Ruta de navegación

Publicador de contenidos

Atrás En marcha la digitalización de todos los terrenos rurales de Gipuzkoa

En marcha la digitalización de todos los terrenos rurales de Gipuzkoa

El diputado general da a conocer en Zegama este programa pionero, que prevé digitalizar en 10 años las lindes de las parcelas de todo el suelo rural; ha compartido también las iniciativas para el impulso el equilibrio territorial.

9 ayuntamientos de Gipuzkoa trabajan ya en la digitalización de sus terrenos rurales con apoyo de la Diputación Foral, de la mano de las ayudas puestas en marcha el año pasado con el fin de definir y actualizar los límites de las propiedades, posibilitando su cartografía digital. Ataun, Olaberria, Orexa, Mendaro, Zumarraga, Azkoitia, Abaltzisketa, Legazpi y Zegama son los primeros municipios que están desarrollando estos trabajos, cofinanciados al 50% por la institución foral una con aportación hasta el momento de 173.000 euros. Mediante estas ayudas, que se seguirán otorgando de forma anual,  la Diputación quiere conseguir en el plazo de una década que las localizaciones de todos los terrenos rurales de Gipuzkoa estén georeferenciadas mediante GPS. Se trata de una iniciativa institucional pionera tanto a nivel de la CAV como del estado.

          En una visita realizada hoy a Zegama, el diputado general Markel Olano ha conocido, en un encuentro de trabajo con el alcalde Joseba Izagirre, los avances de este proyecto en la localidad de Goierri, una de las primeras en acometer este proceso ya que comenzó con el mismo en 2019. Según ha dado a conocer Izagirre, hasta el momento se ha completado el proceso en 2.000 hectáreas, y se ha trasladado la documentación a los y las propietarias para recibir sus alegaciones, e incluir finalmente los resultados en el catastro. En una segunda fase, se cartografiarán los terrenos restantes, aproximadamente la mitad; unos trabajos que ya se han adjudicado y que contarán con una subvención foral de 30.000 euros.

          Izagirre ha valorado positivamente el proyecto, destacando que era un trabajo “necesario”. “Existe un gran desconocimiento sobre dónde comienzan y finalizan los terrenos. La información se pierde con con el cambio generacional, y la que existe en el catastro, la que tenemos en el Ayuntamiento o la que tienen los y las dueñas no siempre coinciden. Cuando terminemos este proceso tendremos toda la información ordenada, acordada y en soporte digital”.

            Olano, por su parte, ha destacado la “proactividad” del Ayuntamiento de Zegama en este proyecto, y que la colaboración de los consistorios y las personas propietarias va a ser “fundamental”. “Queremos extender la apuesta de la Diputación por la transformación digital también al ámbito rural. Esta iniciativa nos va a permitir contar con una información valiosa tanto para la ciudadanía propietaria de los terrenos, como para el conjunto de las instituciones públicas. Con la digitalización de los terrenos rurales dispondremos de una base de datos actualizada que facilitará la gestión del medio rural de Gipuzkoa y la adopción de políticas de impulso y planificación eficaces, con un fundamento sólido e innovadoras”.

El 90% de los terrenos de Gipuzkoa es suelo rural e históricamente estos terrenos han estado ligados al caserío; sin embargo, en las últimas décadas, la sociedad guipuzcoana se ha vuelto más urbana, lo que ha conllevado la pérdida de conocimiento sobre las fincas y sobre sus mojones. Consciente de esta situación y con el objetivo de traspasar una información completa y clara a las generaciones posteriores, la Diputación puso en marcha en 2021 esta iniciativa con el fin de recoger digitalmente los límites de las parcelas de todo el suelo rural de Gipuzkoa. Olano ha adelantado que esperan completar el proceso en diez años, para lo que la Diputación prevé una inversión total de 3 millones (300.000 euros al año). Cada municipio deberá aportará el 50% restante, y el proyecto no supondrá ningún coste para los y las propietarias de los terrenos.

La institución foral convocará anualmente las subvenciones a los ayuntamientos, y se pondrá en marcha un grupo de trabajo formado por la empresa encargada de realizar los trabajos, el ayuntamiento y la Diputación. Los y las propietarias de los terrenos determinarán los límites definitivos con los terrenos colindantes. En caso de desacuerdo se realizará una mediación, y si no se llega a un acuerdo la información correspondiente a estos mojones quedará sin actualizar. Se acudirá al monte y se recogerán los puntos exactos de las localizaciones mediante GPS. El levantamiento topográfico se realizará con precisión decimétrica, identificando los mojones existentes y otros puntos de interés. Se recorrerá la linde, tomando puntos de posición en los quiebros de la misma. Este levantamiento mediante acuerdo deberá abarcar al menos al 90% de las parcelas catastrales. Posteriormente, se trasladarán las localizaciones al programa GIS (Geographical Information System).

Equilibrio territorial – Landagipuzkoa

En la visita, en la que también ha participado el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural Jabier Larrañaga, así como responsables forales del ámbito rural de la Diputación, han podido conocer de primera mano el resto de actuaciones realizadas en Zegama en el marco del programa Landagipuzkoa. Concretamente, se han trasladado a uno de los 61 baserris que ya disfrutan ya de una conexión a internet con banda ancha ultrarrápida, gracias al programa puesto en marcha en 2018 por la Diputación para extender la misma en municipios de menos de 2.500 habitantes. Otros 13 baserris del municipio dispondrán de la misma en 2023, año para el que en el que la institución foral prevé tener finalizado el proxeso de extensión en todas las viviendas rurales de Gipuzkoa. Hasta ahora ha invertido para ello 4,83 millones.

          También han podido ver la evolución de los trabajos del nuevo local que acogerá los servicios de ludoteca y Gazte Leku, otro de los proyectos apoyados por la Diputación dentro de este programa con una ayuda de 100.000 euros. Permitirá unificar los dos servicios, que hasta ahora se prestaban en distintas dependencias municipales, en un mismo espacio físico, así como ampliar las instalaciones. Según ha informado el alcalde, los trabajos supondrán una mejora en los equipamientos para la ciudadanía del municipio, y constan de dos fases: en una primera, ya concluida, se renovó la fachada, y en la segunda, ya muy avanzada, se está acondicionando el interior de los locales. La inversión total es de 308.000 euros. Por último, se han trasladado a uno de los caminos rurales renovados con apoyo de la Diputación: el año pasado se acometieron los trabajos en Altzibar-Errota, y en 2019 en Gosategi e Iruetxeta, con una aportación foral que ronda los 55.000 euros. Desde la pasada legislatura, se han renovado más de 300 kilómetros de caminos rurales.     

             Olano ha subrayado que la cohesión y el equilibrio territorial es “un activo que debemos mantener, para seguir construyendo un futuro basado en la igualdad. Gipuzkoa no puede entenderse sin su medio rural. Los pueblos y municipios pequeños del entorno rural son una de nuestras señas de identidad, forman parte de nuestra esencia, por lo que vamos a seguir apoyándolos y de contribuyendo a mejorarla calidad de vida de sus habitantes. Queremos unos pueblos y unas comarcas fuertes y dinámicas, porque son imprescindibles para seguir construyendo una Gipuzkoa más verde, social y competitiva.  Nuestro objetivo es garantizar unos servicios y un nivel de bienestar homologable al de las ciudades y municipios urbanos, para, además de mantener la población, hacer del entorno rural un entorno atractivo y competitivo, para vivir y para trabajar”.

  

2942