Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Gipuzkoa sienta las bases para su especialización en el ámbito de la ‘silver economy’

Foto Gipuzkoa sienta las bases para su especialización en el ámbito de la ‘silver economy’

Gipuzkoa sienta las bases para su especialización en el ámbito de la ‘silver economy’

Jabier Larrañaga ha destacado el potencial del territorio en un mercado que aporta ya el 5,5% del PIB del territorio y el 9,2% del empleo.

Gipuzkoa sienta las bases para su especialización en el ámbito de la ‘silver economy’

La Diputación Foral desarrollará, en el marco de la estrategia de envejecimiento saludable Adinberri, un plan para el impulso de la ‘silver economy’ centrado en cinco nichos de especialización: servicios socio-sanitarios y modelos de atención, adaptación del hogar y ayudas técnicas, turismo, entornos amigables y tecnologías habilitadoras digitales. Esta estrategia aunará la perspectiva social, mejorando la calidad de vida y la atención de las personas mayores, y la económica, impulsando el crecimiento, y la creación de nuevos proyectos empresariales. El diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Jabier Larrañaga, y la directora de Adinberri Rakel San Sebastian han subrayado que el de la economía plateada es un mercado “en pleno crecimiento” que ya aporta el 5,5% del PIB de Gipuzkoa -1.472 millones- y el 9,2% de empleo -31.885 puestos de trabajo-, y en el que en el territorio cuenta “con un gran potencial”. Se espera que en 2025 suponga un 32% del PIB y genere el 38% del empleo de la Unión Europea.

          La identificación de estos nichos parte de un exhaustivo estudio impulsado por Adinberri durante el último año para dimensionar y caracterizar este sector en Gipuzkoa tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda, en el que han intervenido más de 188 agentes referentes a quienes se han realizado encuestas y entrevistas en profundidad. Además, se ha realizado un contraste con entidades relevantes a nivel estatal e internacional  como Silver Valley (Francia), Acció (Cataluña) o UK Research and Innovation (Reino Unido). Según ha concluido el análisis, estos cinco nichos reúnen todos los requisitos para constituir un espacio de oportunidad para el territorio: masa crítica, alineación con las necesidades del colectivo ‘silver’, interés por parte de las empresas, y la existencia en Gipuzkoa de capacidades de innovación y de conocimiento ligadas a dichos ámbitos.

          El primero de los nichos, el de los servicios socio-sanitarios y los modelos de atención, partirá del modelo de atención centrado en la persona y pondrá especial foco en  la telemedicina y teleasistencia avanzada, una tendencia en auge y que resulta fundamental para la sostenibilidad de los sistemas sanitarios, y la estimulación cognitiva, donde entidades como Afagi, Oroi o Cita Alzheimer ya desarrollan programas. El segundo, la adaptación del hogar y ayudas técnicas, se centra tanto en el diseño de viviendas accesibles como en productos orientados a favorecer la permanencia en el domicilio de las personas con discapacidad o dependencia, así como para garantizar su autonomía personal. Una tendencia que se ha visto incrementada por la pandemia, que ha supuesto un crecimiento de la demanda de servicios de atención al domicilio, y adaptación del modelo residencial.

En cuanto al turismo, el objetivo será consolidar a Gipuzkoa como un destino senior de primer nivel en el sur de Europa. El auge del turismo senior en Euskadi es evidente: el colectivo de más de 55 años forma ya un 47% de las personas que nos visitan -en época no pandémica-, y ha aumentado 13 puntos porcentuales en los últimos 15 años. Ello supone una oportunidad para la desestacionalización, ya que este colectivo tiende a viajar en épocas en las que no hay mucha masificación y las temperaturas no son extremas, y valora factores como la calidad del servicio, buen transporte, y la diversidad de paisaje, que encajan con la oferta turística del territorio. A su vez, el nicho el de los entornos amigables, pretende reforzar la capacidad de Gipuzkoa para crear espacios y entornos públicos que impacten positivamente en el día a día de las personas mayores, comprendiendo tanto espacios urbanos como rurales. Un objetivo alineado con el Programa de Ciudades Amigables con los Mayores de la OMS, programa al que se ha adherido un extenso grupo de municipios, con iniciativas de calado ya en marcha como Donostia Lagunkoia.

Esta especialización se fundamentará, de forma transversal, en el quinto nicho, las tecnologías habilitadoras, en las que Gipuzkoa está bien posicionada, como la inteligencia artificial, el internet de las cosas, el cloud, la robótica o la realidad virtual, y sus diferentes aplicaciones en el hogar, los espacios públicos, los dispositivos médicos o de teleasistencia o los entornos laborales de las personas cuidadoras, entre otros. “Queremos hacer de la ‘silver economy ‘una palanca adicional para la transformación digital en la que estamos inmersos”, ha destacado Larrañaga, quien ha citado también la importancia de “la economía de los servicios” en el territorio para potenciar este ámbito: “Contamos con empresas tractoras en sectores tan diversos como la gran distribución, las telecomunicaciones, los servicios financieros u otros servicios de proximidad, que pueden desempeñar un papel clave como impulsoras de una economía para las personas mayores”.

Según el diputado, “disponemos de mimbres para desarrollar en Gipuzkoa un ecosistema capaz de generar soluciones de valor para las personas mayores, que contribuyan a su bienestar y al de sus cuidadores y cuidadoras, aunando las capacidades tecnológicas y el conocimiento de las empresas, el sistema socio-sanitario, los centros tecnológicos y de investigación y la sociedad civil organizada, y contribuyendo así a la generación de valor, riqueza y empleo de calidad, en linea con el nuevo Plan de Ciencia, Tecnología e  Innovación de  Euskadi 2030. El envejecimiento de la población supone un desafío, pero también una oportunidad para la recuperación económica ante la crisis actual”.

Ha anunciado que en breve se pondrá en marcha el Plan de Actuación que responderá a este marco estratégico, proceso al que ha invitado a participar a las empresas del territorio “para realizar un análisis ‘aterrizado’ de las cadenas de valor de cada uno de los nichos identificados”. El Plan contemplará la sensibilización para que las empresas de Gipuzkoa visualicen la oportunidad económica que supone el segmento senior y sus necesidades; la generación de una base de conocimiento sobre las necesidades de estas personas, sus cuidadores y los profesionales del ámbito socio sanitario, que permita a las empresas desarrollar soluciones orientadas al mercado; la experimentación, el prototipado y la demostración en entornos reales de las soluciones desarrolladas; el impulso al  emprendimiento y a las colaboraciones y sinergias entre los agentes del ecosistema; y la difusión de Gipuzkoa como una región de referencia en Silver Economy, facilitando la internacionalización de las empresas, y la atracción de inversión extranjera.

 

 “Radiografía en profundidad”

Rakel San Sebastian, por su parte, ha desgranado los datos del estudio impulsado por Adinberri, “una radiografía en profundidad de la oferta existente en el sector, pero partiendo de la demanda, identificando un abanico de necesidades concretas a las que hay que dar respuesta y que constituyen a su vez un espacio de oportunidad. Hemos utilizado fuentes directas que nos proporcionan una información de enorme valor. Eso nos va a permitir dibujar una hoja de ruta clara y fundamentada en la realidad de Gipuzkoa”. 138 empresas han respondido al cuestionario enviado a más de 1.000 organizaciones del territorio, de las que el 74,63% están “en clave silver o disponen de productos o servicios enfocados al colectivo”. El ámbito de oportunidad que mayor volumen de empresas presenta es el de cuidados y atención, concretamente el de servicios socio-sanitarios, seguido por el de adaptación del hogar y ayudas técnicas. La facturación total de las empresas que han respondido ronda los 360 millones de euros en lo que a la economía plateada se refiere. El mayor índice de facturación lo presentan también los servicios socio-sanitarios, con 159 millones de euros y el 44% del total.     

Por otra parte, el 16,50% de las empresas que componen la oferta de Gipuzkoa son grandes empresas, especialmente en el entorno de envejecimiento saludable y de atención y cuidados, si bien también se concentran un número importante de microempresas, un 33%. “Es un dato relevante que el tamaño de las empresas está más polarizado, al tener más empresas de tamaño grande y microempresas que en otros ámbitos”, ha apuntado. El sector silver está “claramente servitizado”, puesto que hay el doble de empresas en servicios que en productos. El grado de internacionalización de las empresas es del 16,9%, y el 70% de las empresas que han respondido al cuestionario tienen tecnología o conocimientos especialmente ligados al ámbito silver, relacionados en su mayoría con la conectividad y la monitorización de las personas. Por último, el 66% disponen de proyectos de I+D+i específicos: el 33% en el ámbito de la salud, el 21% en la accesibilidad, y el 15% en el cuidado.

Con respecto a la caracterización de la demanda, se trata de un colectivo muy heterogéneo con necesidades muy diversas, en el que se encuentra el segmento de las personas activas, personas frágiles y dependientes, así como sus cuidadores y profesionales del ámbito. “Sin embargo hay ciertas características y tendencias comunes como que está conformado por personas exigentes e informadas. Es un colectivo empoderado para tomar decisiones y receptivo a las novedades, y cada vez está más familiarizado con la tecnología. Este colectivo en Gipuzkoa cuenta con un poder adquisitivo superior a otras regiones (a nivel europeo se habla de un 12% de poder adquisitivo superior a la media), y está muy concienciado sobre la importancia de la salud y la prevención”.

 

Ayudas económicas

La Diputación viene trabajando ya en este ámbito a través de ayudas directas, concretamente  mediante la convocatoria para promover nuevos modelos de negocio y generar oportunidades de valor añadido ante el reto demográfico, a la que se destinaron un total de 523.051 euros en 2020. En dicha convocatoria se imprimió un nuevo enfoque respecto a las dos ediciones anteriores, más orientado al desarrollo y promoción de actividad económica y empleo desde las empresas. En total se impulsaron 13 proyectos, todos ellos ligados directamente a la silver economy, desarrollados por otras tantas entidades y empresas, como Fagor, Askora o Gureak. Durante las próximas semanas se llevará a cabo un encuentro con las mismas para contrastar dichos proyectos.

          Las proyecciones de población para 2031 indican que las personas mayores de 55 años en Gipuzkoa incrementarán su porcentaje hasta el 46,5%, sobre una población total ligeramente superior, de 738.700 personas. El 27,1% de esta población habrá superado el umbral de los 65 años y el 5%, unas 36.700 personas, el umbral de 85 años. A nivel mundial, el 40% del consumo es realizado por personas mayores de 65 años, lo que convierte al grupo de personas mayores en un target preferente de la actividad económica con respecto a productos y servicios que cubren sus necesidades y motivaciones, así como de sus familiares. “Es necesario abordar esta transición  demográfica en clave de oportunidad,  desde la colaboración público-privada y con  gran dosis de innovación social, tecnológica e institucional”, ha concluido Rakel San Sebastián.