Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Proceso participativo para reforzar el Consejo de Mayores

Foto Proceso participativo para reforzar el Consejo de Mayores

Proceso participativo para reforzar el Consejo de Mayores

Las siete comarcas contarán con un representante dentro de este foro para mejorar las políticas ligadas a la tercera edad

Proceso participativo para reforzar el Consejo de Mayores

La Diputación Foral ha iniciado un proceso participativo para impulsar  el Consejo de Mayores de Gipuzkoa y fortalecer la participación de las comarcas en el mismo. El Consejo consiste en un foro específico de participación de las personas mayores y de las entidades, asociaciones y organizaciones relacionadas con la tercera edad, para la colaboración en la planificación y seguimiento de las políticas y actuaciones destinadas a lograr el bienestar de este colectivo.  “Queremos que el Consejo sea una herramienta aún más efectiva para dar cauce institucional a las inquietudes y preocupaciones  de las personas mayores, y que todas las comarcas de Gipuzkoa se sientan representadas en éste”, ha explicado el diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad.

Para ello, la Diputación está promoviendo talleres de participación en cada una de las siete comarcas del territorio. Estos talleres constan de dos sesiones, a las que han sido convocados los Ayuntamientos y las asociaciones comarcales. En la primera de ellas  se explica el proceso participativo, y en la segunda se elegirá una persona representante por cada comarca  para formar parte del Consejo de Mayores Territorial, además de acordar el protocolo de actuación. Los talleres, que se están celebrando en San Sebastián, Irún,  Eibar, Zumarraga, Tolosa, Arrasate y Zarautz, dieron comienzo el pasado 27 de marzo y concluirán el día 12 de este mes.

El objetivo del proceso es generar y potenciar en las comarcas espacios de debate, mejorando la representatividad del Consejo, y garantizando su pluralidad y el equilibrio de género. Según ha avanzado Imanol Lasa, las transformaciones que se están abordando en este Foro mejorarán su “operatividad”, y permitirán crear una estructura que haga propuestas para que “para que realicen buenas políticas públicas ligadas a la tercera edad”. “Queremos que las personas mayores se sientan más representadas en las decisiones de la Diputación, en sus diferentes fases: planificación, formación, aprobación, seguimiento y ejecución.  Que sientan que su presencia tiene impacto en las políticas que se aprueban, y que estén bien informadas de lo que hacemos en la institución”, ha expuesto.

Si bien el principal cometido del Consejo es participar en las políticas sociales y de bienestar ligadas a las personas mayores, al estar ligado al departamento de Política Social,  el objetivo es ampliar progresivamente su ámbito de actuación, trascendiendo las cuestiones exclusivamente ligadas a la mejora de los servicios sociales, y abriéndolo a otras de interés para las personas mayores como la salud, el transporte y la movilidad. “Queremos que el renovado Consejo sea un instrumento efectivo para poner en valor el activo que suponen estas personas, porque tienen mucho que aportar, y porque han manifestado claramente que quieren hacerlo. Nuestros mayores quieren y deben ser partícipes de la construcción del futuro de Gipuzkoa”, ha destacado el Diputado.

En Gipuzkoa viven actualmente 154.000 personas de más de 65 años, cantidad que va a ir en aumento dado el proceso de envejecimiento poblacional: “Muchas de ellas gozan de buena salud y de un estilo de vida activo”. Por ello, la Diputación se ha marcado como meta, manteniendo como una de las prioridades del Consejo la atención a la dependencia, dar cabida también a los temas que preocupan a las personas mayores independientes, de manera que éste sea “un termómetro” de la tercera edad en su conjunto.

La revitalización del Consejo de Mayores de Gipuzkoa es una de las principales peticiones recibidas en los encuentros mantenidos con asociaciones de personas jubiladas dentro del proceso de Presupuestos Abiertos, a la que se da cauce ahora. La decisión de hacerlo a través de un proceso participativo persigue asegurar la “transparencia, la implicación, el empoderamiento y la pluralidad de las entidades y personas participantes”. También es uno de los temas tratados en la ronda de contactos mantenida recientemente por la Diputación con las asociaciones de personas jubiladas y pensionistas de Gipuzkoa como Nagusilan y Agijupens.

Además de los siete representantes comarcales, formarán parte del Consejo tres representantes de la Diputación, tres representantes de las entidades en las que se organiza el movimiento asociativo de las personas mayores a nivel territorial, dos representantes de entidades sin ánimo de lucro que trabajen en el ámbito de las personas mayores a nivel territorial, un representante de Eudel, y un representante del organismo autónomo Kabia.