Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Un millón de euros para apoyar la internacionalización de las empresas de Gipuzkoa

Foto Un millón de euros para apoyar la internacionalización de las empresas de Gipuzkoa

Un millón de euros para apoyar la internacionalización de las empresas de Gipuzkoa

La convocatoria se enmarca en el Plan de Reactivación Económica

Un millón de euros para apoyar la internacionalización de las empresas de Gipuzkoa

La Diputación Foral volverá a apoyar a las empresas guipuzcoanas para su apertura al exterior a través de su programa de internacionalización. El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy la convocatoria destinada a fomentar la comercialización y el lanzamiento de nuevos productos en el mercado internacional, y a promover la creación, ampliación o adquisición de filiales con participación mayoritaria, dotada con un total de 1.000.600 euros, tal y como ha anunciado el portavoz foral Imanol Lasa.

Según ha detallado, el año pasado un total de 28 empresas de diversa naturaleza y sectores consiguieron exportar sus productos al exterior mediante este programa. 17 de ellas fueron empresas pequeñas, de las que 6 eran de base tecnológica o NEBTs. Las acciones subvencionadas se dirigieron a múltiples mercados, principalmente a países como EE.UU., que está presente en 12 de los proyectos ayudados, Alemania, presente en 6 proyectos, así como Rusia y México, en 4 de las acciones. Desde 1999, la Diputación ha concedido 15,7 millones de euros que han permitido desarrollar 419 proyectos.

La convocatoria se enmarca en el Plan de Reactivación Económica 2015-2019, a través del cual se están invirtiendo 50 millones de anuales para impulsar la actividad económica y empleo de calidad. “Cada vez son más el número de empresas de menor tamaño o pequeñas que afrontan sus procesos de internacionalización”, ha destacado, recordando que muchas de ellas se encuentran “con dificultades” para conocer los mercados y acceder a operaciones que “cada vez resultan más complejas”: “En un mercado cada vez más competitivo, lo que queremos es apoyarles en ese camino para que aumenten su presencia internacional y su negocio exterior, especialmente en los primeros pasos, que suelen ser los más difíciles”, ha indicado

De ahí que los programas diseñados por la Diputación persigan apoyar a las pymes en ese cometido, de modo que se pueda incrementar la base exportadora de Gipuzkoa. El portavoz foral ha recordado que las exportaciones en el territorio registraron su mejor mes de febrero de la historia al acumular unas ventas exteriores por valor de 604,6 millones de euros, un dato que ha calificado como “enormemente positivo”, pero que “no debe llevarnos a relajarnos, sino a seguir la misma línea”. Por ello, este año se ha incrementado la dotación de la convocatoria en 200.000 euros, y se ha vuelto a recuperar la línea de ayudas destinada a fomentar implantaciones exteriores, productivas y comerciales, por valor de 396.453 euros. Las bases y la información se publicarán próximamente en el BOG, y el plazo para presentar solicitudes será de un mes desde ese momento.

A la convocatoria aprobada hoy hay que sumar los programas Nebts –internacionalización de start ups– y Lagundex –apoyo a la internacionalización de pymes-, que la Diputación desarrolla junto a la Cámara de Comercio de Gipuzkoa, y el instrumento financiero activado en 2016 junto con Elkargi, que apoya la internacionalización de las pymes guipuzcoanas mediante la concesión de avales que en total podrían movilizar hasta 30 millones de euros.

Lasa ha subrayado la importancia de las pymes en el tejido económico del territorio, es especialmente evidente en la industria, sector en el que hay en Gipuzkoa más de 900 pymes industriales que en su conjunto generan más de 31.000 puestos de trabajo, casi la mitad del empleo total de la industria guipuzcoana. Además, el 53% de las pymes guipuzcoanas presentan una trayectoria de más de 25 años, “lo que demuestra su fuerte vinculación con el territorio”. Por ello, ha asegurado que la Diputación seguirá manteniendo como prioridad apoyar a las empresas guipuzcoanas, especialmente a las pymes, “para ser mejores y más eficientes, para crear nuevos productos y servicios que les ayuden a afrontar los retos de futuro, y para ser competitivas a nivel internacional. La internacionalización es un elemento clave para asegurar la competitividad de nuestro tejido económico en el futuro, y abrir nuevas oportunidades y mercados”.

Residencia de Ordizia

Asimismo, el Consejo ha dado el visto bueno al convenio a suscribir entre la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Ayuntamiento de Ordizia y la entidad San José Egoitza erakunde autonomoa, relativo al traspaso de la gestión de la residencia municipal para personas mayores de la localidad. De acuerdo con dicho convenio, se encomendará al organismo autónomo foral Kabia, con efectos 1 de julio de 2018, la gestión, prestación y ejecución del servicio residencial para personas mayores prestado en la Residencia San José de Ordizia.

En el organismo autónomo Kabia se intregrarán 16 residencias municipales hasta 2019, y en total se gestionarán un total de 1.505 plazas (1.336 plazas residenciales más 169 plazas en centros de día), 299 personas empleadas de Kabia (116 funcionarias y 183 contratadas), y además,949 personas de 18 empresas ofreciendo distintos servicios. En definitiva, 16 residencias con distinto tipo de gestión. Hasta el momento se han integrado las residencias municipales de Azkoitia, Elgoibar, Villabona, Zumaia, Lasarte, Andoain y Bergara; este año lo harán las de Ordizia, Oñati, Errenteria, Arrasate y Tolosa; y el que viene, las de Hernani, San Andres de Eibar, Ama Xantalen de Irun y la de Pasaia.

Lasa ha recalcado que el modelo asistencial y de gestión de Kabia va a convertirse en un referente en la atención residencial a personas mayores en Gipuzkoa, y que será “sostenible y de calidad”, con una gestión también orientada “a resultados”. Ha añadido que el modelo de Kabia sido definido “entre todas y todos”, buscando “el consenso y el acuerdo” de la Diputación con los ayuntamientos y sus residencias, además de “aprovechar el buen hacer” existente en las residencias que se integrarán en el organismo. “El proceso de integración está siendo complejo, pero poco a poco vamos cumpliendo con los pasos previstos”, ha concluido.