesto en marcha planes de calendario del centro (para la organización de la plantilla) y de comunicación con familias y administraciones.

          La portavoz ha recordado que el escenario es “muy cambiante” y que se siguen tomando todas las medidas pertinentes, tanto de prevención, como de contención cuando la situación así lo requiere. “Seguimos en estrecha colaboración y coordinación con Osakidetza y Salud Pública, para seguir respondiendo, entre todos, de la mejor manera posible a esta situación tan complicada”.

Atención para personas en situación de calle

A su vez, Eider Mendoza ha comunicado que la Diputación Foral de Gipuzkoa, en coordinación con entidades del tercer sector, ayuntamientos del territorio y Osakidetza, en el contexto del Covid-19, ha decidido destinar para las personas en situación de calle, el albergue ubicado en Hondarribia, el cual estará operativo a partir de mañana, viernes. El recurso contará con 25 plazas ampliables, está destinado a aquellas personas con sospechas de contagio, y de esa manera, reforzará los dispositivos de atención municipales y de entidades del tercer sector.

El objetivo sigue siendo el mismo, ha subrayado Mendoza: “proteger a las poblaciones más vulnerables y a aquellos que están más desprotegidos ante esta situación; además de a todas aquellas personas usuarias de nuestros recursos y a todo el personal trabajador, quienes están realizando una labor encomiable en estos momentos tan complicados”.