Ir al menú principal Ir al contenido principal
Atrás

Diputación publica material innovador para prevenir la violencia sexista desde la infancia y la adolescencia

Foto Diputación publica material innovador para prevenir la violencia sexista desde la infancia y la adolescencia

Diputación publica material innovador para prevenir la violencia sexista desde la infancia y la adolescencia

Bajo el título ‘Pausso’, el Órgano Foral para la Igualdad ha puesto a disposición de educadores cuatro audiovisuales diferentes adaptados a los diferentes momentos del desarrollo infantil; se trata de uno de los proyectos en los Presupuestos Abiertos 2020.

Diputación publica material innovador para prevenir la violencia sexista desde la infancia y la adolescencia

Con el objetivo de trabajar la prevención precoz de la violencia sexista en niñas, niños y jóvenes de 6 a 14 años, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha desarrollado y editado un material audiovisual innovador que se pone a disposición de la red educativa y de los educadores y educadoras del territorio. Se trata de uno de los proyectos priorizados por la ciudadanía en los Presupuestos Abiertos 2020 y, bajo el título “Pausso”, se han generado cuatro recursos que se adaptan a los diferentes momentos de desarrollo de la infancia y la adolescencia, cada uno con su guía didáctica específica.

Bajo estas premisas, en el contexto de este proyecto se han trabajado un vídeo de animación, un videojuego, un vídeo y una aplicación para el móvil para los tramos de edad 6-8, 8-10, 10-12 y 12-14 años, respectivamente. En la rueda de prensa ofrecida esta mañana, Eider Mendoza, diputada foral de Gobernanza y Miren Elgarresta, directora foral de Igualdad, han presentado las características de estos materiales. También han estado acompañadas en la presentación por Ilazki Gainza, en representación de la cooperativa Kalaka, que ha llevado a cabo el diseño de los materiales.

La diputada foral y portavoz han manifestado que la sociedad guipuzcoana hace suyo el trabajo y la reivindicación por la "igualdad", tal y como refleja la acción elegida por la ciudadanía en los Presupuestos Abiertos. Mendoza recuerda que, a pesar de las dificultades, en los dos últimos años cerca de 15.000 personas ha participado en las diferentes fases del proceso y entre todas estas aportaciones una de las demandas más destacadas fue trabajar la prevención de la violencia machista con niñas, niños y adolescentes, “desde una perspectiva coeducativa y con material audiovisual”.

La Diputada considera que es “de vital importancia” dar cauce a este tipo de proyectos, teniendo en cuenta que la violencia sexista es “la consecuencia más grave de la desigualdad estructural entre mujeres y hombres”. “Por eso es tan necesario trabajar en este tema desde edades tempranas, porque probablemente esta sea la forma más efectiva de prevenir la violencia sexista, desaprender esas estructuras, roles y estereotipos que generan desigualdad y trabajar nuevos valores y modelos”, ha subrayado.

Miren Elgarresta ha profundizado en que los audiovisuales están orientados a la "acción", es decir, pretenden ser una herramienta para la dinámica de trabajo con niños y jóvenes. “Para hacer frente a las situaciones sexistas hay que detenerse, seguir, desarrollar una reflexión, mirar y, por último, abordar el camino de la prevención de una forma conjunta, es decir, dar un paso en el ese camino. De ahí el nombre del proyecto, Pausso, que pretende ser una invitación a detenerse en las actividades habituales de los niños y niñas y a observar comportamientos y prejuicios que provocan violencia machista para, posteriormente, provocar un cambio en las costumbres propias”, ha señalado la directora de Igualdad.

Elgarresta ha añadido que “la igualdad hay que aprenderla, pero desaprendiendo la desigualdad”, porque para ello es imprescindible el trabajo desde el punto de vista educativo. “No es sólo apoyar a las chicas que sufren violencia, sino transformar radicalmente el pensamiento y los valores que sitúan a las mujeres en un segundo plano. Eso lo hemos trabajado críticamente hasta ahora, pero tenemos que ofrecer alternativas a las nuevas generaciones, cómo ser joven, chica o chico al margen de modelos sexistas”, ha reflexionado y ha considerado “muy interesante” la aportación de Pausso desde esta perspectiva, que propone “nuevos modelos” que nos permitan ver “cómo ser tanto a nivel individual como colectivo”.

Para llevar a cabo los objetivos marcados por la ciudadanía en los Presupuestos Abiertos, el Órgano para la Igualdad de Mujeres y Hombres ha colaborado tanto con el Servicio de Promoción de Infancia, Adolescencia y Juventud como con la Dirección de Igualdad Lingüística. Además, para trabajar en el desarrollo de contenidos se ha constituido un grupo de trabajo con personas expertas en igualdad de mujeres y hombres, en prevención de la violencia sexista y en materia audiovisual. Teniendo en cuenta las aportaciones de todos y todas, el proyecto ha sido llevado a cabo por la cooperativa Kalaka, destacando las siguientes características:

  • Se ha priorizado la prevención temprana. A la hora de trabajar la prevención de la violencia sexista lo habitual es trabajar con adolescentes, por lo que se asumió el reto de producir contenidos para los más jóvenes: las y los destinatarios de “Pausso” son niñas, niños y adolescentes de 6-14 años.
  • Se han realizado cuatro audiovisuales diferentes que se adaptan a diferentes momentos de desarrollo: un vídeo de animación para el tramo de edad de 6-8 años, un videojuego para el tramo de 8-10 años, un vídeo para el tramo de 10-12 años y una aplicación para móvil para el tramo de 12-14 años.
  • Todos los audiovisuales pretenden ser una herramienta para llevar a cabo dinámicas de trabajo con niñas, niños y jóvenes. Vinculado a cada recurso, se ha publicado también la guía educativa pedagógica correspondiente.
  • Se basa en un enfoque feminista para trabajar la violencia sexista, lo que significa que la violencia sexista se sitúa en la desigualdad estructural entre mujeres y hombres. Por lo tanto, prevenir la violencia sexista requiere desaprender estas estructuras, roles y estereotipos y aprender nuevos modelos.

El material estará disponible para educadoras, educadores y redes educativas de educación formal y no formal y ya está disponible para cualquier persona en la web www.berdintasuna.eus.

 

Todo el proyecto se ha diseñado en función de las características y competencias pedagógicas de los niños y jóvenes de 6 a 14 años, dividiendo el público destinatario en 4 grupos. Según ha profundizado Ilazki Gainza, de cada ciclo a otro cambia la percepción que tienen tanto los niños como los jóvenes sobre temas de igualdad. "Por ello, muestran diferentes capacidades y necesidades para identificar el sexismo y las múltiples expresiones de violencia sexista en cada franja de edad. Siendo esto así, se ha dado un tratamiento diferente a los contenidos pedagógicos y coeducativos que constituyen el núcleo central de este proyecto. La elaboración de estos contenidos se ha llevado a cabo desde una perspectiva pedagógica, coeducadora y feminista transversal y se han desarrollado sabiendo que existen expresiones de desigualdad, discriminación y violencia sexista que se reproducen en cada franja de edad ", ha explicado.

En resumen, los instrumentos que propone Pausso para cada tramo de edad serían los siguientes:

  • 6-8 años: A través del audiovisual de animación, tomando como referencia sus dibujos animados favoritos y con la ayuda del elefante Pausso, los niños y niñas de esta edad harán un acercamiento para identificar el sexismo.
  • 8-10 años: Con la ayuda de un videojuego que plantea la vida cotidiana y las situaciones que viven en los juegos, las y los jóvenes adquirirán recursos para identificar el sexismo.
  • 10-12 años. Un audiovisual de ficción les ayudará a visibilizar y mostrar las bases del sexismo y la violencia que pasan desapercibidas en las redes sociales.
  • 12-14 años. Aplicación Pausso, válida para móviles basados en la plataforma Android y disponible también desde la web. A través de esta app, de forma creativa y participativa, las y los jóvenes podrán identificar el sexismo y la violencia sexista en las canciones, series o películas que consumen, elaborando listas alternativas en el trabajo en grupo.