Atrás

Se generarán 4.000 nuevos empleos en servicios sociales hasta 2019

Foto Se generarán 4.000 nuevos empleos en servicios sociales hasta 2019

Se generarán 4.000 nuevos empleos en servicios sociales hasta 2019

Markel Olano: “A mayor inversión en servicios sociales más bienestar, menos desigualdad y mayor empleo”

Ekonomia Suspertzeko plana, Gizarte Politikak

El Plan de Reactivación Económica de Gipuzkoa de la Diputación, que cuenta con una inversión anual de 8 millones de euros anuales para servicios sociales, generará 4.000 nuevos empleos relacionados en dicha área hasta 2019. “Gracias a esta apuesta de la Diputación, entre 2015 y 2016 se crearon 2.200 empleos en servicios sociales, y durante 2017 serán 1.000, con una media de 1.000 empleos al año hasta fin de legislatura”, ha destacado el diputado general, Markel Olano, en la presentación de las inversiones que el ente foral realizará este año en servicios sociales dentro del Plan de Reactivación Económica de Gipuzkoa, dotado con 50 millones anuales, de un total de 200 durante la legislatura. Y ha añadido que a mayor inversión en servicios sociales “más bienestar, menos desigualdad y mayor empleo. Y es que por cada millón invertido se generan 25 puestos de trabajo, directos e indirectos”.

“Con este Plan” –ha subrayado Olano- la Diputación quiere ser un elemento activo en la promoción económica del territorio, para consolidar y fortalecer la protección social a través, siempre, de una gobernanza colaborativa. Esta iniciativa busca fortalecer para crecer como un territorio competitivo que está saliendo de la crisis, como un territorio socialmente cohesionado, con un alto grado de bienestar y solidaridad”.

“Asimismo, sabemos que el 80% de las personas mayores quieren ser atendidas en su domicilio, y eso se ha convertido en un objetivo prioritario de esta Diputación. Con ese fin potenciamos y reforzamos todos aquellos servicios que hacen posible atender con calidad en  el domicilio a nuestros mayores; y la PEAP (Prestación económica de asistencia personal) es una de estas medidas”, ha significado el diputado general, que ha estado acompañado por la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña.

Por ese motivo, uno de los programas destacados en servicios sociales dentro del Plan es la extensión y promoción de la PEAP, que, con una inversión anual de 23 millones de euros y con un incremento respecto al Presupuesto de 2016 de 5.134.102 €   procedentes del plan, permitirá la contratación de 1.000 personas en 2017. Según ha explicado Maite Peña, la PEAP “está vinculada a la contratación de un asistente personal por parte de las personas evaluadas como dependientes que apoye y facilite la realización de las actividades básicas de la vida diaria”.  Ha añadido que se trata de un servicio para “promover la autonomía de la persona y el mantenimiento en su entorno habitual.  La cuantía de la ayuda depende del grado de dependencia y es compatible con utilizar la Ayuda a Domicilio o el servicio de Centro de Día”.

A modo de balance, en un año –de marzo de 2016 a febrero de 2017- se han creado 1.266 empleos en servicios sociales, de los cuales 966 han sido para contrataciones de cuidadoras y cuidadores a través de la PEAP. Según los datos de personas afiliadas a la Seguridad Social, en marzo de 2016 había 21.390 personas afiliadas en empleos relacionados con los servicios sociales, mientras que en febrero de este año se ha aumentado a 22.656 (1.266 más).

Peña a su vez ha resaltado que “de las 5.900 personas beneficiarias del PEAP en todo el Estado, 4800 corresponden a Gipuzkoa, es decir, el 81,3% del total”. Y ha explicado que dicho incremento de la PEAP en un año se debe “en gran medida” a la ampliación del derecho “a percibir dichas prestaciones a las personas valoradas con grado de dependencia 1.1”. La diputada ha redundado en que el PEAP es una fórmula que “busca profesionalizar” los cuidados frente al modelo de cuidado familiar, “el más demandado”. “Esta prestación, sin embargo, apenas tiene presencia en el resto de Euskadi, donde aún debe desarrollarse, tal y como marca el despliegue la Ley de Servicios Sociales”.

En lo que respecta al perfil de las personas cuidadoras contratadas a través de la PEAP en Gipuzkoa, la diputada ha cifrado que “el 86,51 % es directamente contratado por la persona dependiente mediante un contrato de trabajo (Sistema Especial para Empleados del Hogar). Y el 13,49 % restante es una empresa la que ofrece el servicio”. Entre las personas contratadas como asistente personal, el 50,8 % es extranjera; el 95,05 % es mujer y solo el 4,95 % es hombre. En cuando a la edad, el 9,04 % tiene menos de 30 años, el 38,82 % tiene entre 30 y 45 años; el 32,68 % entre 45 y 55 años; y el 19,46 % tiene más de 55 años. Por tanto, la edad media de las personas contratadas a través del PEAP es de 45 años”.

 

242 nuevos empleos para personas en exclusión

Dentro del Plan de Reactivación Económica también se incluyen los programas de inserción socio-laboral para personas en exclusión o riesgo de exclusión, a través de diferentes convenios con entidades como Erroak, Zabaltzen, Sendotu, Acceder, Cruz Roja, Caritas y Landuz con una inversión de 418.000 €. A modo ilustrativo, el año pasado, 242 personas (147 mujeres y 94 hombres) encontraron empleo a través de dichos programas de empleabilidad.

Según ha explicado Peña, las personas que acceden a estos programas de inserción socio-laboral de la Diputación son personas entre 18 y 64 años en situación de vulnerabilidad social y entre ellas “nos encontramos con perfiles de discapacidad intelectual, enfermedad mental, jóvenes, mujeres, etnia gitana; todos ellos en riesgo o en situación de exclusión social”. En ese sentido ha expuesto que las intervenciones llevadas a cabo en los programas de inserción socio-laboral, tienen un componente social “muy marcado”, puesto que en primer lugar se trata de “reconducir” situaciones  o combinaciones de factores que dan lugar diversas “desventajas” que desencadenan en situaciones de exclusión social.

 

Plan de inversiones

Además del plan de reactivación económica, próximamente el gobierno foral va aprobar el plan plurianual para la construcción, renovación y modernización de los servicios sociales, con una inversión de 11 millones a lo largo de la legislatura, y cuya convocatoria se va a sacar este año. Asimismo, en 2017 se subvencionará 500.000 € para la apertura de un nuevo centro especial de empleo de Katea Legaia en Zarautz.

Para finalizar, la diputada ha recalcado que ante una presumible recuperación económica se constata que, sin un modelo de protección social construido durante décadas, los efectos de la crisis en la sociedad guipuzcoana serían, como en otros lugares del Estado y de Europa, “mucho más apreciables en términos de descenso del poder adquisitivo, precariedad laboral, pobreza y desigualdad”. En ese sentido ha significado que el modelo de protección guipuzcoano se apoya en el “amplio y dinámico” capital social existente en el Territorio, basado en las redes de relaciones familiares y de solidaridad de la sociedad civil organizada, con especial protagonismo del Tercer Sector, que “conectan y apoyan” las necesidades de las personas desde valores de “cohesión, cooperación, compromiso, solidaridad, universalidad, dignidad y corresponsabilidad”.